«La amis­tad que te­ne­mos con el Pre­si­den­te Oba­ma nos ha per­mi­ti­do trans­mi­tir­le lo ma­ra­vi­llo­so que es es­te país y la fuer­za de Es­pa­ña co­mo so­cio de los Es­ta­dos Uni­dos. La se­ño­ra Oba­ma te­nía mu­chas ga­nas de ve­nir, y no­so­tros es­tu­vi­mos fe­li­ces de re­ci­bir­la»

Hola Guatemala - - Contenido - Tex­to: MAMEN SÁN­CHEZ Fo­tos: MI­CHAEL MUNDY AT TRAFFIC - NYC

nun­ca lo ol­vi­da­re­mos. Y es­to no se ha ter­mi­na­do.

—¿Qué les de­pa­ra el fu­tu­ro, Mi­chael?

—Ja­mes vol­ve­rá a ser un hom­bre de ne­go­cios y yo con­ti­nua­ré con mi pro­fe­sión, pe­ro se­gui­re­mos pro­mo­cio­nan­do Es­pa­ña en el fu­tu­ro, y tra­ba­jan­do por es­tre­char sus la­zos con Es­ta­dos Uni­dos. In­ten­ta­re­mos con­se­guir que los jó­ve­nes ta­len­tos pue­dan ex­por­tar allí sus pro­duc­tos. Pro­ba­ble­men­te com­pra­re­mos un «pied-à-te­rre» en Ma­drid y así ten­dre­mos una se­gun­da ca­sa en Es­pa­ña. Se­re­mos dos «dis­cre­tos ma­dri­le­ños». Po­dre­mos ayu­dar al próximo em­ba­ja­dor con to­do lo que he­mos apren­di­do.

Yo es­pe­ro emprender al­gu­nos pro­yec­tos pro­fe­sio­na­les en Es­pa­ña. Se­ría es­tu­pen­do traer la mar­ca Jas­per, y tal vez abrir un es­tu­dio de de­co­ra­ción. En los úl­ti­mos años he es­ta­do muy ocu­pa­do con tra­ba­jos fue­ra de Es­pa­ña y aho­ra tra­ba­ja­ré más in­ten­sa­men­te aquí.

—Han te­ni­do mu­chos y muy fa­mo­sos in­vi­ta­dos en la em­ba­ja­da.

—Vino Sa­rah Jessica Par­ker, la lle­va­mos a co­no­cer a un hom­bre que ha­ce som­bre­ros de pa­ja, que nos en­can­ta, tam­bién Gwy­neth Pal­trow, el Se­cre­ta­rio de Es­ta­do John Kerry, El Se­cre­ta­rio de De­fen­sa, Ash­ton Car­ter, los Oba­ma… ha si­do la pri­me­ra vez en 17 años que un Pre­si­den­te ame­ri­cano ha vi­si­ta­do Es­pa­ña.

—¿Em­ba­ja­dor, có­mo lo­gró que el Pre­si­den­te y la Pri­me­ra Da­ma nos vi­si­ta­ran?

—La re­la­ción de cer­ca­nía que te­ne­mos con el Pre­si­den­te Oba­ma, en tér­mi­nos de amis­tad, nos ha per­mi­ti­do trans­mi­tir­le lo ma­ra­vi­llo­so que es es­te país y la fuer­za de Es­pa­ña co­mo so­cio de los Es­ta­dos Uni­dos. La se­ño­ra Oba­ma te­nía mu­chas ga­nas de ve­nir, y no­so­tros es­tu­vi­mos fe­li­ces de re­ci­bir­la. Pen­sé: «¿Cuál es la me­jor ma­ne­ra de ha­cer­les ver to­do el tra­ba­jo que he­mos es­ta­do lle­van­do a ca­bo du­ran­te los úl­ti­mos años?» Y la me­jor ma­ne­ra de ha­cer­lo era in­vi­tán­do­les a ve­nir. Qué im­por­tan­te es Amé­ri­ca en Es­pa­ña, y mos­trar al mun­do qué im­por­tan­te es Es­pa­ña co­mo so­cio de USA. Qué im­por­tan­te co­mo lu­gar pa­ra in­ver­tir, o pa­ra ve­nir a co­no­cer, pa­ra el tu­ris­mo…

—¿Mi­chael, có­mo fue el en­cuen­tro en­tre los Re­yes de Es­pa­ña y los Oba­ma en Was­hing­ton?

—El Rey y la Rei­na y los Oba­ma son muy en­tu­sias­tas y es­tán muy or­gu­llo­sos de sus paí­ses. Son sim­pá­ti­cos, en­can­ta­do­res… pien­so que la gen­te que tie­ne mu­cho sen­ti­do del hu­mor es gen­te muy evo­lu­cio­na­da. Am­bos, el Rey y el Pre­si­den­te tie­nen eso en co­mún. Tam­bién la Rei­na Le­ti­zia y Mi­che­lle Oba­ma. Son jó­ve­nes, tie­nen cu­rio­si­dad e in­te­rés por la gen­te, son per­so­nas de buen co­ra­zón.

—¿Ha co­no­ci­do a la Prin­ce­sa Leo­nor y a la In­fan­ta So­fía?

—No. No he co­no­ci­do a las ni­ñas. Qué pe­na…

—¿Ce­le­bra­rán una fies­ta cuan­do re­gre­sen a Los Án­ge­les?

—Se­gui­re­mos sien­do los de siem­pre. La em­ba­ja­da en Ma­drid ha fun­cio­na­do del mo­do que so­mos no­so­tros; nos gus­ta in­vi­tar, com­par­tir, ayu­dar a los ami­gos.

—¿Ha cam­bia­do al­gu­na idea pre­con­ce­bi­da que tu­vie­ra an­tes de vi­vir en Es­pa­ña?

—Des­de la pers­pec­ti­va de un ob­ser­va­dor de fue­ra, te das cuen­ta de que a los es­pa­ño­les les en­can­ta Es­pa­ña. Les en­can­ta el ja­món, el fla­men­co, su gen­te, su ca­rác­ter… Sien­ten que son par­te de una gran fa­mi­lia, en la que a ve­ces se dis­cu­te, o uno se en­fa­da, pe­ro a la que aman pro­fun­da­men­te.

—¿Qué amis­ta­des de­jan atrás?

—Creo que las amis­ta­des me­jo­res, de país a país o de per­so­na a per­so­na, son aque­llas en las que uno sien­te que siem­pre le fal­ta tiem­po pa­ra dis­fru­tar­los. Es­pe­ra­mos re­gre­sar mu­chas, mu­chas ve­ces a Es­pa­ña y vol­ver a ver a nues­tros ami­gos. El ro­man­ce con Es­pa­ña y los es­pa­ño­les no ha ter­mi­na­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Guatemala

© PressReader. All rights reserved.