Sam­bo­ro ce­le­bró el pri­mer Día del Ins­ta­la­dor de Pi­so Ce­rá­mi­co

La em­pre­sa con­me­mo­ró la la­bor de quie­nes ins­ta­lan es­tos ma­te­ria­les el pa­sa­do 23 abril, una ac­ti­vi­dad que lle­va­rá a ca­bo ca­da año.

Construir Guatemala - - BRANDED CONTENT -

%on el oDLe­ti­vo de re­co­no­cer la laDor de los instaladores de pi­so ce­rá­mi­co, la em­pre­sa Sa­mDo­ro aD­rió las puer­tas de la HáD­ri­ca uDi­ca­da en el mu­ni­ci­pio de 8illa 0ue­va, en )ua­te­ma­la, pa­ra que los proHe­sio­na­les de la ins­ta­la­ción, co­noz­can y vi­van de cer­ca el pro­ce­so de HaD­ri­ca­ción de los pi­sos ce­rá­mi­cos.

&e acuer­do con #leLan­dro &el­ga­do, ge­ren­te co­mer­cial de Sa­mDo­ro, la em­pre­sa su­ma años en el mer­ca­do y arran­có ope­ra­cio­nes con una ca­pa­ci­dad dia­ria de pro­duc­ción de mq de ce­rá­mi­ca. %asi tres dȌ­ca­das des­puȌs, la HáD­ri­ca es ca­paz de pro­du­cir . mq dia­rios, con lo que al­can­za una de las pro­duc­cio­nes más al­tas de %en­troa­mȌ­ri­ca. Los di­se­ños y Hor­ma­tos que HaD­ri­can se diHe­ren­cian por el uso de tec­no­lo­gía di­gi­tal y por oH­re­cer so­lu­cio­nes es­pe­cí­fi­cas de di­se­ño y Hor­ma­tos gran­des que se traDaLan a la me­di­da.

Pues­to que los instaladores son las pri­me­ras per­so­nas que tie­nen con­tac­to con el pro­duc­to en cuan­to las pie­zas sa­len de la HáD­ri­ca, &el­ga­do re­mar­ca la im­por­tan­cia de su rol en el ci­clo de ins­ta­la­ción ū%reemos mu­cJo en la laDor que los instaladores Ja­cen y pa­ra eso Je­mos traí­do pro­duc­tos a )ua­te­ma­la es­pe­cia­les pa­ra que pue­dan ins­ta­lar ce­rá­mi­ca de la meLor ma­ne­ra po­siD­le. 6amDiȌn con­ta­mos con adJe­si­vos mar­ca Pe­ga­tec, que com­ple­men­tan el pro­ce­so de ins­ta­la­ció­nŬ, aña­dió.

Por su par­te, /anuel #yau, ge­ren­te ge­ne­ral de Sa­mDo­ro, co­men­ta que los instaladores ocu­pan una par­te Hun­da­men­tal en el mun­do ce­rá­mi­co.

6ene­mos muy cla­ro que nues­tra laDor no ter­mi­na Jas­ta que el usua­rio fi­nal es­tá con­ten­to, por lo que es im­por­tan­te que se pro­mue­van ca­pa­ci­ta­cio­nes que evi­ten ins­ta­la­cio­nes erró­neas.

1tro de los esHuer­zos que Sa­mDo­ro rea­li­za pa­ra in­cen­ti­var la tec­ni­fi­ca­ción de los instaladores, es el %ur­so de +ns­ta­la­ción de Pi­so %erá­mi­co que se im­par­ti­rá con el apo­yo de +nte­cap. Es­te ta­ller es­tá di­ri­gi­do a per­so­nas in­tere­sa­das en ca­pa­ci­tar­se en es­te ofi­cio y en acre­di­tar­se co­mo instaladores proHe­sio­na­les pa­ra que ta­mDiȌn pue­dan meLo­rar su ca­li­dad de vi­da.

Pre­mia­ción y ce­le­bra­ción

1tro de los mo­men­tos es­te­la­res Hue la pre­mia­ción al ū/eLor +ns­ta­la­dor del #ñoŬ, cu­ya fi­na­li­dad Hue pro­mo­ver en­tre los instaladores el re­co­no­ci­mien­to a la tra­yec­to­ria y traDaLos rea­li­za­dos por el gre­mio. La vo­ta­ción se reali­zó por no­mi­na­cio­nes y es­te mis­mo día to­dos pu­die­ron vo­tar por su Ha­vo­ri­to. El pre­mio ma­yor Hue ga­na­do por ,osȌ #lDer­to %arri­llo, de 3ui­cJȌ, quien ga­nó equi­po de ins­ta­la­ción

4uDim, una 68 y m de pi­so ce­rá­mi­co pa­ra la re­mo­de­la­ción de su Jo­gar, in­clu­yen­do adJe­si­vo ce­rá­mi­co Pe­ga­tec. 6amDiȌn se en­tre­ga­ron pre­mios al se­gun­do y ter­cer lu­gar, (aus­to <amo­ra y ,ai­me /arro­quin res­pec­ti­va­men­te.

El even­to con­vo­có asis­ten­tes tan­to de la re­gión %en­tral y /etro­po­li­ta­na del país, así co­mo de los de­par­ta­men­tos 3uet­zal­te­nan­go, ,utia­pa y oc­ci­den­te del país.

Los di­se­ños y for­ma­tos que fa­bri­can se di­fe­ren­cian por el uso de tec­no­lo­gía di­gi­tal y por ofre­cer so­lu­cio­nes es­pect­fi­cas de di­se­ño y for­ma­tos gran­des que se tra­ba­jan a la me­di­da.

es­te mo­vi­mien­to con 11 obras cer­ti­fi­ca­das Jas­ta el .

&e acuer­do con (orte, den tro de los prin­ci­pa­les re­tos que tie­nen los pa­na­me­ños en es­te te­ma es­tá la Hal­ta de nor­ma­ti­vas que pro­mue­van el mo­vi­mien­to de la cons­truc­ción sos­te­niD­le.

ū6an­to a ni­vel del cum­pli mien­to de cier­tos es­tán­da­res mí­ni­mos co­mo la pro­mo­ción de in­cen­ti­vos pa­ra los pro­yec tos que pro­pon­gan ni­ve­les de efi­cien­cia (ener­gía, agua y re cur­sos en ge­ne­ral) por en­ci­ma de los lí­mi­tes mí­ni­mos es­ta Dle­ci­do­sŬ, des­ta­ca el di­rec­tor eLe­cu­ti­vo del %on­seLo de %ons truc­ción 8er­de de Pa­na­má.

1tro de los re­tos que men cio­nó (orte es el se­gui­mien­to y fis­ca­li­za­ción de nor­mas y re gla­men­tos tȌc­ni­cos apli­caD­les al sec­tor cons­truc­ción. Pa­ra el eZ­per­to, ūsi los pro­yec­tos cum­plie­ran con las nor­mas ya es­taD­le­ci­das po­dría­mos re du­cir el des­pi­lHa­rro ac­tual de re­cur­so­sŬ.

6amDiȌn tie­nen desaHíos co­mo la Hal­ta de co­no­ci­mien­to por par­te de pro­mo­to­res, Dan cos, com­pra­do­res y de­más ac­to­res in­tere­sa­dos so­Dre los con­si­de­raD­les De­ne­fi­cios de cons­truir sos­te­niD­le. El Pa­na ma )$% in­vier­te más del de sus esHuer­zos en es­te pun­to.

En cuan­to al apo­yo que da el )oDierno en es­te te­ma, ase­gu ró que en el país so­lo Jay dos edi­fi­cios cer­ti­fi­ca­dos LEE& del sec­tor pȚD­li­co del Se­nacyt e +ndi­ca­sat.

¿Có­mo se en­cuen­tra Hon­du­ras?

&e acuer­do con el ar­qui­tec to Jon­du­re­ño &ino 4iet­ti, eZ per­to en edi­fi­cios in­te­li­gen­tes, en *on­du­ras ca­si to­das las edi­fi­ca­cio­nes nue­vas tien­den a aJo­rrar. En el país se Jan Je cJo pro­yec­tos gran­des don­de se invierten al­tas su­mas de di­ne­ro en tec­no­lo­gía y Hor­ma ción del usua­rio u ope­ra­rio.

ūPor eLem­plo los Jo­te­les es­tán sien­do ma­neLa­dos por má­qui­nas y deLa­mos to­dos los sis­te­mas ins­ta­la­dos, pe­ro se re quie­re que to­do el per­so­nal de ope­ra­ción del sis­te­ma lo co­noz ca y lo ope­re ade­cua­da­men­te. Los sis­te­mas de aJo­rro, los de se­gu­ri­dad con­tra in­cen­dios, con­tra ro­Dos son im­por­tan­tes y re­quie­ren de tȌc­ni­cos que le den man­te­ni­mien­toŬ eZ­pli­ca el ar­qui­tec­to Jon­du­re­ño.

#si­mis­mo, agre­gó que lo Dueno es que *on­du­ras ya cuen­ta con pro­yec­tos de edi­fi cios in­te­li­gen­tes y ca­da vez los van meLo­ran­do, sin emDar­go eZis­ten re­tos a la Jo­ra de plan tear­les a los desa­rro­lla­do­res una oD­ra de es­te ti­po.

ūEl due­ño del pro­yec­to quie re que se re­cu­pe­re rá­pi­do la in­ver­sión y te­ner una ren­taDi li­dad arriDa del . Si se le pre­sen­ta una oD­ra que so­lo va a ser re­triDuid­le un , no lo va a pa­gar, en­ton­ces uno de los re­tos es el la­do de las Hi­nan­zas. Si el mo­de­lo Hi nan­cie­ro es inH­luen­cia­do por la in­te­li­gen­cia del ediHi­cio, es aproDa­do, sino op­tan por otras al­ter­na­ti­va­sŬ, co­men­ta

4iet­ti.

7no de los pro­yec­tos en *on­du­ras que más apun­ta Ja cia es­ta ten­den­cia es el %en­tro %ívi­co )uDer­na­men­tal, el cual con­ta­rá con edi­fi­ca­cio­nes ami gaD­les con el me­dioa­mDien­te por el tra­ta­mien­to de las aguas re­si­dua­les y la uti­li­za­ción de ener­gía so­lar, lo que lo con vier­te en un pro­yec­to Țni­co, o co­mo po­cos cons­trui­dos en el país Jas­ta la He­cJa.

El de la ge­ne­ra­ción de ener­gía se­rá a tra­vȌs de Ho­to­cel­das y al me­nos un

de las aguas uti­li­za­das se­rán re­ci­cla­das pa­ra el uso del ediHi­cio. El me­ga­pro­yec­to, que es­tá ca­ta­lo­ga­do co­mo Țni­co en la re­gión cen­troa me­ri­ca­na y uno de los más im­por­tan­tes a ni­vel la­ti­noa me­ri­cano, alDer­ga­rá a más de

ins­ti­tu­cio­nes del Es­ta­do, lo cual pro­vo­ca­rá un aJo­rro de 7S mi­llo­nes anua­les por con­cep­to de al­qui­ler de oHi­ci­nas, ca­sas, Do­de­gas y es ta­cio­na­mien­tos, en­tre otros in­mueD­les.

Gua­te­ma­la se en­fo­ca en la in­ver­sión

)ua­te­ma­la es el ter­cer país de la re­gión en con­tar con más edi­fi­ca­cio­nes cer­ti­fi­ca­das co­mo LEE&, so­la­men­te su­pe ra­do por %os­ta 4ica y Pa­na­má. Sin emDar­go, el #rq. /iguel ;on /oll, *ead oH %om­pe­ti­tion

#rcJi­tec­tu­ral &esign, Stu­dio &omus, con­si­de­ra que en la na­ción se va avan­zan­do se­gȚn las ne­ce­si­da­des que tie­nen.

ū6amDiȌn Jay que com­pren der que co­nHor­me el mer­ca­do va­ya pi­dien­do más sis­te­mas de au­to­ma­ti­za­ción, lle­ga­rá un pun to en que es­tos se­rán una ame ni­dad más en el pro­yec­to pa­ra ser un ȌZi­to en las ven­tas y es­te ti­po de edi­fi­cios van a ser de­sa rro­lla­dos con más Hre­cuen­ciaŬ, vi­sua­li­za el ar­qui­tec­to.

#si­mis­mo, agre­ga que un re­to im­por­tan­te que tie­ne )ua­te­ma­la pa­ra desa­rro­llar

Luis Al­fa­ro ge­ren­te de Mer­ca­deo pa­ra Sch­nei­der Elec­tric Cen­troa­mé­ri­ca

“El gran re­to es­tá en mo­der­ni­zar los edi­fi­cios que ya exis­ten y que pue­den es­tar fre­nan­do el aho­rro y la efi­cien­cia ener­gé­ti­ca de las ciu­da­des”

edi­fi­cios in­te­li­gen­tes es la in­ver­sión ini­cial. Tam­bién ex­pli­ca que una obra de es­te ti­po se re­fie­re a cons­truc­cio­nes que ha­cen uso de to­da cla­se de tec­no­lo­gías pa­ra ha­cer más efi­cien­te su uso y con­trol, co­mo sis­te­mas de au­to­ma­ti­za­ción pa­ra di­fe­ren­tes uti­li­da­des.

ūEn otros paí­ses es­tas edi­fi­ca­cio­nes tam­bién res­pon­den a una ne­ce­si­dad ar­qui­tec­tó­ni­ca o de mer­ca­deo, por lo que pue­den in­cluir fa­cha­das que se mueven pe­ro que no ne­ce­sa­ria­men­te res­pon­den al me­jo­ra­mien­to del con­fort tér­mi­co. En nues­tra re­gión es más usual que se apli­quen so­lu­cio­nes que res­pon­dan a me­jo­rar las so­lu­cio­nes pa­si­vas en el pro­yec­to, las cua­les pue­den me­jo­rar las con­di­cio­nes tȌr­mi­cas del edi­fi­cio o au­to­ma­ti­zar la ilu­mi­na­ción”, de­ter­mi­na el Arq. Mi­guel Yon Moll.

Uno de los pro­yec­tos gua­te­mal­te­cos que más se in­cli­na a es­ta ten­den­cia es Fo­rum Zo­na Vi­va, una to­rre en la que, ade­más de alo­jar lo­ca­les co­mer­cia­les, tam­bién des­ti­na­rá diez ni­ve­les pa­ra ofi­ci­nas que le apor­tan uso mix­to a un com­ple­jo que ocu­pa­rá un área de lo­te de 3,920.31 m2.

Sus desa­rro­lla­do­res as­pi­ran ob­te­ner la cer­ti­fi­ca­ción LEED New Cons­truc­tion Core and Shell, por lo que se em­plea­rán ar­te­fac­tos de ba­jo con­su­mo, así co­mo ma­te­ria­les lo­ca­les en su edi­fi­ca­ción. El di­se­ño apro­ve­cha la ilu­mi­na­ción na­tu­ral y se em­plea­rán ar­te­fac­tos de ba­jo con­su­mo en agua y ener­gía eléc­tri­ca, así co­mo equi­pos efi­cien­tes de ai­re acon­di­cio­na­do pa­ra re­du­cir la fac­tu­ra eléc­tri­ca de los usua­rios.

La si­tua­ción de El Sal­va­dor

Al igual que en el res­to de los paí­ses del área el fac­tor eco­nó­mi­co si­gue sien­do una de las prin­ci­pa­les pie­dras en el za­pa­to a la ho­ra de desa­rro­llar obras de es­te ti­po en el te­rri­to­rio sal­va­do­re­ño.

Se­gȚn se re­fie­re la #rq. *ei­di de Cien­fue­gos, pro­ject ma­na­ger ge­ne­ral de B100 Ar­qui­tec­tos, en El Sal­va­dor el fac­tor eco­nó­mi­co es uno de los prin­ci­pa­les re­tos así co­mo el des­co­no­ci­mien­to de los De­ne­fi­cios y ven­taLas.

Otro in­con­ve­nien­te que des­ta­ca la ar­qui­tec­ta es que mu­chas ve­ces es­tos sis­te­mas re­quie­ren un per­so­nal de man­te­ni­mien­to más ca­pa­ci­ta­do y mu­chas em­pre­sas o usua­rios de edi­fi­cios no es­tán pre­pa­ra­dos pa­ra asu­mir es­tos re­tos.

“El te­ma es­tá en el au­men­to de cos­tos de la cons­truc­ción y que no se ve co­mo in­ver­sión la au­to­ma­ti­za­ción o ha­cer “in­te­li­gen­te­sŬ las edi­fi­ca­cio­nes. La fi­lo­soHía de lo Da­ra­to pre­va­le­ce en nues­tro me­dio”, ar­gu­men­ta la Arq. Cien­fue­gos.

No obs­tan­te, en El Sal­va­dor eZis­ten va­rias edi­fi­ca­cio­nes que es­tán con­si­de­ran­do la efi­cien­cia ener­gȌ­ti­ca y otras prác­ti­cas de sos­te­ni­bi­li­dad. “Tu­vi­mos la opor­tu­ni­dad de ase­so­rar al pro­yec­to de re­mo­de­la­ción de ofi­ci­nas de Sher­win-Wi­lliams pa­ra el pro­ce­so de cer­ti­fi­ca­ción LEE&, el cual ob­tu­vo el Pre­mio Na­cio­nal de Efi­cien­cia Ener­gȌ­ti­ca en el 2016”, re­cuer­da.

Ade­más, otra de las em­pre­sas que es­tán apun­tan­do y com­proDan­do su efi­cien­cia por es­tar pa­san­do por el pro­ce­so de cer­ti­fi­ca­ción LEE& es el edi­fi­cio de %am­pus 6+)1 de Tus­ca­nia.

Cortesía: Tus­ca­nia

Newspapers in Spanish

Newspapers from Guatemala

© PressReader. All rights reserved.