El du­ro im­pac­to de las ta­sas de in­te­rés

El sec­tor cons­truc­ción si­gue su­frien­do las con­se­cuen­cias de ba­jos ni­ve­les de cré­di­tos pa­ra sec­tor pri­va­do, pe­ro bus­ca al­ter­na­ti­vas, en­tre ellos los fon­dos de in­ver­sión.

Construir Guatemala - - Perspectivas 2017 - Kar­la Fer­nán­dez, pe­rio­dis­ta, kar­la.fer­nan­dez@gru­po­cer­ca.com

El cré­di­to al sec­tor pri­va­do en Cos­ta Ri­ca cre­ció un 11.64% de for­ma in­ter­anual du­ran­te agos­to de 2016, ni­vel mí­ni­mo del úl­ti­mo año, de ma­ne­ra que con­ti­núa con la ten­den­cia des­cen­den­te que se ob­ser­va en el se­gun­do se­mes­tre.

Asi­mis­mo, por pri­me­ra vez en los úl­ti­mos 12 me­ses, el sal­do del cré­di­to en dó­la­res mos­tró una re­duc­ción res­pec­to al mes an­te­rior, aun­que man­tie­ne ta­sas de cre­ci­mien­to ma­yo­res al cré­di­to en co­lo­nes.

Es­ta dis­mi­nu­ción del cré­di­to es­tá re­la­cio­na­da con la in­cer­ti­dum­bre en torno a la evo­lu­ción de al­gu­nas va­ria­bles, co­mo el ti­po de cam­bio y otras me­di­das re­gu­la­to­rias que des­in­cen­ti­van el cré­di­to en dó­la­res. Ade­más, tie­ne un im­pac­to im­por­tan­te en la po­si­bi­li­dad de ob­te­ner fi­nan­cia­mien­to del sec­tor cons­truc­ción y re­ve­la una des­me­jo­ra en los úl­ti­mos me­ses, tan­to en la cons­truc­ción pú­bli­ca co­mo en la pri­va­da.

La si­tua­ción es tam­bién com­ple­ja en el ca­so de Hon­du­ras, aun­que por dis­tin­tas ra­zo­nes. Se­gún Sil­vio La-

Ac­tual­men­te, en Cos­ta Ri­ca ope­ran cin­co FDIs ce­rra­dos que se ges­tio­nan por cua­tro ad­mi­nis­tra­do­ras.

rios, el ge­ren­te ge­ne­ral de la Cá­ma­ra Hon­du­re­ña de la Industria de la Cons­truc­ción (Chi­co), los in­tere­ses de la ban­ca pa­ra el fi­nan­cia­mien­to de la cons­truc­ción to­da­vía si­guen al­tos y los pla­zos de pa­go es­ta­ble­ci­dos son muy cor­tos.

“Así ja­más van a pro­gre­sar los te­mas o pro­yec­tos, ya sean de vi­vien­da so­cial o de cons­truc­ción en ge­ne­ral, por­que a la ban­ca lo que le in­tere­sa son al­tos ré­di­tos al me­nor tiem­po po­si­ble y eso es muy de Hon­du­ras, no de la re­gión”, aco­tó.

Por su par­te, el Ing. Iván De Yca­za, presidente de la Cá­ma­ra Pa­na­me­ña de la Cons­truc­ción (CAPAC), di­jo que en su país, don­de el fi­nan­cia­mien­to pa­ra cons­truc­ción se ad­quie­re prin­ci­pal­men­te por la ban­ca pri­va­da, los prés­ta­mos in­te­ri­nos de cons­truc­ción han caí­do en un 10% es­te año.

“Eso quie­re de­cir que va muy de la mano con la caí­da en per­mi­sos de cons­truc­ción, hay me­nos cons­truc­ción”, di­jo al aña­dir que el fi­nan­cia­mien­to hi­po­te­ca­rio, co­mo el pro­duc­to ter­mi­na­do, ca­sas o apar­ta­men­tos, se es­tu­vie­ron cons­tru­yen­do an­tes y se es­tán ven­dien­do aho­ra, en­ton­ces el ban­co fi­nan­cia la hi­po­te­ca.

No to­dos son malas no­ti­cias, en el ca­so de Gua­te­ma­la, Ser­gio Re­ci­nos, presidente en fun­cio­nes del Ban­co de Gua­te­ma­la, di­jo que la expectativa en es­te país es fa­vo­ra­ble por­que el cré­di­to al sec­tor cons­truc­ción ha cre­ci­do po­si­ti­va­men­te. Pe­ro es­tos va­lo­res son in­su­fi­cien­tes pa­ra in­cre­men­tar la com­pe­ti­ti­vi­dad.

“En la me­di­da que la Re­ser­va Fe­de­ral pue­da au­men­tar las ta­sas de in­te­rés, en Gua­te­ma­la y el res­to de La­ti­noa- mé­ri­ca tam­bién po­drían in­cre­men­tar­se, pe­ro es­te cam­bio se­ría le­ve y gra­dual”, des­ta­có.

En El Sal­va­dor las con­di­cio­nes cre­di­ti­cias pa­ra la cons­truc­ción y com­pra de vi­vien­da se en­cuen­tran en­du­re­ci­das co­mo con­se­cuen­cia de la in­ter­na­cio­na­li­za­ción de la ban­ca. La si­tua­ción fi­nan­cie­ra ac­tual es cohe­ren­te con el de­cre­ci­mien­to en la cons­truc­ción de pro­yec­tos, de acuer­do con lo in­for­ma­do por la Cá­ma­ra Sal­va­do­re­ña de la Industria de la Cons­truc­ción (Ca­sal­co).

Fon­dos de in­ver­sión

Ca­be re­cor­dar que los fon­dos de in­ver­sión pa­ra el sec­tor de la cons­truc­ción tie­nen co­mo ob­je­ti­vo brin­dar a los in­ver­sio­nis­tas un ins­tru­men­to en ac­ti­vos de ren­ta va­ria­ble y que bus­ca el cre­ci­mien­to del ca­pi­tal en el lar­go pla­zo.

En Hon­du­ras, los sec­to­res de la cons­truc­ción re­la­cio­na­dos con ener­gía y ca­rre­te­ras tie­ne un pre­su­pues­to asig­na­do por 8 464 mi­llo­nes de lem­pi­ras, equi­va­len­te al 59% del to­tal de pro­gra­mas de in­ver­sión en el sec­tor pú­bli­co, in­for­mó Ro­cío Ta­bo­ra, vi­ce­mi­nis­tra de Cré­di­to Pú­bli­co de la Se­cre­ta­ría de Fi­nan­zas.

En El Sal­va­dor las ta­sas pa­ra cons­truc­ción ac­tua­les ron­dan en un 12% pe­ro más que una ta­sa óp­ti­ma, lo más im­por­tan­te es la apro­ba­ción de los cré­di­tos que hoy en día tie­nen mu­cha di­fi­cul­tad pa­ra su otor­ga­mien­to, pe­ro es­pe­ran una in­ver­sión pri­va­da que ron­de en­tre los US$350 y US$600 mi­llo­nes.

En la re­gión se re­quie­re de ta­sas de in­te­rés en pro­me­dio pon­de­ra­do, lo que per­mi­te amor­ti­guar el ca­pi­tal a más cor­to pla­zo, re­mar­có Re­ci­nos, del Ban­co de Gua­te­ma­la.

Re­cien­te­men­te, la nor­ma­ti­va de fon­dos de in­ver­sión de Cos­ta Ri­ca in­cor­po­ró la fi­gu­ra de Fon­dos de In­ver­sión de Desa­rro­llo de Pro­yec­tos (FDP) co­mo una al­ter­na­ti­va pa­ra am­pliar las op­cio­nes de fi­nan­cia­mien­to (vía co­lo­ca­ción de par­ti­ci­pa­cio­nes de un FDP). Es­te ti­po de fon­do pue­de em­plear­se en pro­yec­tos de in­fra­es­truc­tu­ra pú­bli­ca y pri­va­da, así co­mo en desa­rro­llos in­mo­bi­lia­rios (ya sean re­si­den­cia­les o con fi­nes co­mer­cia­les), en­tre otros ti­pos de pro­yec­tos.

La ca­li­fi­ca­do­ra de ries­go Fitch Ra­tings con­si­de­ra que los FDPs po­drían con­tri­buir a in­cre­men­tar el di­na­mis­mo en la industria de fon­dos de in­ver­sión y am­pliar el uni­ver­so de opor­tu­ni­da­des de in­ver­sión, fa­vo­re­cien­do así el mer­ca­do de ca­pi­ta­les. An­te las ne­ce­si­da­des im­por­tan­tes de in­fra­es­truc­tu­ra en Cos­ta Ri­ca, los FDPs, que por la na­tu­ra­le­za de lar­go pla­zo e ilí­qui­da de su ac­ti­vo sub­ya­cen­te se­rán ce­rra­dos (tam­bién exi­gi­do por re­gu­la­ción), se cons­ti­tu­yen co­mo un vehícu­lo de pro­pó­si­to es­pe­cial adi­cio­nal a los ya exis­ten­tes pa­ra la con­se­cu­ción de es­te ti­po de pro­yec­tos.

Cos­ta Ri­ca cuen­ta con ex­pe­rien­cia en el desa­rro­llo de pro­yec­tos in­mo­bi­lia­rios vía fon­dos de in­ver­sión, a tra­vés de los Fon­dos de Desa­rro­llo In­mo­bi­lia­rio (FDI), que ope­ran des­de 2008. La re­gu­la­ción nue­va in­clu­ye a los FDIs den­tro de los FDPs. Es­tos FDIs in­vier­ten en el desa­rro­llo de in­mue­bles en di­fe­ren­tes eta­pas de avan­ce y con di­ver­sos fi­nes (cen­tros de ofi­ci­nas, com­ple­jos tu­rís­ti­cos y re­si­den­cia­les).

Ac­tual­men­te, en Cos­ta Ri­ca ope­ran cin­co FDIs ce­rra­dos que se ges­tio­nan por cua­tro ad­mi­nis­tra­do­ras. A ju­nio de 2016, los ac­ti­vos ges­tio­na­dos (AuM) to­ta­les al­can­za­ron apro­xi­ma­da­men­te US$176,1 mi­llo­nes (AuM ne­tos: US$90,2 mi­llo­nes) y a mar­zo de 2016 par­ti­ci­pa­ban 364 in­ver­sio­nis­tas.

En El Sal­va­dor las con­di­cio­nes cre­di­ti­cias pa­ra la cons­truc­ción y com­pra de vi­vien­da se en­cuen­tran en­du­re­ci­das co­mo con­se­cuen­cia de la in­ter­na­cio­na­li­za­ción de la ban­ca.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Guatemala

© PressReader. All rights reserved.