La se­gu­ri­dad de los da­tos en tiem­pos de big da­ta

Big da­ta es par­te de las tec­no­lo­gías emer­gen­tes que mu­chas or­ga­ni­za­cio­nes, in­clui­das las fi­nan­cie­ras, es­tán im­ple­men­tan­do pa­ra me­jo­rar sus fun­cio­nes, pe­ro de­trás de es­tas tec­no­lo­gías exis­ten gran­des preo­cu­pa­cio­nes co­mo res­guar­dar y ase­gu­rar la in­for­ma­ción

IT Now Guatemala - - UPDATE -

¿Cuá­les son los as­pec­tos más im­por­tan­tes a con­si­de­rar en te­mas de go­ber­na­bi­li­dad y se­gu­ri­dad de los da­tos pa­ra sal­va­guar­dar la pri­va­ci­dad de la in­for­ma­ción en el mun­do del big da­ta?

RMi­guel Án­gel Men­do­za

Es­pe­cia­lis­ta en se­gu­ri­dad in­for­má­ti­ca de ESET La­ti­noa­mé­ri­ca

El ob­je­ti­vo de la se­gu­ri­dad de la in­for­ma­ción den­tro de una or­ga­ni­za­ción es pro­te­ger los ac­ti­vos más im­por­tan­tes (in­clui­da la in­for­ma­ción), pe­ro to­do con un pro­pó­si­to de ma­yor al­can­ce: que la or­ga­ni­za­ción man­ten­ga las ope­ra­cio­nes y lo­gre su mi­sión. Por ello, una par­te fun­da­men­tal es ob­te­ner in­for­ma­ción re­le­van­te que per­mi­ta iden­ti­fi­car las ame­na­zas o vul­ne­ra­bi­li­da­des que pue­den afec­tar a las en­ti­da­des fi­nan­cie­ras, y es pre­ci­sa­men­te don­de big da­ta ad­quie­re re­le­van­cia.

En el con­tex­to de la se­gu­ri­dad, big da­ta pue­de re­sul­tar fun­da­men­tal pa­ra iden­ti­fi­car ata­ques o pa­tro­nes ma­li­cio­sos que aten­tan con­tra la in­for­ma­ción, te­nien­do co­mo con­se­cuen­cia da­ños pa­tri­mo­nia­les de los usua­rios o bien afec­ta­cio­nes pa­ra em­pre­sa mis­ma.

Por ejem­plo, en es­te con­tex­to pen­se­mos en los sis­te­mas que se en­car­gan de re­gis­trar las transac­cio­nes de los usua­rios y los enor­mes vo­lú­me­nes de da­tos que es­to re­pre­sen­ta. La iden­ti­fi­ca­ción de ac­ti­vi­da­des anó­ma­las co­mo con­se­cuen­cia de un ata­que o la ac­ción de un có­di­go ma­li­cio­so que al­te­re la in­for­ma­ción fi­nan­cie­ra, sin du­da se vuel­ve una ta­rea de com­ple­ji­dad que pue­de ser rea­li­za­da por los al­go­rit­mos y mé­to­dos de big da­ta.

RRo­dol­fo Cas­tro

Ge­ren­te de In­ge­nie­ría de For­ti­net pa­ra Cen­troa­mé­ri­ca y Ca­ri­be.

Cuan­do ha­bla­mos de go­ber­na­bi­li­dad, se­gu­ri­dad y big da­ta lo pri­me­ro que de­be­mos ha­cer es sen­si­bi­li­zar al ne­go­cio pa­ra que ha­ga con­cien­cia del rol que jue­ga con res­pec­to a la par­te de go­bierno y sus res­pon­sa­bi­li­da­des al ma­ne­jar un la­go de da­tos y cen­tra­li­zar­los trans­for­mán­do­los en big da­ta con la fi­na­li­dad de sa­tis­fa­cer las ne­ce­si­da­des de sus clien­tes.

To­da es­ta in­for­ma­ción que po­de­mos re­co­lec­tar por me­dio de lo que lla­ma­mos la ter­ce­ra pla­ta­for­ma nos per­mi­te ob­te­ner­la de mu­chas fuen­tes, ta­les co­mo si­tio web, dis­po­si­ti­vos mó­vi­les, ana­lí­ti­ca, geo lo­ca­li­za­cio­nes, etc) y tan­ta in­for­ma­ción nos lle­va a un tér­mino bas­tan­te nue­vo que em­pe­za­re­mos a ver más a me­nu­do que es la om­ni­ca­na­li­dad de la in­for­ma­ción, en don­de de­be­mos de en­ten­der por om­ni­ca­na­li­dad co­mo la de­fi­ni­ción de to­dos los me­dios po­si­bles que ali­men­ta­rían el big da­ta, a ni­vel de en­tor­nos fi­nan­cie­ros po­de­mos men­cio­nar al­gu­nos co­mo el si­tio web, ta­ble­tas o dis­po­si­ti­vos mó­vi­les, ca­je­ros au­to­má­ti­cos in­te­li­gen­tes, re­des so­cia­les y por su­pues­to la su­cur­sal fí­si­ca, Una vez que se han de­fi­ni­do los ca­na­les po­de­mos de­ter­mi­nar qué in­for­ma­ción desea­mos pro­veer o bien re­co­lec­tar y sim­pli­fi­car los te­mas de go­ber­na­bi­li­dad y se­gu­ri­dad pues al di­vi­dir ca­da uno de los ca­na­les es más sen­ci­llo ali­near­lo al plan es­tra­té­gi­co de se­gu­ri­dad de la en­ti­dad fi­nan­cie­ra.

Una vez de­fi­ni­dos los ca­na­les, y la in­for­ma­ción que se­rá im­por­tan­te pa­ra el ne­go­cio, ese “big da­ta” per­mi­te ge­ne­rar es­tra­te­gias en fun­ción de ven­tas cru­za­das, fi­de­li­dad y re­ten­ción del clien­te por ca­da ca­nal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Guatemala

© PressReader. All rights reserved.