¿Cuál es el país con ma­yor tra­mi­to­lo­gía?

El ex­ce­so de ges­tio­nes si­gue sien­do un obs­tácu­lo a ven­cer, aun­que ca­da vez su me­jo­ra se in­cre­men­ta con nue­vas for­mas di­gi­ta­les pa­ra su di­li­gen­cia.

Construir Guatemala - - SUMARIO - Por Gui­ller­mo Ca­ra­zo, con­sul­tor, di­rec­ti­vo y ex pre­si­den­te de la Cá­ma­ra Cos­ta­rri­cen­se de la Cons­truc­ción.

Un re­cuen­to de los trá­mi­tes que so­li­ci­ta ca­da país otor­gar pa­ra per­mi­sos de cons­truc­ción de pro­yec­tos re­si­den­cia­les.

Aún cuan­do se ha se­ña­la­do con fre­cuen­cia que la sim­pli­fi­ca­ción de trá­mi­tes es una de las ta­reas más ur­gen­tes de la Ad­mi­nis­tra­ción Pú­bli­ca, el te­ma pa­re­ce es­qui­vo en el queha­cer de los to­ma­do­res de de­ci­sión, que no han po­di­do lle­var a la prác­ti­ca modelos ver­da­de­ra­men­te ági­les y efi­cien­tes.

La mo­der­ni­za­ción, uni­fi­ca­ción y digitalización de pro­ce­sos son ideas que pa­ra al­gu­nas ins­ti­tu­cio­nes se han vuel­to reali­dad, pe­ro otras no lo al­can­zan en per­jui­cio de los usua­rios.

Sin em­bar­go, ac­tual­men­te y lue­go de un de­ci­di­do es­fuer­zo de años atrás de to­dos los in­vo­lu­cra­dos en el te­ma, tra­ba­jan­do de ma­ne­ra con­jun­ta tanto del sec­tor pú­bli­co como el pri­va­do, es que se cuen­ta con he­rra­mien­tas que per­mi­ten dar pasos im­por­tan­tes pa­ra ayu­dar a sa­lir de la ma­ra­ña tra­mi­to­ló­gi­ca y del ex­ce­so de re­qui­si­tos que por años ha ca­rac­te­ri­za­do a los sis­te­mas de per­mi­sos de cons­truc­ción. En es­te ca­so, nos re­fe­ri­mos a la im­ple­men­ta­ción de los sis­te­mas di­gi­ta­les de re­vi­sión y de vi­sa­do de pla­nos, la Pla­ta­for­ma del APC (Ad­mi­nis­tra­dor de Pro­yec­tos de Cons­truc­ción) y el APT (Ad­mi­nis­tra­dor de Pro­yec­tos de To­po­gra­fía), pues­tas en fun­cio­na­mien­to en los años 2011 y 2016, res­pec­ti­va­men­te.

El sis­te­ma digital APC con­cen­tra la re­vi­sión y apro­ba­ción de pla­nos por par­te de las ins­ti­tu­cio­nes del Po­der Eje­cu­ti­vo del Go­bierno, es de­cir, el Ins­ti­tu­to Na­cio­nal de Vi­vien­da y Ur­ba­nis­mo, el Mi­nis­te­rio de Salud, el Cuer­po de Bom­be­ros, el Ins­ti­tu­to de Acue­duc­tos y Al­can­ta­ri­lla­dos y el Co­le­gio Fe­de­ra­do de In­ge­nie­ros y Ar­qui­te­tos, en el que por me­dio de In­ter­net, el pro­fe­sio­nal sube al sis­te­ma, los pla­nos y los

do­cu­men­tos de los re­qui­si­tos pre­vios, sin re­que­rir la pre­sen­ta­ción de pla­nos fí­si­cos en nin­gu­na de estas ins­ti­tu­cio­nes.

Lo im­por­tan­te de es­te pro­yec­to fue que se lo­gró de­fi­nir la lis­ta de los pun­tos a re­vi­sar por par­te de ca­da fun­cio­na­rio de estas ins­ti­tu­cio­nes, dan­do se­gu­ri­dad ju­rí­di­ca tanto al ad­mi­nis­tra­do como al fun­cio­na­rio y es­to lo­gró dis­mi­nuir sen­si­ble­men­te los pla­zos pa­ra la re­vi­sión de los pla­nos.

El pro­yec­to de digitalización de los pla­nos de ca­tas­tro, co­no­ci­do como APT, ac­túa como una ven­ta­ni­lla úni­ca pa­ra el re­gis­tro de pla­nos de ca­tas­tro o agri­men­su­ra, me­dian­te la cual es po­si­ble rea­li­zar la ins­crip­ción en lí­nea de és­tos an­te el Ca­tas­tro Na­cio­nal.

Am­bas ini­cia­ti­vas, for­man par­te de una es­tra­te­gia cu­yo ob­je­ti­vo es usar las he­rra­mien­tas di­gi­ta­les pa­ra ha­cer más ági­les los pro­ce­sos, en el ca­so del APC, el si­guien­te pa­so con­sis­te en ha­cer que el sis­te­ma fun­cio­ne de ma­ne­ra digital pa­ra ob­te­ner los do­cu­men­tos re­fe­ri­dos a las con­sul­tas pre­li­mi­na­res, o sea, los re­qui­si­tos ne­ce­sa­rios pa­ra la re­vi­sión y vi­sa­do de los pla­nos.

Tam­bién se de­be tra­ba­jar en que ca­da Mu­ni­ci­pa­li­dad ge­ne­re sus lis­tas de re­vi­sión y sus pro­ce­sos pa­ra po­der emi­tir di­gi­tal­men­te los per­mi­sos de cons­truc­ción mu­ni­ci­pa­les, tal y como se hi­zo con las ins­ti­tu­cio­nes. Es­tos te­mas han si­do más di­fí­ci­les de coor­di­nar con el go­bierno ac­tual en los úl­ti­mos años.

Las apro­ba­cio­nes di­gi­ta­les pre­sen­tan va­rias ven­ta­jas. En­tre ellas, pla­zos es­ta­ble­ci­dos con an­te­la­ción que ver­da­de­ra­men­te se cum­plen, así como la si­mul­ta­nei­dad de trá­mi­tes. Los pe­rio­dos de apro­ba­ción por lo ge­ne­ral son de 15 a 60 días de­pen­dien­do de la com­ple­ji­dad de los pro­yec­tos, lap­so en el que los fun­cio­na­rios a car­go pue­den ha­cer las ob­ser­va­cio­nes y el in­tere­sa­do pa­ra aten­der­las.

En ca­so de que una ins­ti­tu­ción no se pro­nun­cie en su res­pec­ti­vo pla­zo, el sis­te­ma apli­ca de ma­ne­ra au­to­má­ti­ca la apro­ba­ción por la vía del si­len­cio po­si­ti­vo en la ges­tión.

Como sec­tor se de­be man­te­ner, de ma­ne­ra con­jun­ta con la Ad­mi­nis­tra­ción Pú­bli­ca, la im­por­tan­cia de de­fen­der la pro­duc­ti­vi­dad como un va­lor de las ac­ti­vi­da­des que se rea­li­zan.

El pro­yec­to de digitalización de los pla­nos de ca­tas­tro ac­túa como una ven­ta­ni­lla úni­ca pa­ra el re­gis­tro de pla­nos o agri­men­su­ra, me­dian­te la cual es po­si­ble rea­li­zar la ins­crip­ción en lí­nea.

Mejor ges­tión y trá­mi­tes ra­zo­na­bles

Otro avan­ce im­por­tan­te, no tan re­cien­te ni tan fá­cil de lle­var a la prác­ti­ca, con poco más de seis años en vi­gen­cia, es la

re­for­ma a la Ley 8220 “Pro­tec­ción al ciu­da­dano del ex­ce­so de re­qui­si­tos y trá­mi­tes ad­mi­nis­tra­ti­vos”, en Cos­ta Ri­ca.

Es­ta re­for­ma per­mi­te de­fi­nir la res­pon­sa­bi­li­dad de los fun­cio­na­rios, que se ex­po­nen a la sus­pen­sión sin go­ce de sa­la­rio, in­clu­so de des­pi­do en ca­so de que in­cu­rra en una fal­ta gra­ve.

En­tre las fal­tas es­tá de­vol­ver por más de una vez los do­cu­men­tos exi­gien­do re­qui­si­tos adi­cio­na­les y no ca­li­fi­car­los en el pla­zo re­gla­men­ta­rio; no res­pe­tar la com­pe­ten­cia de otros fun­cio­na­rios pú­bli­cos, cues­tio­na­do lo que han he­cho; no pu­bli­ci­tar su­fi­cien­te­men­te los re­qui­si­tos y trá­mi­tes, los cua­les de­ben ser sen­ci­llos, ági­les y cla­ros; no res­pe­tar el con­cep­to de ven­ta­ni­lla úni­ca; no in­for­mar so­bre el es­ta­do del trá­mi­te, dónde siem­pre de­be exis­tir una bi­tá­co­ra so­bre el avan­ce y res­pe­to de la pre­la­ción (orden en que son pre­sen­ta­das las so­li­ci­tu­des), tu­te­lan­do la trans­pa­ren­cia; in­cum­plir pla­zos que son, sal­vo re­gu­la­ción especial, diez días pa­ra emi­tir cer­ti­fi­ca­cio­nes y cons­tan­cias, y un mes pa­ra apro­bar per­mi­sos, li­cen­cias, apro­ba­cio­nes y autorizaciones.

La le­gis­la­ción ha re­co­no­ci­do que la Ad­mi­nis­tra­ción Pú­bli­ca ade­más de bus­car la sa­tis­fac­ción del in­te­rés pú­bli­co, tam­bién de­be en­ten­der­se como una or­ga­ni­za­ción al ser­vi­cio de los ciu­da­da­nos. Su res­pon­sa­bi­li­dad es li­be­rar tiem­po y re­cur­sos a los ad­mi­nis­tra­dos, ra­cio­na­li­zan­do los trá­mi­tes, con­cen­trán­do­los, re­du­cien­do re­qui­si­tos y em­plean­do la tec­no­lo­gía.

Des­de la Cá­ma­ra Cos­ta­rri­cen­se de la Cons­truc­ción se tra­ba­ja en es­tos te­mas de sim­pli­fi­ca­ción de trá­mi­tes y agi­li­dad de los pro­ce­sos, ín­ti­ma­men­te li­ga­dos con la ges­tión efi­cien­te de la Ad­mi­nis­tra- ción Pú­bli­ca, sien­do un te­ma que no pue­de ago­tar­se y que siem­pre se­rá ob­je­to de me­jo­ra. En­tre los as­pec­tos por me­jo­rar, la Cá­ma­ra ha se­ña­la­do como prio­ri­ta­rios: • Qué se con­ti­núen y me­jo­ren los sis­te­mas de apro­ba­ción digital de per­mi­sos de cons­truc­ción, tanto en la fa­se de re­qui­si­tos pre­vios, como en los per­mi­sos mu­ni­ci­pa­les. • In­cluir más san­cio­nes a la Ley 8220 (Ley de Pro­tec­ción al Ciu­da­dano del Ex­ce­so de Re­qui­si­tos y Trá­mi­tes Ad­mi­nis­tra­ti­vos). • Dar pla­zo de res­pues­ta en los trá­mi­tes en ma­te­ria am­bien­tal, pues la no pres­crip­ción en de­li­tos con­tra el am­bien­te no im­pli­ca pla­zos in­de­fi­ni­dos pa­ra res­pon­der. • Qué se es­ta­blez­ca cómo re­sol­ver en cor­to pla­zo la “crea­ti­vi­dad” de los fun­cio­na­rios pú­bli­cos de im­plan­tar nue­vos re­qui­si­tos. Es vi­tal im­ple­men­tar es­te ti­po de ac­cio­nes, ya que el no ha­cer­lo po­ne en pe­li­gro la com­pe­ti­ti­vi­dad del país, la atrac­ción de in­ver­sión y la trans­pa­ren­cia de los pro­ce­sos.

La mo­der­ni­za­ción, UNI­fi­CA­CIóN Y digitalización de pro­ce­sos son ideas que pa­ra al­gu­nas ins­ti­tu­cio­nes se han vuel­to reali­dad, pe­ro otras no lo al­can­zan en per­jui­cio de los usua­rios.

Gui­ller­mo Ca­ra­zo Con­sul­tor, di­rec­ti­vo y ex pre­si­den­te de la Cá­ma­ra Cos­ta­rri­cen­se de la Cons­truc­ción

Newspapers in Spanish

Newspapers from Guatemala

© PressReader. All rights reserved.