Cómo ins­ta­lar ca­blea­do es­truc­tu­ra­do en hospitales

Los cen­tros hos­pi­ta­la­rios re­quie­ren una in­fra­es­truc­tu­ra que le per­mi­ta ma­ne­jar los nue­vos an­chos de ban­da pa­ra ob­te­ner el mejor ren­di­mien­to de los sis­te­mas.

Construir Guatemala - - ELECTRICIDAD - Por: Vanessa Ca­ro­lli, Ase­so­ra de SINSA In­ge­nie­ría por par­te de New­link Ca­bling Sys­tems, Inc.

La cien­cia nos asom­bra día tras día en su carrera por desa­rro­llar nue­vos tra­ta­mien­tos, pro­ce­di­mien­tos y va­cu­nas, po­de­ro­sos equi­pos y técnicas pa­ra me­jo­rar nues­tra ca­li­dad de vi­da. La in­no­va­ción es una de nues­tras prin­ci­pa­les ca­rac­te­rís­ti­cas como se­res hu­ma­nos y la in­dus­tria del ca­blea­do es­truc­tu­ra­do, par­ti­cu­lar­men­te del sec­tor salud, tam­bién ha evo­lu­cio­na­do a pasos agi­gan­ta­dos.

Es­te sec­tor exi­ge re­que­ri­mien­tos úni­cos y es­pe­cí­fi­cos que de­ben es­tu­diar­se cui­da­do­sa­men­te pa­ra ob­te­ner pro­yec­tos se­gu­ros y efi­cien­tes. Por ra­zo­nes ob­vias es­tos re­que­ri­mien­tos son mu­cho más com­ple­jos que los co­mer­cia­les. Una de estas de­man­das es que hoy en día el sec­tor salud re­quie­re in­fra­es­truc­tu­ra que le per­mi­ta ma­ne­jar los nue­vos an­chos de ban­da pa­ra ob­te­ner el mejor ren­di­mien­to de los sis­te­mas que in­ter­co­nec­tan to­dos los de­par­ta­men­tos de los cen­tros de salud a ni­vel de trans­mi­sión de da­tos.

Ima­gi­ne por ejem­plo, un sim­ple pro­ce­di­mien­to mé­di­co donde un pa­cien­te re­quie­re una re­so­nan­cia mag­né­ti­ca. El ta­ma­ño de un archivo que con­tie­ne una re­so­nan­cia mag­né­ti­ca pue­de ser de apro­xi­ma­da­men­te de 20GB, por tanto si cal­cu­la­mos el tiem­po que pue­de de­mo­rar ac­ce­der un archivo en una red 1G (1000Ba-

seT) te­ne­mos 160 se­gun­dos (2 mi­nu­tos y 40 se­gun­dos), es­to com­pa­ra­do con una red 10G (10GBa­seT) se re­du­ce a 17 se­gun­dos. La di­fe­ren­cia es fe­no­me­nal.

Las exi­gen­cias tam­bién es­tán re­la­cio­na­das a la di­ver­si­dad de las ins­ta­la­cio­nes y la vul­ne­ra­bi­li­dad de los am­bien­tes que se ma­ne­jan en un cen­tro de salud. Exis­ten es­tric­tos con­tro­les de in­fec­cio­nes, zo­nas de altos ni­ve­les de in­ter­fe­ren­cia elec­tro­mag­né­ti­ca (EMI), os­ci­la­cio­nes de tem­pe­ra­tu­ra de área a área y la po­si­bi­li­dad de con­tac­to con quí­mi­cos y ga­ses. Estas con­si­de­ra­cio­nes pue­den afec­tar la elec­ción de los ca­bles y la for­ma en que se ins­ta­lan. En las áreas como ra­yos X, re­so­nan­cias mag­né­ti­cas y qui­ró­fa­nos, el sis­te­ma de ca­blea­do pa­ra voz y da­tos de­be­rá ser co­lo­ca­do en duc­tos es­pe­cia­les que evi­ten la in­ter­fe­ren­cia de se­ña­les no desea­das, acu­mu­la­ción de ele­men­tos só­li­dos o bac­te­rias.

Pa­ra ayu­dar a orien­tar las me­jo­res prác­ti­cas, la TIA (Aso­cia­ción de la In­dus­tria de Te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes o Te­le­com­mu­ni­ca­tions In­dustry As­so­cia­tion por sus si­glas en in­glés), ha desa­rro­lla­do el Es­tán­dar TIA-1179 con la fi­na­li­dad de es­pe­ci­fi­car los re­qui­si­tos pa­ra la in­fra­es­truc­tu­ra de te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes pa­ra los cen­tros de salud como hospitales y clí­ni­cas.

Áreas de tra­ba­jo

En el ca­so de los cen­tros de salud, el sig­ni­fi­ca­do del tér­mino “área de tra­ba­jo” de­be am­pliar­se pa­ra in­cluir to­da la co­nec­ti­vi­dad re­que­ri­da por las di­ver­sas aplicaciones uti­li­za­das en un en­torno sa­ni­ta­rio pa­ra ga­ran­ti­zar un ni­vel ade­cua­do de ser­vi­cios. Ha­cer cam­bios al ca­blea­do ho­ri­zon­tal des­pués de la ins­ta­la­ción ini­cial es muy cos­to­so y com­pli­ca­do, ade­más po­dría sig­ni­fi­car la in­te­rrup­ción de los ser­vi­cios, lo que pon­dría en ries­go la salud de los pa­cien­tes. Pa­ra evi­tar es­to, los di­se­ña­do­res de­ben tra­zar es­tra­te­gias pa­ra fa­ci­li­tar las ex­pan­sio­nes del ca­blea­do en el fu­tu­ro, como crear ru­tas por donde se pue­da ten­der un nue­vo ca­blea­do efi­cien­te­men­te.

Una de las ca­rac­te­rís­ti­cas más im­por­tan­tes del es­tán­dar TIA-1179 es la cla­si­fi­ca­ción de las áreas de tra­ba­jo en 11 ca­te­go­rías: ser­vi­cio al pa­cien­te; ci­ru­gía, pro­ce­di­mien­to, qui­ró­fa­nos; emer­gen­cia; aten­ción am­bu­la­to­ria; salud de la mu­jer; diag­nós­ti­co y tra­ta­mien­to; cui­da­dor; ser­vi­cio / apo­yo; ins­ta­la­cio­nes; ope­ra­cio­nes; y cui­da­dos in­ten­si­vos.

Ca­da una de és­tas 11 ca­te­go­rías pue­de ser sub­di­vi­di­da, ob­te­nien­do 75 áreas de tra­ba­jo de­fi­ni­das en la nor­ma. A ca­da área de tra­ba­jo se le asig­na un ni­vel de den­si­dad que pue­de ser al­ta, me­dia o ba­ja, de acuer­do al nú­me­ro de sa­li­das de in­for­ma­ción que son apro­pia­das se­gún el es­pa­cio. El es­tán­dar re­quie­re de 2 a 6 sa­li­das en un área de tra­ba­jo de ba­ja den­si­dad; 6 a 12 sa­li­das en áreas de tra­ba­jo de den­si­dad me­dia; y más de 14 pun­tos de sa­li­da en áreas de tra­ba­jo de al­ta den­si­dad.

Por ejem­plo, en una sa­la donde se rea­li­zan prue­bas al pa­cien­te va­rias ve­ces al día el equi­po de diag­nós­ti­co uti­li­za­do pa­ra rea­li­zar estas prue­bas se apli­ca en va­rios pa­cien­tes y se co­nec­ta só­lo du­ran­te la duración de la prue­ba. Lue­go se des­en­chu­fa y se tras­la­da a otra sa­la, sin em­bar­go la sa­li­da de co­mu­ni­ca­cio­nes de­be es­tar dis­po­ni­ble y lis­ta en to­do mo­men­to.

El es­tán­dar in­di­ca la ne­ce­si­dad de dos ca­na­les dis­tin­tos de ins­ta­la­ción pa­ra las sa­las de en­tra­da y los cuar­tos de equi­pos, lo que per­mi­ti­rá di­fe­ren­ciar las aplicaciones de red tra­di­cio­na­les (da­tos y voz) de las es­pe­cí­fi­cas (por ejem­plo, imá­ge­nes diag­nós­ti­cas). Es­ta sugerencia es clave, ya que la es­truc­tu­ra téc­ni­ca de­be­rá so­por­tar el flu­jo de in­for­ma­ción nor­mal y apo­yar la ope­ra­ti­vi­dad del hos­pi­tal.

Ca­blea­do re­co­men­da­do

En cuan­to al ca­blea­do ver­ti­cal y ho­ri­zon­tal, se re­co­no­cen y re­co­mien­dan tres ti­pos pa­ra el ca­blea­do ho­ri­zon­tal: • Ca­blea­do de par tren­za­do equi­li­bra­do de 100 oh­mios: Ca­te­go­ría 5e o su­pe­rior (ANSI / TIA-568-C.2); Se re­co­mien­da la ca­te­go­ría 6 o su­pe­rior. • Ca­te­go­ría 6A se re­co­mien­da

pa­ra ins­ta­la­cio­nes nue­vas. • Ca­blea­do de fi­bra óp­ti­ca mul­ti­mo­do (ANSI / TIA568-C.3), 2-fi­bra o su­pe­rior. Se re­co­mien­da 850 nm op­ti­mi­za­do con lá­ser 50/125 μm. • Ca­blea­do de fi­bra óp­ti­ca mo­no­mo­do (ANSI / TIA568-C.3), 2-fi­bra o su­pe­rior.

Se re­co­mien­da el uso de ca­blea­do de co­bre ca­te­go­ría 6 como mí­ni­mo pa­ra ca­blea­do ho­ri­zon­tal (la mejor op­ción es Cat6A), así como ca­blea­do de fi­bra óp­ti­ca mul­ti­mo­do de 50 mi­cro­nes pa­ra trans­mi­sio­nes de al­to an­cho de ban­da como to­mo­gra­fías compu­tari­za­das y exá­me­nes de re­so­nan­cia mag­né­ti­ca (MRI). Pa­ra el ca­blea­do ver­ti­cal, el es­tán­dar re­co­mien­da ca­blea­do de fi­bra óp­ti­ca mul­ti­mo­do y mo­no­mo­do, pa­ra po­der sa­tis­fa­cer las de­man­das de an­cho de ban­da de los ser­vi­cios a los clien­tes.

Una de las re­co­men­da­cio­nes de TIA-1179 es se­pa­rar los ca­bles en fun­ción de las aplicaciones o ser­vi­cios que es­tán so­por­tan­do. Una ma­ne­ra prác­ti­ca de lo­grar es­to es co­di­fi­can­do los ca­bles con co­lo­res pa­ra que pue­dan iden­ti­fi­car­se fá­cil­men­te. Mien­tras que la nor­ma TIA-1179 re­co­mien­da es­ta co­di­fi­ca­ción, la mis­ma no de­sig­na co­lo­res es­pe­cí­fi­cos pa­ra ca­da ser­vi­cio o apli­ca­ción.

El sec­tor salud re­quie­re in­fra­es­truc­tu­ra que le per­mi­ta ob­te­ner el mejor ren­di­mien­to de los sis­te­mas que in­ter­co­nec­tan to­dos los de­par­ta­men­tos de los cen­tros de salud. Vanessa Ca­ro­lli SINSA Ha­cer cam­bios al ca­blea­do ho­ri­zon­tal des­pués de la ins­ta­la­ción ini­cial es muy cos­to­so y com­pli­ca­do, ade­más po­dría sig­ni­fi­car la in­te­rrup­ción de los ser­vi­cios.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Guatemala

© PressReader. All rights reserved.