PRIN­CE­SA MAKO

En 2005, lo mis­mo su­ce­dió con la Prin­ce­sa Sa­ya­ko, her­ma­na del Prín­ci­pe He­re­de­ro, Na­ruhi­to; y en 2014, con la Prin­ce­sa No­ri­ko, so­bri­na del Em­pe­ra­dor

Hola Guatemala - - Contenido -

Re­nun­cia a su tí­tu­lo por amor

La nie­ta ma­yor del Em­pe­ra­dor Akihi­to pier­de sus pre­rro­ga­ti­vas reales al com­pro­me­ter­se con Kei Ko­mu­ro, un jo­ven ple­be­yo a quien co­no­ció en la Uni­ver­si­dad de Ga­kus­huin

LA Ca­sa Real del Im­pe­rio del Sol Na­cien­te ha in­for­ma­do que la Prin­ce­sa Mako, nie­ta del Em­pe­ra­dor Akihi­to e hi­ja del Prín­ci­pe Fu­mihi­to, per­de­rá su tra­ta­mien­to real… por amor. La jo­ven, de vein­ti­cin­co años, ha de­ci­di­do unir su vi­da a Kei Ko­mu­ro, con quien es­tu­dió en la Uni­ver­si­dad de Ga­kus­huin, de To­kio. To­do apun­ta a que el en­la­ce se ce­le­bra­rá en 2018, pe­ro la ley real de Ja­pón, la Ley Sá­li­ca, de­ter­mi­na que, si un miem­bro fe­me­nino de su Fa­mi­lia Real con­trae ma­tri­mo­nio con un ple­be­yo, pier­de su tra­ta­mien­to de Prin­ce­sa. No es la pri­me­ra vez que es­to ocu­rre en los úl­ti­mos años. Ca­be re­cor­dar que la Prin­ce­sa Sa­ya­ko, her­ma­na del Prín­ci­pe He­re­de­ro, en 2005 re­nun­ció a sus pre­rro­ga­ti­vas reales por amor a un téc­ni­co de ur­ba­nis­mo de la ciu­dad de To­kio, Yos­hi­ki Ku­ro­da. En 2014, la Ca­sa Im­pe­rial de Ja­pón re­pi­tió es­te pro­ce­so, cuan­do la Prin­ce­sa No­ri­ko, hi­ja de los Prín­ci­pes Hi­sa­ko y Ta­ma­ko, per­dió sus pri­vi­le­gios reales pa­ra ca­sar­se con Ku­ni­ma­ro Sen­ge, hi­jo de un sa­cer­do­te del san­tua­rio sin­toís­ta en Izu­mo. El si­glo XXI y las es­tric­tas le­yes del Im­pe­rio del Sol Na­cien­te pa­re­cen es­tar en gue­rra… Se que­da Ja­pón sin Prin­ce­sas, y to­das ellas por cues­tio­nes del co­ra­zón.

La Prin­ce­sa Mako tie­ne vein­ti­cin­co años y es­tá muy enamo­ra­da de su pro­me­ti­do, Kei Ko­mu­ro, un ex­com­pa­ñe­ro de la uni­ver­si­dad (aba­jo, una ima­gen de la pa­re­ja de re­des so­cia­les). Mako es hi­ja del Prín­ci­pe Fu­mihi­to (arri­ba, iz­quier­da, con su pa­dre, su ma­dre, Ki­ko, y sus her­ma­nas). Aba­jo, iz­quier­da, la bo­da de la Prin­ce­sa No­ri­ko con Ku­ni­ma­ro Sen­ge, un ple­be­yo, en oc­tu­bre de 2014, le obli­gó a re­nun­ciar a sus pre­rro­ga­ti­vas reales

Fo­tos: AGEN­CIAS / RE­DES SO­CIA­LES

Newspapers in Spanish

Newspapers from Guatemala

© PressReader. All rights reserved.