La fór­mu­la pa­ra es­co­ger el me­jor im­per­mea­bi­li­zan­te

Al es­co­ger un pro­tec­tor pa­ra los es­tan­ques de agua, se de­be con­tem­plar que la pin­tu­ra sea re­sis­ten­te a hon­gos, ra­yos UV, agen­tes quí­mi­cos y ten­ga se­ca­do rá­pi­do.

Construir Guatemala - - PINTURAS - Por: Byan­ka Nar­váez | byan­ka.nar­vaez@gru­po­cer­ca.com

Ya sea las pis­ci­nas, ja­cuz­zis o sau­nas, es­tos son es­pa­cios que ne­ce­si­tan una pro­tec­ción ex­tra a los es­tra­gos del sol, el con­tac­to con­ti­nuo al agua, cier­tos agen­tes co­mo el moho y la ex­po­si­ción per­ma­nen­te de pro­duc­tos quí­mi­cos a los cua­les es so­me­ti­da el agua pa­ra eli­mi­nar cier­tas bac­te­rias. An­te es­to, las pin­tu­ras im­per­mea­bi­li­zan­tes jue­gan un pa­pel fun­da­men­tal, que de no ser apli­ca­das co­rrec­ta­men­te o de no con­tri­buir a com­ba­tir es­tos enemi­gos, po­dría pro­vo­car un caos con el pa­so del tiem­po.

Por otro la­do, Sil­vio Enoc La­tino, je­fe de ser­vi­cio téc­ni­co de Pin­tu­ras Sur, re­fi­rió que al mo­men­to de im­per­mea­bi­li­zar “co­mo pun­to de par­ti­da lo pri­me­ro que se de­be rea­li­zar es te­ner en cuen­ta si la su­per­fi­cie a tra­tar es­ta­rá fre­cuen­te­men­te en con­tac­to con agua o en in­mer­sión cons­tan­te. Te­nien­do cla­ro es­ta in­for­ma­ción se po­drá ele­gir el im­per­mea­bi­li­zan­te más ade­cua­do”.

El ti­po de tra­ta­mien­tos en es­tos es­tan­ques de agua va­rían si la pis­ci­na, sau­na o ja­cuz­zi se aca­ban de cons­truir (es de­cir es una obra nue­va). El es­pe­cia­lis­ta re­fie­re que Jay que po­ner vi­tal aten­ción cuan­do es un pro­yec­to cons­trui­do en con­cre­to, en es­pe­cial al tiem­po fi­nal de Hra­gua­do que se le dé al sus­tra­to.

cla­do­res ex­ter­nos a se­ca­do­res en pa­ra­le­lo de­di­ca­dos a re­ci­clar por­cen­ta­jes en­tre el 60% y 100%.

• La re­duc­ción de las emi­sio­nes en los pro­ce­sos de re­ci­cla­je.

Fle­xi­bi­li­dad en la pro­duc­ción

Los re­que­ri­mien­tos ac­tua­les exi­gen que las plan­tas de pro­duc­ción con­ti­nua o dis­con­ti­nua pue­dan te­ner la ca­pa­ci­dad de pre­pa­rar dis­tin­tos ti­pos de mez­cla.

La ma­yor fle­xi­bi­li­dad las brin­dan las plan­tas de ba­che, de­bi­do a su pre­ca­li­fi­ca­ción y al­ma­ce­na­mien­to en si­los de ári­dos en ca­lien­te, lo que per­mi­te de ma­ne­ra sim­ple la pro­duc­ción de dis­tin­tas mez­clas ba­che por ba­che.

En el ca­so de las plan­tas con­ti­nuas, la de­man­da de fle­xi­bi­li­dad ha ori­gi­na­do que los mez­cla­do­res es­tén se­pa­ra­dos del pro­ce­so tér­mi­co per­mi­tien­do ajus­tar el pro­ce­so de mez­cla a la mez­cla en sí, mo­di­fi­can­do los tiem­pos de mez­cla­do.

Re­duc­ción de la hue­lla de Car­bono

La in­dus­tria del as­fal­to ha si­do un mer­ca­do con una ima­gen de no ser ami­ga­ble con el am­bien­te; sin em­bar­go, des­de fi­na­les de la dȌ­ca­da de los no­ven­ta, los es­fuer­zos han si­do orien­ta­dos hacia la dis­mi­nu­ción de la hue­lla de Car­bono, en­fo­cán­do­se en téc­ni­cas de ma­yo­res con­te­ni­dos de re­ci­cla­je, sis­te­mas pa­ra mez­clas de ba­ja tem­pe­ra­tu­ra, pa­ra re­du­cir la tem­pe­ra­tu­ra de pro­duc­ción, la cual per­mi­te dis­mi­nuir los cos­tos ener­gé­ti­cos y me­no­res emi­sio­nes y la mis­ma pue­de ser ob­te­ni­da me­dian­te es­pu­ma de as­fal­tos, ce­ras, adi­ti­vos o as­fal­tos es­pe­cia­les.

Tam­bién es­tán los que­ma­do­res si­len­cio­sos y de ba­jas emi­sio­nes, los sis­te­mas de con­trol y mo­ni­to­reo de con­su­mo ener­gé­ti­co y de emi­sio­nes.

Los con­su­mos ener­gé­ti­cos y las emi­sio­nes de­ben ser al­ma­ce­na­dos con­ti­nua­men­te y re­la­cio­na­dos por to­ne­la­das pro­du­ci­das de mez­cla, me­dian­te una es­ta­dís­ti­ca in­te­gra­da que mues­tre los com­pa­ra­ti­vos his­tó­ri­cos y las me­tas.

Fi­nal­men­te, la re­duc­ción de la con­ta­mi­na­ción de pol­vos y vo­lá­ti­les, don­de en los años no­ven­ta pa­ra evi­tar la con­ta­mi­na­ción at­mos­fé­ri­ca se

Los re­que­ri­mien­tos ac­tua­les exi­gen que las plan­tas de pro­duc­ción con­ti­nua o dis­con­ti­nua pue­dan te­ner la ca­pa­ci­dad de pre­pa­rar dis­tin­tos ti­pos de mez­cla.

des­pla­za­ron los sis­te­mas tra­di­cio­na­les de de­pu­ra­ción por vía JȚ­me­da y fil­tros de man­ga, los cua­les han evo­lu­cio­na­do des­de la lim­pe­za por im­pul­sos me­dian­te com­pre­so­res y las téc­ni­cas de ro­to step pa­ra ga­ran­ti­zar la bue­na lim­pie­za del fil­tro y la re­duc­ción de cos­tos de man­te­ni­mien­to.

Ing. Ri­car­do Gal­vis Ge­ren­te re­gio­nal de Am­mann Group

Newspapers in Spanish

Newspapers from Guatemala

© PressReader. All rights reserved.