«He­mos con­vi­vi­do des­de chi­cos, por la amis­tad que man­tie­nen nues­tras fa­mi­lias. Sin em­bar­go, fue has­ta el año pa­sa­do que co­men­cé a pen­sar en con­quis­tar­la»

Hola Guatemala - - Óscar De La Renta -

de­ta­lles del sa­lón.

—¿De­ci­die­ron que fue­ra un even­to de día o de no­che?

—De tar­de no­che, por­que la bo­da ci­vil la ce­le­bra­mos a las cin­co de la tar­de y, ya lo que fue la fies­ta, se ex­ten­dió de las sie­te has­ta las dos de la ma­dru­ga­da. Fue bas­tan­te ale­gre.

—To­da la fa­mi­lia lle­gó. De mi la­do, to­dos mis her­ma­nos nos acom­pa­ña­ron, in­clu­so una que vi­ve en el ex­tran­je­ro. Del la­do de Mannar, tu­vi­mos al­gu­nos miem­bros de su fa­mi­lia, que son de Es­ta­dos Uni­dos. Y, co­mo no po­dían fal­tar, tam­bién lle­gó la ma­yo­ría de nues­tras amis­ta­des cer­ca­nas.

—¿Con quié­nes com­par­tie­ron su gran día? —Den­tro de to­das las co­sas, ¿qué di­rían que fue lo que más dis­fru­ta­ron de la bo­da?

—Bai­la­mos bas­tan­te y las ho­ras se pa­sa­ron vo­lan­do. Y cuan­do es­to pa­sa, a ve­ces uno se pier­de de­ta­lles de su en­torno. Tal vez por eso qui­sie­ra re­gre­sar el tiem­po y po­der dis­fru­tar­los de nue­vo.

—Tal vez po­der de­gus­tar más co­sas de la es­ta­ción de buf­fet y del área de pos­tres, don­de ha­bían in­clu­so de­li­ca­de­zas traí­das de fue­ra.

—Co­mo no tu­vi­mos via­jes jun­tos has­ta la luna de

—¿Al­go en es­pe­cial que qui­sie­ra vol­ver a vi­vir? —¿Qué vino des­pués de la fies­ta?

La pa­re­ja dis­fru­tó de una bo­da por to­do lo al­to, lle­na de los me­jo­res de­ta­lles ára­bes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Guatemala

© PressReader. All rights reserved.