Es­tra­te­gias pa­ra ase­gu­rar los equi­pos de de­mo­li­ción

Las de­mo­li­cio­nes de in­fra­es­truc­tu­ra no son ta­rea fá­cil, re­quie­ren de una pla­ni­fi­ca­ción es­tric­ta y mu­cha se­gu­ri­dad, no so­lo pa­ra los obre­ros que in­ter­vie­nen sino pa­ra los equi­pos pro­pios o ren­ta­dos.

Construir Guatemala - - Maquinaria En Acción - Co­la­bo­ra: Ka­ri­na Ce­di­llos, El Sal­va­dor Edi­ta: Eli­za­beth Cantú Ma­cías, Pa­na­má

Si se ha­bla des­de el pun­to de vis­ta de la pan­ta­lla chi­ca, cuan­do nos re­fe­ri­mos al tér­mino de­mo­li­ción, una de las pri­me­ras imá­ge­nes que vie­nen a la men­te, es una de las es­ce­nas de la se­rie te­le­vi­sa “Des­trui­do en Se­gun­dos”. Pe­ro tras ca­da una de esas pie­zas de hie­rro y con­cre­to que caen a pe­da­zos uno tras otro, exis­te un plan de tra­ba­jo de­ta­lla­do y ex­haus­ti­vo. Ho­ras de re­vi­sión mi­li­me­tra­da, pa­rá­me­tros de se­gu­ri­dad que nun­ca so­bran, y ma­qui­na­ria que de­be te­ner las óp­ti­mas con­di­cio­nes.

En la re­gión las ac­ti­vi­da­des de de­mo­li­ción no tie­nen una fre­cuen­cia tan al­ta, sin em­bar­go, siem­pre hay opor­tu­ni­dad pa­ra re­cu­pe­rar al­gún es­pa­cio y así dar lu­gar a otra in­fra­es­truc­tu­ra, eli­mi­nar al­gún es­com­bro de edi­fi­cios in­ha­bi­li­ta­dos por el pa­so del tiem­po o bien da­ña­dos por fe­nó­me­nos na­tu­ra­les.

Es to­do un te­ma que no só­lo pa­sa por una so­li­ci­tud de eli­mi­nar lo que ya no fun­cio­na, sino que se de­ben cum­plir cier­tos re­qui­si­tos le­ga­les a ni­vel de ca­da país.

El di­rec­tor eje­cu­ti­vo de pro­yec­tos Ser­vi­tec S.A. de C.V, en El Sal­va­dor, Ri­car­do To­rres, ex­pli­ca que si bien el uso del equi­po en ese país no re­quie­re de un per­mi­so, el pro­ce­so de de­mo­li­ción en sí mis­mo, cuan­do se uti­li­za­sen ex­plo­si­vos in­dus­tria­les, de­be cum­plir con las normas es­ta­ble­ci­das en su na­ción.

Señaló que no se pue­de de­mo­ler con ex­plo­si­vos in­dus­tria­les si an­tes no hay una ins­pec­ción de la Po­li­cía Na­cio­nal Ci­vil y la Di­vi­sión de Ar­mas y Ex­plo­si­vos, quie­nes ins­pec­cio­nan el área pa­ra lue­go emi­tir un ac­ta de cum­pli­mien­to.

La otra en­ti­dad que in­ter­vie­ne pa­ra es­tos ca­sos en El Sal­va­dor es el Mi­nis­te­rio de la De­fen­sa

La se­gu­ri­dad es fun­da­men­tal du­ran­te la pla­ni­fi­ca­ción de una de­mo­li­ción. Por eso lo pri­me­ro es co­no­cer el es­ta­do en que se en­cuen­tra el equi­po me­cá­ni­co que se uti­li­za­rá.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Guatemala

© PressReader. All rights reserved.