MUN­DO SIN­GU­LAR

ME­MO­RIAS DE UNA AC­TRIZ SEN­SA­CIO­NAL

Hola Guatemala - - Contenido - Tex­to: ELI­ZA­BETH CANTÚ MACÍAS Fo­to­gra­fía: FRANZ PAVÁN Sty­ling: CARLOTA GAR­CÍA Ma­qui­lla­je y Pei­na­do: GE­RAR­DO MONTENEGRO Ves­tua­rio y Ac­ce­so­rios: EX­PRESS Cal­za­do: BELLAGIO Lo­ca­ción: HO­TEL LE MERIDIEN

BE­LÉN LÓ­PEZ es una de las ac­tri­ces más bus­ca­das por las re­vis­tas del co­ra­zón y pe­rió­di­cos in­ter­na­cio­na­les. Una mu­jer en­tre­ga­da a su ca­rre­ra, apa­sio­na­da y sen­si­ble, y que a tra­vés de su ta­len­to, mue­ve las más ín­ti­mas fi­bras de sus fie­les se­gui­do­res y quie­nes ad­mi­ran su tra­ba­jo.

Unas cuan­tas ho­ras en Ciu­dad de Pa­na­má bas­ta­ron pa­ra que es­ta ac­triz es­pa­ño­la re­co­no­ci­da in­ter­na­cio­nal­men­te por sus pa­pe­les en series te­le­vi­si­vas y ci­ne­ma­to­grá­fi­cas, la gra­ba­ra en su men­te y co­ra­zón. Y lo me­jor, es que pro­me­te re­gre­sar. Se en­con­tra­ba de pa­so en el país, pa­ra lue­go con­ti­nuar con su iti­ne­ra­rio que in­clu­yen Es­ta­dos Uni­dos y Es­pa­ña. Así, en­tre avión y avión, hi­zo una pau­sa y con­ver­só con ¡HO­LA!

Que­ri­da por mu­chos y odia­da no por po­cos, Be­lén siem­pre tu­vo cla­ro una co­sa: que­ría ser ac­triz. Gra­cias a su ta­len­to se ha con­ver­ti­do en una pro­fe­sio­nal con­sa­gra­da, con in­ter­pre­ta­cio­nes en “Amar es pa­ra Siem­pre”, “Hos­pi­tal Cen­tral”, “Ana y los 7”, “Pe­lo­tas”, “Águi­la Ro­ja”, y su más re­cien­te “Mar de Plás­ti­co”, to­das ellas pa­ra te­le­vi­so­ras co­mo TVE, Antena 3, Te­le­cin­co, y Ca­nal Sur.

Y es que es que es­ta se­vi­lla­na de na­ci­mien­to no se que­da quie­ta un ins­tan­te, y sien­do Mia­mi su lu­gar de residencia ac­tual, via­ja cons­tan­te­men­te a Ma­drid y Cá­diz, don­de en­cuen­tra su cen­tro vi­tal.

En­tre­mos en ma­te­ria con Be­lén Ló­pez, y co­noz­ca­mos a la mu­jer de­trás de la ac­triz. ¡Ac­ción!.

—¿Có­mo in­flu­yó tu fa­mi­lia en que qui­sie­ras ser ac­triz des­de que eras ni­ña?

—Mu­chí­si­mo. A nues­tro ne­go­cio fa­mi­liar, el Ho­tel Es­pa­ña, siem­pre iban to­das las com­pa­ñías de tea­tro a ni­vel na­cio­nal, así que me re­la­cio­ne des­de muy pe­que­ña con to­das ellas. Por ejem­plo, la gran ac­triz es­pa­ño­la Nú­ria Es­per­ti­ba, una gran re­fe­ren­cia pa­ra mí

—¿Có­mo fue­ron tus ini­cios en es­te me­dio? ¿Qué tan di­fí­cil fue?

—Pen­sa­ba que ser ac­triz era im­po­si­ble, y que era una ilu­sión mía na­da más. Lle­gué in­clu­so a te­ner una du­da exis­ten­cial y su­frí bas­tan­te has­ta que to­mé la de­ci­sión de es­tu­diar ac­tua­ción, una de las más im­por­tan­tes de mi vi­da.

«Pen­sa­ba que ser ac­triz era im­po­si­ble, y que era una ilu­sión mía na­da más. Lle­gué in­clu­so a te­ner una du­da exis­ten­cial y su­frí bas­tan­te»

«No es fá­cil es­ta pro­fe­sión. Sa­cri­fi­cas mu­chas co­sas in­clu­so la fa­mi­lia, no me enor­gu­llez­co de ello, pe­ro ha si­do así. Me he per­di­do de tan­tos acon­te­ci­mien­tos fa­mi­lia­res, siem­pre di­go que nun­ca es­toy don­de ten­go que es­tar, en ese sen­ti­do…

aun­que es­pe­ro en­con­trar el equi­li­brio y apren­der» Aun­que un po­co tí­mi­da a la ho­ra de de­fi­nir­se, se con­si­de­ra una mu­jer de ca­rác­ter, en­tu­sias­ta, po­si­ti­va, res­pon­sa­ble, y a la que so­bre to­do le gus­ta po­ner­le hu­mor a las co­sas. “Ve­nir a Pa­na­má fue ma­ra­vi­llo­so. Fue un via­je re­lám­pa­go, gra­cias a uno de mis más que­ri­dos ami­gos, Fran­cis­co Ál­va­rez de So­to’’,

co­men­ta la ar­tis­ta.

—Te for­mas­te en el re­co­no­ci­do Cen­tro An­da­luz de Tea­tro, an­ti­guo CAT, hoy des­apa­re­ci­do. ¿Qué re­cuer­das de es­ta épo­ca?

—La re­cuer­do co­mo una de las épo­cas más bo­ni­tas de mi vi­da, un sue­ño que se cum­plió. El primer día que en­tré en el CAT su­pe que no me ha­bía equi­vo­ca­do, sa­bía que era don­de te­nía que es­tar y que lu­cha­ría con to­das mis fuer­zas por con­se­guir­lo. Ahí ya se es­fu­ma­ron to­das mis du­das.

—¿Có­mo in­flu­yó tu ma­dre en tu desa­rro­llo co­mo ac­triz? —Fue quien me alen­tó y me lle­vó de la mano en ese mo­men­to de du­da exis­ten­cial mos­trán­do­me el ca­mino. Por mo­ti­vos de su tra­ba­jo co­mo pe­lu­que­ra, la acom­pa­ñé a Lon­dres y ca­da no­che íba­mos a ver una fun­ción y ca­da día era me­jor que el an­te­rior. En el via­je de vuel­ta le di­je “gra­cias mamá por­que aho­ra sí sé que al me­nos voy a in­ten­tar­lo”. La per­dí muy jo­ven, al año si­guien­te de em­pe­zar a es­tu­diar in­ter­pre­ta­ción, por eso siem­pre di­go que el tea­tro me sal­vó la vi­da.

—¿Có­mo te pre­pa­ras pa­ra una in­ter­pre­ta­ción? —De­pen­de del pa­pel que in­ter­pre­te, pe­ro siem­pre do­cu­men­tán­do­me e in­ten­ta­do po­ner to­do el co­ra­zón y mu­cho, mu­cho tra­ba­jo. Son mu­chas las ho­ras que hay que de­di­car al tra­ba­jo de me­sa pa­ra que des­pués cuan­do lo pon­gas en pie sea to­do más fá­cil. Hay mu­chas cir­cuns­tan­cias ex­ter­nas que te sa­can de la si­tua­ción en un ro­da­je así que si vas bien pre­pa­ra­da mu­cho me­jor.

—¿Có­mo lo­gras man­te­ner el ba­lan­ce en­tre tu ca­rre­ra y tu fa­mi­lia?

—No es fá­cil es­ta pro­fe­sión. Sa­cri­fi­cas mu­chas co­sas in­clu­so la fa­mi­lia, no me enor­gu­llez­co de ello, pe­ro ha si­do así. Me he per­di­do de tan­tos acon­te­ci­mien­tos fa­mi­lia­res, siem­pre di­go que nun­ca es­toy don­de ten­go que es­tar, en ese sen­ti­do…aun­que es­pe­ro en­con­trar el equi­li­brio y apren­der.

—¿Cuá­les son los pi­la­res fun­da­men­ta­les en tu vi­da?

—Mi fa­mi­lia, mis ami­gos, mi tra­ba­jo, mi ocio, ali­men­tar­me bien en to­dos los sen­ti­dos fí­si­ca y es­pi­ri­tual­men­te. In­ten­to en­con­trar el equi­li­brio en es­te mun­do lleno de in­for­ma­ción que nos ha­ce des­pis­tar­nos cons­tan­te­men­te.

—¿Qué ha­ces pa­ra di­ver­tir­te cuan­do no es­tás en al­gún pro­yec­to?

-Me gus­ta ir­me a una al­dea en Cá­diz, don­de prac­ti­co de­por­tes al ai­re li­bre que me en­can­tan. Va­lo­ro mu­cho re­unir­me con ami­gos en ca­sa y can­tar, to­car la gui­ta­rra, ‘ten­go te­so­ros de ami­gos’ al­gu­nos, son co­mo her­ma­nos de vi­da. Igual­men­te dis­fru­to mu­cho via­jar y con­sen­tir a mas­co­tas.

—¿Aún sien­tes ner­vios cuan­do te pre­sen­tas en un cas­ting? —¡Sí, cla­ro! Ese vér­ti­go tie­ne que es­tar, no se pue­de per­der. Otra co­sa que he apren­di­do es que una vez he­cho el cas­ting, hay que ol­vi­dar­se de él has­ta que te lla­men, y si no te lla­man pues mi­ra, ellos se lo pier­den.

—¿Qué ca­rac­te­rís­ti­cas de­be te­ner un guión pa­ra que lo acep­tes ha­cer?

—Que ten­ga al­go que con­tar de ver­dad, que de ba­se cuen­te con una bue­na cons­truc­ción de per­so­na­jes. Eso no es fá­cil de en­con­trar, es una pe­na que no es­té va­lo­ra­do tan­to el guión.

—¿Cuál es el pa­pel que más te ha cos­ta­do?

—Ca­da uno que de los per­so­na­jes que he he­cho tie­ne su es­fuer­zo, pe­ro se­gu­ra­men­te los que es­tán más ale­ja­dos de mí, los que tie­nen me­nos co­sas en co­mún con­mi­go.

—¿En qué pro­yec­to es­tás in­vo­lu­cra­da en es­tos mo­men­tos?

—Aca­ba­mos de ter­mi­nar la pri­me­ra tem­po­ra­da de «Mar De Plás­ti­co», una se­rie que ha te­ni­do un éxi­to tre­men­do en Es­pa­ña en An­te­na3. Ima­gí­na­te que he­mos te­ni­do ca­si cin­co mi­llo­nes de es­pec­ta­do­res ca­da se­ma­na y aho­ra va­mos a ha­cer la se­gun­da tem­po­ra­da, y es­pe­ro que lle­gue a Pa­na­má y la pue­dan dis­fru­tar to­dos.

—¿A quién in­ter­pre­tas en es­ta se­rie?

—A Mar­ta, una in­ge­nie­ra agró­no­ma y la ver­dad es que ella es­tá muy ale­ja­da de mí. Sin du­da, ha si­do uno de los pa­pe­les más di­fí­ci­les que me han to­ca­do ha­cer en es­ta pro­fe­sión. Real­men­te lo que me co­nec­ta con ella, es el amor por la na­tu­ra­le­za.

—¿Có­mo ha si­do es­ta ex­pe­rien­cia? —Ma­ra­vi­llo­sa, es co­mo vol­ver a ca­sa. Tra­ba­jar nue­va­men­te pa­ra Antena 3TV y vol­ver a tra­ba­jar con la pro­duc­to­ra Boo­me­rang, con la que tra­ba­jé en el 2005 en la se­rie “Mo­ti­vos Per­so­na­les” ha si­do un re­ga­lo. El equi­po tan­to téc­ni­co co­mo ar­tís­ti­co son ex­tra­or­di­na­rios y qué te pue­do de­cir de mi com­pa­ñe­ro de re­par­to, el ac­tor Ro­dol­fo San­cho, ¡qué pla­cer ha­ber tra­ba­ja­do con él!

—¿Cuá­les son tus pró­xi­mos pro­yec­tos? —En abril es­tre­na­mos en el Fes­ti­val In­ter­na­cio­nal de Bru­se­las “Ga­ran­tia per­so­nal”, una pe­lí­cu­la di­ri­gi­da y es­cri­ta por Ro­dri­go Ri­vas, y en la que mi com­pa­ñe­ro de re­par­to es Ro­ber­to En­rí­quez, un ac­tor ma­ra­vi­llo­so, la he­mos dis­fru­ta­do mu­cho y es­pe­ro que ten­ga un lar­go re­co­rri­do.

—Fuis­te can­di­da­ta a los Go­ya de cine por en la pe­lí­cu­la «15 años y un día», de Gra­cia Que­re­je­ta, que sin du­da, te co­lo­có en una pla­ta­for­ma in­ter­na­cio­nal. ¿Có­mo fue es­ta ex­pe­rien­cia?

—¡Es­tu­pen­da! nun­ca pen­sé que la gen­te se iba a ale­grar tan­to por esa no­mi­na­ción. El pre­mio pa­ra mí fue la ale­gría de mi gen­te.

—¿Qué con­se­jos le das a los jó­ve­nes ac­to­res y ac­tri­ces que es­tán ini­cian­do en es­te me­dio?

—Que es­to es una ca­rre­ra de fon­do, que no aca­ba nun­ca, con sus al­ti­ba­jos y que hay que te­ner muy bien afi­na­do el ins­tru­men­to por­que nun­ca sa­bes quién te pue­de lla­mar.

«Son mu­chas las ho­ras que hay que de­di­car al tra­ba­jo de me­sa pa­ra que des­pués cuan­do lo pon­gas en pie sea to­do más fá­cil. Hay mu­chas cir­cuns­tan­cias ex­ter­nas que te sa­can de la si­tua­ción en un ro­da­je así que si vas bien pre­pa­ra­da

mu­cho me­jor» En­tre­vis­ta­mos a la pro­ta­go­nis­ta de “Mar de plás­ti­co”, la exi­to­sa se­rie

es­pa­ño­la lí­der en au­dien­cia

Be­lén ha par­ti­ci­pa­do en pe­lí­cu­las co­mo «8 ci­tas», «In­tru­sos en Ma­na­ses», «Hol­mes & Wat­son» y «15 años y un día», «La in­ter­pre­ta­ción es mi pa­sión, es una ne­ce­si­dad vi­tal y no creo que hu­bie­ra po­di­do ha­cer otra co­sa en la vi­da» «Me gus­ta ir­me a una al­dea en Cá­diz, don­de prac­ti­co de­por­tes al ai­re li­bre que me en­can­tan. Va­lo­ro mu­cho re­unir­me con ami­gos en ca­sa y can­tar, to­car la gui­ta­rra, ‘ten­go te­so­ros de ami­gos’ al­gu­nos, son co­mo

her­ma­nos de vi­da»

«Es ma­ra­vi­llo­so que la gen­te te pa­re por la ca­lle pa­ra fe­li­ci­tar­te por el tra­ba­jo rea­li­za­do, a cual­quie­ra le gus­ta­ría que le di­je­ran ca­da día que ha he­cho un buen

tra­ba­jo»

Newspapers in Spanish

Newspapers from Guatemala

© PressReader. All rights reserved.