JUAN GA­BRIEL, EL «DI­VO DE JUÁ­REZ», SE DES­PI­DE CO­MO SIEM­PRE QUI­SO, CAN­TAN­DO

Hola Guatemala - - Contenido -

Vier­nes, vein­ti­séis de agos­to. La no­che es jo­ven. Más de die­ci­sie­te mil per­so­nas se ha­bían des­pla­za­do has­ta el Fo­rum de

In­gle­wood, en Los Án­ge­les, pa­ra co­rear los te­mas de ayer y siem­pre de Juan Ga­briel. Su ído­lo, de se­sen­ta y seis años; el au­tor de más de mil ocho­cien­tas can­cio­nes. Se di­ce pron­to: mil ocho­cien­tas le­tras con las que va­rias ge­ne­ra­cio­nes se han enamo­ra­do o se han con­so­la­do las pe­nas del al­ma. De “Querida” a “Amor eterno”; de “Ya no vi­vo por vi­vir” a “Se me ol­vi­dó otra vez”.

EL ÚL­TI­MO CON­CIER­TO

Apa­re­ció so­bre el es­ce­na­rio con un sa­co ne­gro. Pron­to, se lo qui­tó y mos­tró su luz, su ener­gía, con una ca­mi­sa azul de sa­tén que des­te­lla­ba a ca­da mo­vi­mien­to. Cu­bría su gar­gan­ta pri­vi­le­gia­da un pa­ñue­lo flo­rea­do. En apa­rien­cia, su presentación en Los Án­ge­les era una más de su gi­ra MéXXi­co es To­do. El do­min­go lo es­pe­ra­ban en El Pa­so (Te­xas) y na­da ha­cía pre­sa­giar que la Par­ca es­ta­ba cer­ca. La no­che del vier­nes, de ese vier­nes vein­ti­séis de agos­to de 2016, Juan Ga­briel re­ga­ló a sus fans dos ho­ras y trein­ta y cin­co mi­nu­tos de mú­si­ca. Di­cen que has­ta se atre­vió con bai­la­bles y con un rap. El ar­tis­ta se rein­ven­ta­ba. Trans­mi­tía op­ti­mis­mo, se­gu­ri­dad. Se­sen­ta mú­si­cos de ma­ria­chi lo acom­pa­ña­ban, y la or­ques­ta, y los co­ris­tas y los bai­la­ri­nes que ju­gue­tea­ban con las lu­ces. Lo ro­dea­ban las pan­ta­llas don­de se veía la ima­gen del ar­tis­ta: el su­dor y las

El vier­nes 26 de agos­to ac­tua­ba pa­ra más de die­ci­sie­te mil fans en Los Án­ge­les; trein­ta y seis ho­ras más tar­de, su co­ra­zón de­ja­ba de la­tir, en San­ta Mó­ni­ca... Na­cía así la le­yen­da En su úl­ti­mo con­cier­to se mos­tró ale­gre, op­ti­mis­ta. A sus se­sen­ta y seis años re­ga­ló al pú­bli­co más de dos ho­ras y me­dia de her­mo­sas can­cio­nes de ayer y de siem­pre. Qui­zá, al ge­nial com­po­si­tor se le «rom­pió el co­ra­zón de tan­to usar­lo» (SI­GUE)

Newspapers in Spanish

Newspapers from Guatemala

© PressReader. All rights reserved.