JOSÉ JUAN MAR­TÍ­NEZ Y SAMMY SALAMA

Dos pri­mos vi­sio­na­rios y em­pren­de­do­res

Hola Guatemala - - Contenido -

COM­PA­ÑE­ROS DE SUE­ÑOS, ex­pe­rien­cias y lo­gros. Así son es­tos pri­mos, na­ci­dos en fa­mi­lias con tra­di­ción jo­ye­ra. José Juan es un gua­te­mal­te­co proac­ti­vo, lí­der y op­ti­mis­ta, que se gra­duó de ad­mi­nis­tra­ción de em­pre­sas y aho­ra con­ti­núa el li­na­je fa­mi­liar sien­do un in­no­va­dor di­se­ña­dor de joyas, que con­ti­núa cer­ti­fi­can­do sus co­no­ci­mien­tos al es­tu­diar en el Ge­mo­lo­gi­cal Ins­ti­tu­te of Ame­ri­ca. Por su par­te, Sammy es un ge­mó­lo­go neo­yor­quino, hi­jo de un ma­tri­mo­nio egip­cio gua­te­mal­te­co, que des­pués de ha­ber es­tu­dia­do en la GIA, la New York Uni­ver­sity y otras ins­ti­tu­cio­nes, dis­fru­ta ha­cer crea­cio­nes ori­gi­na­les, be­llas y úni­cas de for­ma ma­nual. Cuan­do sus ca­mi­nos pro­fe­sio­na­les se tra­za­ron, es­te par de jó­ve­nes vi­sio­na­rios de­ci­die­ron unir sus ta­len­tos pa­ra ele­var la repu­tación del re­nom­bra­do ne­go­cio fa­mi­liar Adam’s Je­welry, fun­da­do en 1992, e ini­ciar un nue­vo ca­pí­tu­lo pa­ra el mis­mo. El re­sul­ta­do fue Ro­sé Ro­sá: “Ro­sé se ins­pi­ra en la mas­cu­li­ni­dad del ta­ller y los pro­ce­sos, y Ro­sá, en la fe­mi­ni­dad del di­se­ño, las pie­dras pre­cio­sas, la na­tu­ra­le­za y los de­ta­lles”, co­men­ta el par de em­pren­de­do­res.

Pa­ra co­no­cer qué ron­da en sus in­quie­tas men­tes, ¡HO­LA! se reunió con es­te par de ca­ris­má­ti­cos crea­ti­vos en su es­pa­cio de tra­ba­jo. Ahí, en­tre anéc­do­tas y ri­sas re­ve­la­ron qué ha­cen en su tiem­po li­bre, cuá­les son sus afi­cio­nes, e in­clu­so, có­mo apro­ve­chan sus des­tre­zas jo­ye­ras pa­ra fle­char co­ra­zo­nes.

—Em­pe­za­mos con la pre­gun­ta que to­dos es­pe­ran leer: ¿la ex­pe­rien­cia de tra­ba­jar en­tre pri­mos es tan fa­bu­lo­sa co­mo pa­re­ce?

—José: Pa­ra mí es muy emo­cio­nan­te y bo­ni­to, pues uno tie­ne a su la­do a al­guien que com­par­te los mis­mos idea­les… tam­bién el mis­mo en­tu­sias­mo y una pa­sión por cre­cer. Creo que nos gus­ta lo mis­mo y que­re­mos lo mis­mo. —Sammy: Ge­ne­ral­men­te es un pla­cer, ¿sa­bes por qué? lo con­si­de­ro mi me­jor ami­go, mi her­mano y es bas­tan­te co­ol, la ver­dad.

—¿Cuán­ta di­fe­ren­cia de edad tie­nen en­tre sí?

—José: La di­fe­ren­cia de edad son tres años.

—Sammy: José tie­ne 25 y yo ten­go 22. Sin em­bar­go, soy más al­to que él. —¿Siem­pre han si­do muy uni­dos? —Sammy: Prác­ti­ca­men­te he­mos cre­ci­do jun­tos. Co­mo yo vi­vía en el Bronx, Nue­va York, José so­lía ve­nir a los Es­ta­dos Uni­dos ca­da ve­rano, pa­ra tra­ba­jar y, ade­más, con­vi­vir y pa­sear.

—Pe­ro aho­ra ya es­tás vi­vien­do en Gua­te­ma­la, ¿ver­dad?

—Así es. Lle­vo aquí un po­co más de un año y me en­can­ta el país. ¡Es tan di­fe­ren­te al lu­gar don­de cre­cí! Pa­ra mí, las ex­pe­rien­cias son de las co­sas más im­por­tan­tes en la vi­da, así que es­te pro­ce­so me ha ex­pues­to a mu­chas co­sas que no pu­de ha­ber co­no­ci­do que­dán­do­me en ca­sa.

—¿En qué ocu­pan su tiem­po cuan­do no es­tán en la ofi­ci­na o en el ta­ller?

—José: En mi ca­so, ¡me fas­ci­na co­rrer!… y tal vez una vez ca­da tres me­ses prac­ti­co ar­tes mar­cia­les mix­tas (MMA). Tam­bién dis­fru­to leer bas­tan­te so­bre ten­den­cias mun­dia­les e in­no­va­cio­nes.

—Sammy: A mí me en­can­ta leer, tan­to el pe­rió­di­co co­mo otros tex­tos, acom­pa­ñán­do­me de mi ca­fe­ci­to. A ve­ces sal­go a co­rrer… pe­ro siem­pre es­toy bus­can­do al­go nue­vo pa­ra apren­der. En es­te mo­men­to, la gui­ta­rra es mi pró­xi­mo re­to.

—¿Re­cuer­dan qué que­rían ser cuan­do eran pe­que­ños?

—José: Yo que­ría ser doc­tor… pe­ro con el pa­so del tiem­po ya no me gus­tó tan­to. Aho­ra in­clu­so le ten­go fo­bia a la san­gre. —Sammy: En cam­bio yo, as­tro­nau­ta. Siem­pre tu­ve fas­ci­na­ción por el es­pa­cio ex­te­rior.

—Ya que es­tán en el me­dio, ¿co­lec­cio­nan al­gún ar­tícu­lo de lu­jo?

—José: A mí me gus­tan mu­cho los re­lo­jes. No ten­go una am­plia co­lec­ción, por­que soy de los que los usa to­do el tiem­po, has­ta que de la na­da cam­bio de mo­de­lo y lo de­jó ol­vi­da­do. Pe­ro sí, es de lo que más me fas­ci­na.

José: «Pa­ra mí es muy emo­cio­nan­te y bo­ni­to, pues uno tie­ne a su la­do a al­guien que com­par­te los mis­mos idea­les… tam­bién el mis­mo en­tu­sias­mo y una pa­sión por cre­cer. Creo que nos gus­ta lo mis­mo y

que­re­mos lo mis­mo» En una en­tre­te­ni­da se­sión fo­to­grá­fi­ca, es­te par de pri­mos po­sa­ron con la mo­de­lo del mo­men­to, Andrea Gal­vez, quien lu­ció joyas de la co­lec­ción Ro­sé

Ro­sá.

(SI­GUE)

Newspapers in Spanish

Newspapers from Guatemala

© PressReader. All rights reserved.