Di­se­ño bio­cli­má­ti­co tam­bién fun­cio­na en ace­ro

la fa­cha­da bio­cli­má­ti­ca de la to­rre de desa­rro­llo ru­ral de­mos­tró que es­te di­se­ño es ver­sá­til y pue­de apli­car tam­bién a edi­fi­ca­cio­nes con es­truc­tu­ra de ace­ro.

Construir Guatemala - - En Planos - Lucía León, pe­rio­dis­ta, lu­cia.leon@gru­po­cer­ca.com

An­te tem­po­ra­das ca­da vez más ca­lu­ro­sas y la im­por­tan­cia de pre­ser­var el me­dio am­bien­te, la industria de la cons­truc­ción ha desa­rro­lla­do sis­te­mas de fa­cha­das bio­cli­má­ti­cas que per­mi­ten re­du­cir la tem­pe­ra­tu­ra y man­te­ner con­di­cio­nes es­ta­bles y có­mo­das pa­ra los usua­rios.

La pri­mer fa­cha­da bio­cli­má­ti­ca en Gua­te­ma­la fue ins­ta­la­da en la To­rre de Desa­rro­llo Ru­ral, ubi­ca­da so­bre la Ave­ni­da Re­for­ma de la zo­na 9 ca­pi­ta­li­na. De acuer­do con la em­pre­sa Vér­ti­ce Tres, “las fa­cha­das bio­cli­má­ti­cas son una ne­ce­si­dad pa­ra ha­cer­le fren­te a los efec­tos de tem­pe­ra­tu­ras ele­va­das y llu­vias in­ten­sas pro­pias del ca­len­ta­mien­to glo­bal”, aña­den.

El pro­yec­to con­sis­tió en ins­ta­lar una pa­ne­le­ría con sis­te­ma tuer­ca re­ma­che, com­pues­to por pa­ne­les tri­di­men­sio­na­les con un pa­trón per­so­na­li­za­do en cor­te cnc la­ser. Se­gún Vér­ti­ce Tres, uno de los prin­ci­pa­les re­tos fue tra­ba­jar so­bre una es­truc­tu­ra de ace­ro, ya que la to­rre fue cons­trui­da con es­te ma­te­rial.

La fa­cha­da cu­bre los la­dos Oes­te y Es­te de la to­rre y su área abar­ca cer­ca de 3 mil m2 de la su­per­fi­cie del in­mue­ble. Pa­ra su ins­ta­la­ción se ana­li- za­ron las co­rrien­tes de vien­to que so­plan en el sec­tor, pues es­to de­ter­mi­nó la se­lec­ción de tor­ni­llos inoxi­da­bles que de­bían em­plear­se.

As­pec­tos eco­ló­gi­cos

Las fa­cha­das di­se­ña­das por la em­pre­sa co­lom­bia­na Rol­for­ma­dos y dis­tri­bui­das en Gua­te­ma­la por Vér­ti­ce Tres, in­cor­po­ran los li­nea­mien­tos LEED (Lea­ders­hip in Energy and En­vi­ro­men­tal Design) y cuen­tan con el aval del U.S. Green Buil­ding Coun­cil.

Du­ran­te su pro­duc­ción e ins­ta­la­ción el ma­te­rial so­lo se cor­ta, se do­bla, se pin­ta, se en­sam­bla y se em­pa­ca. Al no exis­tir sol­da­du­ras, se evi­ta con­ta­mi­na­ción au­di­ti­va.

Los cuer­pos son com­pac­tos, es de­cir, no po­seen jun­tas ho­ri­zon­ta­les que per­mi-

Pa­ra es­te pro­yec­to se re­qui­rie­ron trián­gu­los de 3 me­tros de an­cho por 6 me­tros, con una in­cli­na­ción pa­ra dar­le una apa­rien­cia en ter­ce­ra di­men­sión.

tan acu­mu­la­ción de agen­tes con­ta­mi­nan­tes o vec­to­res, fa­vo­re­cien­do así la fá­cil lim­pie­za y el man­te­ni­mien­to, se­gún se re­quie­ra. Cuan­do llue­ve, las per­fo­ra­cio­nes en el di­se­ño tam­bién fa­ci­li­tan que la fa­cha­da se la­ve pe­ro sin que el ma­te­rial se oxi­de en un fu­tu­ro.

Ver­sa­ti­li­dad y sos­te­ni­bi­li­dad

En la To­rre de Desa­rro­llo Ru­ral el di­se­ño de mo­du­la­ción fue en ter­ce­ra di­men­sión pa­ra dar­le a ca­da pa­nel la apa­rien­cia de pi­rá­mi­des y, que a la vez, se pu­die­ra con­tar con los be­ne­fi­cios de una se­gun­da piel pa­ra el edi­fi­cio. Se­gún Vér­ti­ce Tres, el úni­co lí­mi­te es­tá en la crea­ti­vi­dad de los ar­qui­tec­tos por­que el alu­mi­nio es tan ver­sá­til, que se pue­den apli­car to­do ti­po de di­se­ños.

Pa­ra es­te pro­yec­to se re­qui­rie­ron trián­gu­los de 3 me­tros de an­cho por 60 me­tros, con una in­cli­na­ción pa­ra dar­le una apa­rien­cia en ter­ce­ra di­men­sión. La pa­le­ta de co­lo­res em­plea­da per­te­ne­ce a la car­ta RAL e in­clu­ye el blan­co, anaran­ja­do y 5 to­na­li­da­des de ver­de. Se apli­có pin­tu­ra en pol­vo ter­mo­cu­ra­da con pro­tec­ción UV, que ac­túa de for­ma neu­tral y sin nin­gún ti­po de emi­sión.

A par­tir de las tec­no­lo­gías CNC di­gi­tal de al­ta pre­ci­sión y con aca­ba­dos ter­mo­cu­ra­dos de al­ta re­sis­ten­cia, se pue­de crear una am­plia va­rie­dad de tex­tu­ras, co­lo­res y per­fo­ra­cio­nes.

Las subes­truc­tu­ras y so­por­tes de edi­fi­ca­ción de ca­da pa­nel es­tán di­se­ña­dos de acuer­do al ta­ma­ño de la fa­cha­da que se va a cu­brir. Ade­más, las tex­tu­ras crea­das jue­gan con el res­to de la edi­fi­ca­ción.

Las pin­tu­ras ar­qui­tec­tó­ni­cas em­plea­das de­ben cum­plir con las nor­mas de VOC´s de Green Seal Stan­dards GS-11, Paints, 1st edi­tion, May 20, 1993. Los an­ti co­rro­si­vos apli­ca­dos en el in­te­rior no de­ben ex­ce­der 250 g/l es­ta­ble­ci­do por el Green Seal Stan­dards GC-03, An­ti Co­rro­si­ve Paints, 2nd edi­tion, Ja­nuary 7, 1997.

Du­ran­te el pro­ce­so de ins­ta­la­ción se in­vo­lu­cró un equi­po con­for­ma­do por unas 20 per­so­nas que tra­ba­ja­ron con un equi­po si­mi­lar al que em­plean los al­pi­nis­tas. De acuer­do con Vér­ti­ce Tres, el ob­je­ti­vo fue dar un pa­so más allá de lo que las nor­mas re­quie­ren en cuan­to a la se­gu­ri­dad in­dus­trial pa­ra ga­ran­ti­zar la se­gu­ri­dad de las per­so­nas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Guatemala

© PressReader. All rights reserved.