¿A qué rit­mo co­rre su vi­da útil?

Un pro­ble­ma co­mún re­co­rre las vías de la re­gión: ur­ge más man­te­ni­mien­to y mejor ges­tión de los fon­dos. No es que FAL­TAN CA­RRE­TE­RAS, SINO LA CA­PA­CI­DAD PA­RA ALAR­GAR SU Efi­CIEN­CIA.

Construir Guatemala - - ACTUALIDAD - Por: Ca­ro­li­na Be­na­vi­des, pe­rio­dis­ta | ca­ro­li­na.be­na­vi­des@gru­po­cer­ca.com Co­la­bo­ran: Ka­ri­na Ce­di­llos, Lu­cía León, Byanka Nar­váez, Eliz­beth Can­tú y Kar­la Fer­nán­dez.

La con­ges­tión vial dia­ria, los cue­llos de bo­te­lla, la fal­ta de una red vial na­cio­nal acor­de a las ne­ce­si­da­des país y una al­ta flo­ta vehi­cu­lar son al­gu­nos de los pro­ble­mas que en­fren­ta la re­gión en ma­te­ria de ca­rre­te­ras.

Por años estas na­cio­nes han lu­cha­do por sa­lir ade­lan­te en es­te te­ma pe­ro los pro­yec­tos son po­cos, y en al­gu­nos de los casos la re­du­ci­da in­ver­sión y la ma­la ges­tión por par­te de las en­ti­da­des en­car­ga­das de echar an­dar las obras son los fac­to­res que oca­sio­nan di­cha reali­dad.

En Cos­ta Ri­ca por ejem­plo, mu­chas de las ca­rre­te­ras y puen­tes se en­cuen­tran ob­so­le­tas, es de­cir, no cum­plen con las ne­ce­si­da­des en cuan­to a ca­pa­ci­dad vehi­cu­lar o su vi­da útil ya con­clu­yó. El pro­ble­ma res­pon­de a un te­ma de ges­tión por par­te de las au­to­ri­da­des a la ho­ra de eje­cu­tar pro­yec­tos nue­vos y dar­le man­te­ni­mien­to a las vías exis­ten­tes, atri­bu­yen los ex­per­tos con­sul­ta­dos.

Por su par­te, en Guatemala las obras del sec­tor pú­bli­co se en­cuen­tran es­tan­ca­das mien­tras que sus paí­ses ve­ci­nos como El Sal­va­dor po­seen una de las me­jo­res re­des via­les pa­vi­men­ta­das de to­do Cen­troa­mé­ri­ca.

¿Cómo es la ca­li­dad de las ca­rre­te­ras en el área?

En el ca­so de Cos­ta Ri­ca, su sis­te­ma vial se di­vi­de en dos: la red vial na­cio­nal, que es­tá a car­go del Mi­nis­te­rio de Obras Pú­bli­cas y Trans­por­tes, así como del Con­se­jo Na­cio­nal de

Via­li­dad (Co­na­vi); y la red vial can­to­nal que es ve­la­da por las dis­tin­tas mu­ni­ci­pa­li­da­des.

La red na­cio­nal es­tá com­pues­ta por 5.500 km pa­vi­men­ta­dos y cer­ca de 3.000 km no pa­vi­men­ta­dos, pa­ra un to­tal de 8.500 km. Su di­men­sión per­mi­te co­nec­tar prác­ti­ca­men­te a to­do el país.

Sin em­bar­go, hay al­gu­nos in­con­ve­nien­tes como el de que exis­ten ca­mi­nos que no es­tán en las con­di­cio­nes óp­ti­mas, ya que en su mayoría son res­pon­sa­bi­li­dad de las mu­ni­ci­pa­li­da­des y so­lo 8.500 km es­tán a car­go del MOPT.

De acuer­do con el Ing. Car­los Vi­llal­ta, mi­nis­tro de Obras Pú­bli­cas y Trans­por­tes de Cos­ta Ri­ca, la red vial na­cio­nal es eva­lua­da por el La­bo­ra­to­rio Na­cio­nal de Ma­te­ria­les y Modelos Es­truc­tu­ra­les (La­nam­me) de ma­ne­ra bi­a­nual y en los úl­ti­mos in­for­mes se ha de­ter­mi­na­do que el es­ta­do de la mis­ma es ade­cua­do.

“Ellos en es­te es­tu­dio rea­li­zan una di­vi­sión en­tre el es­ta­do fun­cio­nal y el es­ta­do es­truc­tu­ral, des­de el pun­to de vis­ta es­truc­tu­ral la com­po­si­ción de las ca­pas de pa­vi­men­to, cer­ca de un 90%, es­tán en es­ta­do bueno o muy bueno. En cuan­to a lo fun­cio­nal, los pro­nós­ti­cos no son tan fa­vo­ra­bles, sin em­bar­go es al­go que se pue­de so­lu­cio­nar”, ex­pli­có el je­rar­ca.

Por su par­te, el Ing. Ol­man Var­gas, di­rec­tor eje­cu­ti­vo del Co­le­gio Fe­de­ra­do de In­ge­nie­ros y de Ar­qui­tec­tos de Cos­ta Ri­ca (CFIA), ex­pli­có que el ma­yor obs­tácu­lo en es­te país no es la fal­ta de ca­rre­te­ras sino la po­ca ca­pa­ci­dad de las exis­ten­tes.

“Cos­ta Ri­ca po­see una red vial que tie­ne una muy bue­na co­ber­tu­ra, el pro­ble­ma es que en su mayoría son de dos ca­rri­les y en mu­chos lu­ga­res como puer­tos y fron­te­ras de­be­rían de te­ner el do­ble de la ca­pa­ci­dad”, men­cio­nó Var­gas.

El reto en­ton­ces, apun­tan los es­pe­cia­lis­tas, es­tá en in­ter­co­nec­tar la red vial con un es­tán­dar de pri­mer mun­do, pues la cos­ta­rri­cen­se es­tá to­da­vía muy atra­sa­da.

“En Cos­ta Ri­ca ne­ce­si­ta­mos un plan na­cio­nal que per­mi­ta tran­si­tar a 100 km por ho­ra pro­me­dio, sin in­te­rrup­cio­nes y sin pa­ra­das de bu­ses”, co­men­tó el Ing. Luis Gui­ller­mo Lo­ría, coor­di­na­dor del Pro­gra­ma de In­ge­nie­ría de Trans­por­te de La­nam­me.

Sin em­bar­go, pa­ra el mi­nis­tro Car­los Vi­llal­ta, el ma­yor reto que ac­tual­men­te po­see es­ta car­te­ra es con­so­li­dar un sis­te­ma de ad­mi­nis­tra­ción de ca­rre­te­ras en el cual se reali­cen in­ver­sio­nes de­pen­dien­do del es­ta­do y con­di­ción de la red vial, pa­ra así po­der prio­ri­zar las in­ter­ven­cio­nes de una ma­ne­ra más téc­ni­ca.

El pa­no­ra­ma de El Sal­va­dor es uno de los más alen­ta­do­res, ya que es­te es uno de los paí­ses de la re­gión cen­troa­me­ri­ca­na que más in­vier­te en obra pú­bli­ca de es­te ti­po.

Mues­tra de ello es que di­cha na­ción se co­lo­có como el se­gun­do mejor de la re­gión en el ru­bro de ca­li­dad de ca­rre­te­ras en el In­for­me de Com­pe­ti­ti­vi­dad Glo­bal 2016-2017 del Fo­ro Eco­nó­mi­co Mun­dial, so­lo su­pe­ra­do por Re­pú­bli­ca Dominicana.

De acuer­do con el Arq. Eliud Aya­la, vi­ce­mi­nis­tro de Obras Pú­bli­cas de El Sal­va­dor, no so­la­men­te tie­ne la mejor red vial de Cen­troa­mé­ri­ca, sino los es­tu­dios más avan­za­dos so­bre el com­por­ta­mien­to y el es­ta­do es­truc­tu­ral de to­das sus ru­tas.

“Exis­ten ca­rre­te­ras que va­mos re­no­van­do y hay otras que en­tran en mora vial que re­quie­ren ya una in­ter­ven­ción, unas de ellas son la Son­so­na­te y tra­mos de la Pa­na­me­ri­ca­na, es­pe­cí­fi­ca­men­te en el ki­ló­me­tro 70 has­ta el río Lem­pa”, ex­pli­có el vi­ce­mi­nis­tro.

Asi­mis­mo, men­cio­nó otras vías que tam­bién re­quie­ren de aten­ción como la del Li­to­ral del tra­mo de Lem­pa has­ta Usu­lu­tán, el tra­mo Ki­lo 5, la que va del puerto de Son­so­na­te ha­cia la fron­te­ra de La Ha­cha­du­ra.

En cuan­to a Hon­du­ras, Ana Ju­lia García, vi­ce­mi­nis­tra de la Se­cre­ta­ría de In­fra­es­truc­tu­ra y Ser­vi­cios Pú­bli­cos (In­sep), ex­pli­có que en pe­rio­dos pa­sa­dos fue muy poco lo que ha­bía rea­li­za­do el país en ma­te­ria de ca­rre­te­ras, pues se en­con­tra­ron más de un 70% de los ejes via­les prin­ci­pa­les en aban­dono y su vi­da útil por con­cluir.

“En es­te go­bierno ya se tra­ba­ja en reha­bi­li­tar to­dos los co­rre­do­res que mue­ven la eco­no­mía del país. Te­nía­mos un aban­dono de ca­rre­te­ras prác­ti­ca­men­te de 9 o 10 años”, men­cio­nó García.

En el ca­so de Pa­na­má, en los úl­ti­mos años el Mi­nis­te­rio de Obras Pú­bli­cas ha in­ver­ti­do más de US$929 mi­llo­nes en pro­yec­tos li­ci­ta­dos. La in­ver­sión co­rres­pon­de a unos 1.013.94 km de ca­rre­te­ras, pa­ra un to­tal de 58 obras li­ci­ta­das por la ac­tual ad­mi­nis­tra­ción.

Por su par­te, Guatemala en­fren­ta pro­ble­mas se­rios, se­gún lo in­di­có el Ing. Luis Cas­te­lla­nos, de la Aso­cia­ción Gua­te­mal­te­ca de Con­tra­tis­tas de la Cons­truc­ción (AGCC), cuan­do ca­li­fi­có a la red vial del país como de­plo­ra­ble porque el Mi­nis­te­rio de Co­mu­ni­ca­cio­nes y Vi­vien­da no ha in­ver­ti­do su­fi­cien­te en su man­te­ni­mien­to.

“La ruta ha­cia el Sur Oc­ci­den­te tie­ne una con­di­ción es que la­men­ta­ble, Guatemala tie­ne 5.690,15 km de ca­rre­te­ras y la cer­ca del 40% re­quie­re man­te­ni­mien­to ma­yor”, ase­gu­ró el in­ge­nie­ro.

Asi­mis­mo, in­di­có que uno de ellos es el ba­jo pre­su­pues­to con el que cuen­ta el Mi­nis­te­rio de Co­mu­ni­ca­cio­nes pa­ra eje­cu­tar. Si bien hay va­rias obras im­por­tan­tes como el del tra­mo del Ran­cho, Fran­ja Trans­ver­sal del Norte y los de la CA2, en es­te mo­men­to la cons­truc­ción de pro­yec­tos im­por­tan­tes es­tá de­te­ni­da por mo­ti­vos po­lí­ti­cos como el ca­so Ode­brecht, en­tre otros.

Arq. Eliud Aya­la vi­ce­mi­nis­tro de Obras Pú­bli­cas “El Sal­va­dor no so­la­men­te tie­ne la mejor red vial de Cen­troa­mé­ri­ca, sino los es­tu­dios más avan­za­dos so­bre el com­por­ta­mien­to y el es­ta­do es­truc­tu­ral de to­das sus ru­tas”

An­te es­ta reali­dad po­ca alentadora que en­fren­tan los gua­te­mal­te­cos en ma­te­ria vial, el Mi­nis­te­rio de Co­mu­ni­ca­cio­nes y Vi­vien­da de Guatemala ase­gu­ró que en los úl­ti­mos años se desa­rro­lló el man­te­ni­mien­to pe­rió­di­co a 45 km de ca­rre­te­ras prin­ci­pa­les, más de 5.000 ba­cheos en la red vial pa­vi­men­ta­da pa­ra man­te­ner la tran­si­ta­bi­li­dad en los tra­mos y 4.000 km de man­te­ni­mien­to en ca­rre­te­ras de te­rra­ce­ría, en­tre otras la­bo­res de con­ser­va­ción.

Ade­más, pa­ra es­te año se es­pe­ra im­ple­men­tar el Plan Ope­ra­ti­vo de In­fra­es­truc­tu­ra Vial, en el que se in­ver­ti­rán más de US$393 mi­llo­nes pa­ra reha­bi­li­tar cer­ca de 20.000 km. Es­te se ali­neó a las ne­ce­si­da­des del país pa­ra apo­yar el desa­rro­llo eco­nó­mi­co, so­cial, edu­ca­ti­vo y la salud.

En Ni­ca­ra­gua se es­ti­ma que hay al­re­de­dor de 4.000 km de vías pa­vi­men­ta­das en el te­rri­to­rio na­cio­nal y se es­pe­ra­ba en el 2016 al­can­zar 215 km más as­fal­ta­dos. En es­te ca­mino de am­pliar la red vial, uno de los re­tos prin­ci­pa­les es man­te­ner la ca­li­dad óp­ti­ma y pa­ra es­to en el año an­te­rior se des­ti­nó pre­su­pues­to pa­ra el man­te­ni­mien­to de 2.916 km de ca­rre­te­ras y 1.100 km de ca­mi­nos mu­ni­ci­pa­les.

La Ing. Ka­ren De­ya­ni­ra Mo­li­na, di­rec­to­ra eje­cu­ti­va del Fon­do de Man­te­ni­mien­to Vial (Fo­mav) en Ni­ca­ra­gua, in­di­có que a pe­sar de que aún fal­ta mu­cho tra­ba­jo por ha­cer pa­ra desa­rro­llar una co­nec­ti­vi­dad vial en to­do el país, pa­ra ella no ca­be duda que la na­ción cuen­ta con una in­fra­es­truc­tu­ra vial que le per­mi­te un buen po­si­cio­na­mien­to en la com­pe­ti­ti­vi­dad re­gio­nal.

Asi­mis­mo, ase­gu­ró que es­ta ins­ti­tu­ción pro­cu­ra bri­dar un man­te­ni­mien­to ru­ti­na­rio los 365 días del año; de­sa­rro­llan- do tra­ba­jos de con­ser­va­ción pe­rió­di­ca (refuerzos a la es­truc­tu­ra de pa­vi­men­to), con ma­yor én­fa­sis en el eje pan­ame­ri­cano.

La vi­da útil de las ca­rre­te­ras

El tér­mino de vi­da útil se uti­li­za pa­ra de­fi­nir la duración pro­me­dio que un ob­je­to pue­da te­ner, cum­plien­do con la fun­ción pa­ra el cual ha si­do crea­do. En el ca­so de las ca­rre­te­ras, es­te se es­ti­ma en el mo­men­to de su di­se­ño.

Sin em­bar­go, exis­ten dis­tin­tos fac­to­res que in­flu­yen en la vi­da útil de una vía, tal como el cli­ma, al­to trá­fi­co an­tes de lo es­pe­ra­do, ma­la ca­li­dad de los ma­te­ria­les de cons­truc­ción y el poco man­te­ni­mien­to.

Pa­ra el ca­so de Cos­ta Ri­ca es­tos as­pec­tos no han si­do el ma­yor in­con­ve­nien­te, el pro­ble­ma es­tá en que las ma­yo­rías de las vías del país ya han cum­pli­do con su vi­da útil am­plia­men­te.

De acuer­do con el Ing. Ol­man Var­gas, una ca­rre­te­ra en es­te país pue­de con­tar con unos 30 años de vi­da útil, sin em­bar­go las prin­ci­pa­les ru­tas ya han pa­sa­do ese pe­rio­do y re­quie­ren una am­plia­ción.

En cuan­to a El Sal­va­dor, el Fon­do de Con­ser­va­ción Vial (Fo­vial), in­di­có que en el país ca­da tra­mo de las ca­rre­te­ras en

ge­ne­ral cum­plen con la vi­da útil es­ti­pu­la­da. Es­to es de­fi­ni­do du­ran­te la etapa de di­se­ño y pue­de es­tar en­tre los 3 a 20 años, de­pen­dien­do del pro­yec­to.

En el ca­so de Hon­du­ras el pa­no­ra­ma es dis­tin­to, las ca­rre­te­ras de es­ta na­ción cuen­tan con un pro­me­dio de 7 a 10 años. Se­gún co­men­tó la vi­ce­mi­nis­tra de In­sep, es­te ha si­do el gran pro­ble­ma que ha enfrentado Hon­du­ras que en cuan­to a red vial se re­fie­re.

“Esa es la pro­ble­má­ti­ca que he­mos te­ni­do, lue­go de que se en­tre­ga una ca­rre­te­ra se le de­be dar man­te­ni­mien­to si es po­si­ble a los seis años con los de­re­chos de vía y otras re­pa­ra­cio­nes pe­que­ñas, en es­te ca­so no ocu­rrió de es­ta ma­ne­ra”, co­men­tó Ana Ju­lia García, la vi­ce­mi­nis­tra de In­sep.

En Ni­ca­ra­gua las ca­rre­te­ras es­tán di­se­ña­das pa­ra una vi­da útil de 15 a 20 años. En es­te sen­ti­do, Eduar­do Ál­va­rez, re­pre­sen­tan­te le­gal de Gru­po San­ta Fe, men­cio­nó que es­to de­pen­de del ti­po de ma­te­rial uti­li­za­do en los pro­yec­tos, en donde es­te pue­de va­riar, ya sea hi­dráu­li­co o as­fál­ti­co.

“De una red vial de 25.000 ki­ló­me­tros, so­la­men­te 3.400 ki­ló­me­tros (13.6%) son pa­vi­men­ta­dos, el res­to son ca­rre­te­ras re­ves­ti­das de to­do tiem­po, dis­tri­bui­das en el in­te­rior del país. El prin­ci­pal reto es ga­ran­ti­zar los re­cur­sos fi­nan­cie­ros pa­ra la eje­cu­ción de las obras”, men­cio­na Ál­va­rez.

En es­te mo­men­to, la cons­truc­ción de pro­yec­tos im­por­tan­tes en Guatemala es­tá de­te­ni­da por mo­ti­vos po­lí­ti­cos, como el ca­so de Ode­brecht, en­tre otros.

¿Con­cre­to o as­fal­to?

A la ho­ra de cons­truir una ca­rre­te­ra, la em­pre­sas eva­lúan por me­dio de un aná­li­sis téc­ni­co-eco­nó­mi­co cuál ma­te­rial es el más fac­ti­ble pa­ra desa­rro­llar la obra, ya sea con­cre­to o as­fal­to.

Mu­chas ve­ces las per­so­nas con­si­de­ran que un ma­te­rial es mejor que el otro. Sin em­bar­go, los ex­per­tos ase­gu­ran que am­bos son com­pe­ti­ti­vos y se pue­den uti­li­zar pa­ra el desa­rro­llo de ca­rre­te­ras en la re­gión ge­ne­ran­do una al­ta vi­da útil.

An­te es­to, el mi­nis­tro de Obras Pú­bli­cas y Trans­por­te de Cos­ta Ri­ca, in­di­có que las dos al­ter­na­ti­vas son com­pe­ti­ti­vas, la di­fe­ren­cia más im­por­tan­te en­tre ellas ra­di­ca en el tiem­po de aper­tu­ra al trán­si­to, lo que fa­vo­re­ce al as­fal­to, ya que cuan­do se uti­li­za pa­vi­men­to rí­gi­do se de­be de ha­cer un cie­rre to­tal de la vía mien­tras se desa­rro­lla la re­sis­ten­cia del ma­te­rial.

En el pro­ce­so de elec­ción del ti­po de pa­vi­men­to se to­man en cuen­ta as­pec­tos como se- gu­ri­dad, co­mo­di­dad y cos­to óp­ti­mo de ope­ra­ción. Tam­bién se in­vo­lu­cran otros fac­to­res como am­bien­ta­les, su­per­fi­cie y la re­sis­ten­cia de car­ga.

De acuer­do con al­gu­nos ex­per­tos, una ca­rre­te­ra en con­cre­to ron­da en los 25 años y la de as­fal­to cuen­ta con 10 o 15 años, pe­ro es­to de­pen­de la vi­da útil que se le dé y las car­gas a la que es so­me­ti­da.

En paí­ses como Cos­ta Ri­ca, al­re­de­dor del 90% de la red vial es he­cha con as­fal­to. Sin em­bar­go, uno de los pro­yec­tos más am­bi­cio­sos y re­cien­tes en el país fue desa­rro­lla­do en con­cre­to. Se tra­ta de la ca­rre­te­ra Ca­ñas–Li­be­ria, obra que fue inau­gu­ra­da en 2016 con una in­ver­sión de US$200 mi­llo­nes.

Por su par­te, Ni­ca­ra­gua y Hon­du­ras en los úl­ti­mos tiem­pos han in­ver­ti­do fuer­tes su­mas de di­ne­ro pa­ra la cons­truc­ción de ar­te­rias de con­cre­to hi­dráu­li­co, con el fin de ir sus­ti­tu­yen­do las vías de as­fal­to.

Da­tos del Mi­nis­te­rio de Trans­por­te e In­fra­es­truc­tu­ra (MTI) de Ni­ca­ra­gua del 2014 es­ti­man que del to­tal de 3.620 km cons­trui­dos, so­lo 3,3% son de con­cre­to hi­dráu­li­co (119 km), con­tra 66% as­fal­ta­das (2.391 km).

En Pa­na­má, las vías prin­ci­pa­les se han cons­trui­do con con­cre­to. Es­te es el ca­so de la ca­rre­te­ra In­te­ra­me­ri­ca­na, los co­rre­do­res Norte y Sur, la Cin­ta Costera o la au­to­pis­ta Pa­na­má-Co­lón. Sin em­bar­go, en los úl­ti­mos 10 años, la mayoría de las vías nue­vas fue­ron edi­fi­ca­das con la téc­ni­ca del as­fal­to.

Guatemala por su par­te, em­pe­zó a tra­ba­jar con pa­vi­men­tos de con­cre­to hi­dráu­li­co des­de 2002 a 2015, así lo ase­gu­ra­ron en el Mi­nis­te­rio de Co­mu­ni­ca­cio­nes y Vi­vien­da.

“De­bi­do a que las ca­rre­te­ras so­la­men­te tie­nen po­cos años de ha­ber si­do cons­trui­das, aún es tem­prano pa­ra rea­li­zar un diag­nós­ti­co so­bre la com­pe­ti­ti­vi­dad del ma­te­rial”, in­di­ca­ron en la en­ti­dad gu­ber­na­men­tal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Guatemala

© PressReader. All rights reserved.