Tec­no­lo­gías pa­ra pu­ri­fi­car el agua

Desde sis­te­mas ul­tra­vio­le­ta, equi­pos de do­si­fi­ca­ción quí­mi­ca y de ós­mo­sis in­ver­sa con mem­bra­nas son uti­li­za­dos pa­ra pro­du­cir agua de al­ta ca­li­dad.

Construir Guatemala - - TECNOLOGÍA DEL AGUA - Por Ol­man Ra­mos, ge­ren­te téc­ni­co re­gio­nal de tra­ta­mien­to de agua y fil­tra­ción de Hi­dro­ti­ca

El agua es un re­cur­so vi­tal pa­ra los se­res hu­ma­nos, ani­ma­les, irri­ga­cio­nes, in­dus­tria far­ma­céu­ti­ca y la uti­li­za­ción pa­ra pro­ce­sos de producción ali­men­ti­cia, los cua­les de­ben cum­plir pa­rá­me­tros exi­gi­dos por en­ti­da­des in­ter­na­cio­na­les y los go­bier­nos de ca­da país de acuer­do con las re­gu­la­cio­nes de sa­lud exis­ten­tes en ca­da re­gión, de es­ta ma­ne­ra el agua es acon­di­cio­na­da y pu­ri­fi­ca­da de acuer­do con las ne­ce­si­da­des de ca­da pro­ce­so.

La purificación y acon­di­cio­na­mien­to del agua tie­ne va­rios ni­chos de tra­ba­jo den­tro de los cua­les se dis­tin­guen es­pe­cial­men­te tres ti­pos: el agua pu­ri­fi­ca­da, el agua al­ta­men­te pu­ri­fi­ca­da y el agua pa­ra in­yec­ta­bles.

Las aguas de al­ta pu­re­za por lo ge­ne­ral se de­fi­nen de acuer­do con la can­ti­dad de mi­ne­ra­les di­suel­tos y pre­sen­cia de bac­te­rias o con­teos to­ta­les mi­cro­bio­ló­gi­cos, así co­mo la pre­sen­cia de car­bono or­gá­ni­co to­tal y en la ma­yo­ría de los

ca­sos sí­li­ce u otros mi­ne­ra­les di­suel­tos.

Ca­da una de las ca­li­da­des de agua men­cio­na­das an­te­rior­men­te, tie­nen pro­ce­sos de purificación de­fi­ni­dos en ba­se al aná­li­sis quí­mi­co y bac­te­rio­ló­gi­co del agua cru­da a tra­tar, así co­mo ca­da equi­po se­lec­cio­na­do ya que se rea­li­za en ba­se al ti­po de em­pre­sa don­de se va a desa­rro­llar la producción del agua de al­ta pu­re­za.

En el ca­so de la producción de agua pa­ra in­yec­ta­bles, es re­co­men­da­do el pro­ce­so de des­ti­la­ción por eta­pas, co­mo pa­so final en la producción de agua, aun­que con la tec­no­lo­gía ac­tual se pue­de pre­pa­rar agua pa­ra in­yec­ta­bles, uti­li­zan­do un equi­po de ós­mo­sis in­ver­sa de do­ble pa­so.

El agua pa­ra in­yec­ta­bles es un pro­ce­so que por lo ge­ne­ral re­quie­re de per­so­nal muy es­pe­cia­li­za­do en la ope­ra­ción, así co­mo los pro­to­co­los de producción, de­be­rán ser vi­gi­la­dos y su­per­vi­sa­dos de for­ma ade­cua­da.

En es­tos ca­sos es­pe­cí­fi­cos, ca­da equi­po se­rá so­me­ti­do a un pro­ce­so co­no­ci­do co­mo va­li­da­ción, en don­de ca­da pa­so del pro­ce­so di­se­ña­do, se va­li­da de acuer­do con los re­sul­ta­dos de los aná­li­sis quí­mi­cos ob­te­ni­dos y pa­rá­me­tros de ope­ra­ción.

Ca­da equi­po o sis­te­ma de tra­ta­mien­to de agua pa­ra in­yec­ta­bles po­see un pro­to­co­lo úni­co y es­pe­cí­fi­co pa­ra ca­da la­bo­ra­to­rio in­vo­lu­cra­do en la producción; en la ma­yo­ría de los ca­sos, el pro­to­co­lo de va­li­da­ción es su­per­vi­sa­do por ter­ce­ras per­so­nas den­tro de la plan­ta pa­ra evi­tar cru­ce de datos y sobre to­do, man­te­ner un ré­gi­men muy es­tric­to de ca­li­dad en el agua pre­pa­ra­da.

Ac­tual­men­te, el desa­rro­llo de las tec­no­lo­gías en tra­ta­mien­to de agua per­si­gue ca­da vez más la bús­que­da del aho­rro y la re­uti­li­za­ción del agua, así co­mo la re­cu­pe­ra­ción de agua plu­vial.

No­ve­do­sos

Den­tro de las tec­no­lo­gías más re­cien­tes se tie­nen la elec­tro deio­ni­za­ción, ul­tra­fil­tra­ción por me­dio de fi­bras, el pro­ce­so de des­mi­ne­ra­li­za­ción por in­ter­cam­bio ió­ni­co uti­li­zan­do ba­jo con­su­mo de quí­mi­cos y car­tu­chos de mi­cro fil­tra­ción de di­fe­ren­tes mez­clas de ma­te­ria­les sin­té­ti­cos, pa­ra au­men­tar el ren­di­mien­to y la efi­cien­cia en el gra­do de fil­tra­ción desea­da.

Asi­mis­mo, exis­ten sis­te­mas ul­tra­vio­le­ta con sen­so­res de mo­vi­mien­to de agua pa­ra lle­var a ca­bo un con­su­mo de ener­gía más equi­li­bra­do, equi­pos de do­si­fi­ca­ción quí­mi­ca más pre­ci­sos y de con­su­mo eléc­tri­co, sis­te­mas de pre-fil­tra­ción a ba­se de ele­men­tos no re­cam­bia­bles co­mo los sis­te­mas de ani­llos o de fi­bra con­ti­nua (AMF), medios fil­tran­tes de ti­po es­te­ri­li­zan­te co­mo el me­dio ví­treo (AFM) y los equi­pos de ós­mo­sis in­ver­sa con mem­bra­nas, que re­quie­ren de me­nor ener­gía pa­ra po­der pro­du­cir agua de pro­duc­to de al­ta ca­li­dad y ba­jo con­te­ni­do mi­ne­ral.

La producción del agua en ca­da uno de los pro­ce­sos an­te­rio­res, se lle­va a ca­bo en ba­se al di­se­ño y pa­rá­me­tros so­li­ci­ta­dos por el usua­rio final, en don­de el aná­li­sis fí­si­co, quí­mi­co y bac­te­rio­ló­gi­co son fun­da­men­ta­les pa­ra su co­rrec­ta es­co­gen­cia.

No exis­te una fór­mu­la es­tán­dar pa­ra la producción del agua y ca­da ca­so de­be­rá ser to­ma­do co­mo úni­co y ana­li­za­do de­te­ni­da­men­te pa­ra evi­tar pro­ble­mas de mal di­men­sio­na­mien­to. Lo que sí hay son sis­te­mas que im­ple­men­tan el con­trol de ca­li­dad del agua pa­ra su producción, co­mo por ejem­plo los equi­pos de aná­li­sis en lí­nea de ca­li­dad de agua a sa­ber: pH-me­tros, con­duc­ti­vi­me­tros; ter­mó­me­tros; flu­jo­me­tros; ana­li­za­do­res de mi­ne­ra­les es­pe­cí­fi­cos; ana­li­za­do­res de car­bono or­gá­ni­co to­tal; pro­to­co­los de aná­li­sis mi­cro­bio­ló­gi­cos; pro­to­co­los de de­sin­fec­ción de lí­neas de con­duc­ción de agua; y con­tro­les de lim­pie­za y cam­bio de fil­tros, y de re­ge­ne­ra­ción de equi­pos.

Rea­li­zar el man­te­ni­mien­to de es­tos equi­pos, re­quie­re de per­so­nal téc­ni­co es­pe­cia­li­za­do, ya que los pro­ce­sos de lim­pie­za por lo ge­ne­ral son ma­nua­les, con ex­cep­ción a los car­tu­chos de fil­tra­ción, que de­be­rán pa­sar por un pro­ce­so de es­te­ri­li­za­ción o por au­to­cla­ve en su me­jor ver­sión (con agua ca­lien­te), sin ne­ce­si­dad de te­ner que re­ti­rar­los de su por­ta fil­tro.

En el ca­so de los equi­pos de des­mi­ne­ra­li­za­ción o de re­duc­ción de mi­ne­ra­les, ca­da equi­po tie­ne su pro­pio pro­to­co­lo de lim­pie­za, que por lo ge­ne­ral to­ma tiempo y al me­nos la in­ter­ven­ción de dos téc­ni­cos pa­ra po­der rea­li­zar las lim­pie­zas ge­ne­ra­les y se lle­van a ca­bo de acuer­do con la re­co­men­da­ción de ca­da pro­vee­dor del equi­po de tra­ta­mien­to de agua.

El desa­rro­llo de las tec­no­lo­gías en tra­ta­mien­to de agua per­si­gue ca­da vez más la bús­que­da del aho­rro y la re­uti­li­za­ción del agua, así co­mo la re­cu­pe­ra­ción de agua plu­vial.

Ol­man Ra­mos Hi­dro­ti­ca

Newspapers in Spanish

Newspapers from Guatemala

© PressReader. All rights reserved.