Py­mes sal­va­do­re­ñas se suben a la nu­be

Las pe­que­ñas em­pre­sas es­tán di­na­mi­zan­do la in­dus­tria al adop­tar nue­vas tec­no­lo­gías que se ade­cuan a sus ne­ce­si­da­des, son de ba­jos cos­tos y dan re­sul­ta­dos rá­pi­dos.

IT Now Guatemala - - LOCALYTICS - Juan Jo­sé Ló­pez To­rres

El Sal­va­dor tie­ne un buen rit­mo de adop­ción de tec­no­lo­gías en las pe­que­ñas y me­dia­nas em­pre­sas (py­mes), en par­te por la ac­ce­si­bi­li­dad de los pro­duc­tos y ser­vi­cios que im­pul­san las tel­cos, así las py­mes pue­den ex­ten­der su al­can­ce a más clien­tes tan­to den­tro co­mo fue­ra del país y sin es­tar ata­dos a una in­fra­es­truc­tu­ra pro­pia en la que es­ta­rían obli­ga­das a in­ver­tir y que de­mo­ra­ría más de lo que re­que­ri­rían.

Es­ta úl­ti­ma ca­rac­te­rís­ti­ca so­bre­sa­le al op­tar por la tec­no­lo­gía pa­ra ha­cer ne­go­cios, ya sea por­que sus pro­pie­ta­rios tie­nen co­no­ci­mien­tos de otras he­rra­mien­tas o por­que sub­con­tra­tan a ex­per­tos de desa­rro­llo pa­ra ob­te­ner so­lu­cio­nes a la me­di­da que en­ca­jen con sus re­que­ri­mien­tos o lo que de­man­dan los con­su­mi­do­res.

El soft­wa­re as a ser­vi­ce (Saas) o soft­wa­re co­mo ser­vi­cio, es una mo­da­li­dad cla­ve en el uso de la nu­be, la cual ha te­ni­do im­por­tan­tes in­cre­men­tos al dar res­pues­tas a los ne­go­cios, cre­ce con­for­me a la de­man­da y los li­bra de in­ver­tir en re­cur­sos pro­pios.

“Hay mu­chas em­pre­sas de em­pren­de­do­res de dos o tres per­so­nas que quie­ren tec­no­lo­gía por­que no pue­den con­tar con mu­chas per­so- nas pa­ra cu­brir to­das las áreas, en los úl­ti­mos cin­co o diez años. Na­die lo ha­bía pen­sa­do”, afir­mó Ele­na So­la­res, je­fe de mer­ca­deo de Cla­ro Em­pre­sas y Cor­po­ra­cio­nes.

Es­ta tel­co im­ple­men­ta una ini­cia­ti­va de acer­ca­mien­to de tec­no­lo­gía al sec­tor pa­ra sub­sa­nar li­mi­tan­tes co­mo ac­ce­so al fi­nan­cia­mien­to, se­gu­ri­dad di­gi­tal o flu­jo de ca­ja por me­dio de so­lu­cio­nes que se in­te­gran des­de lo tra­di­cio­nal has­ta re­cur­sos de mo­vi­li­dad y co­mu­ni­ca­cio­nes uni­fi­ca­das, de­bi­do al au­men­to en la adop­ción de tec­no­lo­gías.

Una in­ves­ti­ga­ción de la Uni­ver­si­dad Lu­te­ra­na Sal­va­do­re­ña en 381 em­pre­sas, 269 pe­que­ñas y 41 me­dia­nas, re­ve­ló que pa­ra 2014 el 81%

“A jui­cio de los en­tre­vis­ta­dos, el 88% con­si­de­ra que los ser­vi­cios en la nu­be le trae be­ne­fi­cios pa­ra la em­pre­sa y el 12% con­si­de­ra que no”.

Car­los Mo­li­na Me­drano, Uni­ver­si­dad Lu­te­ra­na

de los en­cues­ta­dos usa­ba al­gún ti­po de ser­vi­cio en la nu­be pre­do­mi­nan­te­men­te pa­ra co­mu­ni­ca­cio­nes por me­dio de co­rreo elec­tró­ni­co, in­for­má­ti­ca y ofi­má­ti­ca, prin­ci­pal­men­te des­de dis­po­si­ti­vos mó­vi­les.

“A jui­cio de los en­tre­vis­ta­dos, el 88% con­si­de­ra que los ser­vi­cios en la nu­be le trae be­ne­fi­cios pa­ra la em­pre­sa y el 12% con­si­de­ra que no”, in­di­có Car­los Mo­li­na Me­drano, coor­di­na­dor de la Ca­rre­ra de In­for­má­ti­ca de la Uni­ver­si­dad Lu­te­ra­na Sal­va­do­re­ña.

La evo­lu­ción de las py­mes ha­cia el uso de la tec­no­lo­gía, ge­ne­ró más de US$158 mi­llo­nes en 2015 en con­cep­to de ven­tas por ser­vi­cios al go­bierno sal­va­do­re­ño, se­gún la Co­mi­sión Na­cio­nal de la Mi­cro y Pe­que­ña Em­pre­sa (CONAMYPE).

“Las en­ti­da­des del Es­ta­do le com­pran a la My­pe (me­dia­na y pe­que­ña em­pre­sa) al­re­de­dor del 20%, si se ha­bla del seg­men­to Mipy­me (mi­cro, me­dia­na y pe­que­ña em­pre­sa) es de 69%, lo cual equi­va­le a US$ 543.9 mi­llo­nes, en re­la­ción al to­tal de com­pras del 2015, que fue de US$785 mil”, in­di­có Ilea­na Ro­gel, di­rec­to­ra eje­cu­ti­va de CONAMYPE.

Lo in­tere­san­te del ca­so es que to­das las ne­go­cia­cio­nes se die­ron por me­dio del Sis­te­ma Elec­tró­ni­co de Com­pras Pú­bli­cas (Com­pra­sal) que, en­tre otras co­sas, ga­ran­ti­za la trans­pa­ren­cia de la ad­qui­si­ción por par­te del Es­ta­do, pues­to que crea un re­gis­tro del pro­vee­dor del ser­vi­cio y per­mi­te que cual­quier py­me del país ac­ce­da a la pro­vee­du­ría de ser­vi­cios.

Di­cho de otra for­ma, el uso de he­rra­mien­tas co­mo la nu­be y apli­ca­ti­vos he­chos es­pe­cí­fi­ca­men­te pa­ra la in­clu­sión de los ne­go­cios de to­do ti­po -co­mo Com­pra­sa­lle dan un nue­vo ros­tro tan­to a la in­dus­tria de tec­no­lo­gía co­mo a los ne­go­cios de to­do ta­ma­ño y ge­ne­ran un cam­bio en el sec­tor py­me pa­ra op­ti­mi­zar el tiem­po, los re­cur­sos y la efec­ti­vi­dad en las ne­go­cia­cio­nes con re­sul­ta­dos rá­pi­dos.

Py­mes que ca­mi­nan con la tec­no­lo­gía

A-zul Bis­nes op­ti­mi­za su co­rreo elec­tró­ni­co

William Irahe­ta es el fun­da­dor y pro­pie­ta­rio de A-zul Bis­nes, un ne­go­cio de di­se­ño ar­qui­tec­tó­ni­co, y quien tras vi­vir más de una dé­ca­da en Es­ta­dos Uni­dos se en­fren­tó a que el país ca­re­ce de in­for­ma­ción de ne­go­cios en In­ter­net, a di­fe­ren­cia del que una vez fue su país de re­si­den­cia.

Por ello, pa­ra evi­tar que su em­pre­sa se pier­da en el lim­bo di­gi­tal ad­qui­rió Goo­gle for Works pa­ra te­ner pre­sen­cia en In­ter­net, ser en­con­tra­do y po­si­cio­nar­se en los re­sul­ta­dos de bús­que­da.

“Ven­go de un mun­do don­de es­ca­nea­ba el có­di­go de ba­rras de un pro­duc­to pa­ra ve­ri­fi­car el pre­cio con tien­das de al­re­de­dor. En El Sal­va­dor, hay que con­du­cir mu­cho pa­ra en­con­trar lo que se ne­ce­si­ta”, re­fle­xio­nó.

Pa­ra su ob­je­ti­vo con­tra­tó un do­mi­nio pro­pio

pa­ra su co­rreo em­pre­sa­rial, lo que le ha va­li­do cie­rre de con­tra­tos; así co­mo otras he­rra­mien­tas pa­ra ges­tión de la in­for­ma­ción que no han re­que­ri­do de ayu­da ex­ter­na por­que la so­lu­ción es in­tui­ti­va. A fu­tu­ro, pre­vé cons­truir un si­tio web y una apli­ca­ción mó­vil.

Mos­kem, im­ple­men­ta apps mó­vi­les

Yenny Her­nán­dez es co­fun­da­do­ra y pro­pie­ta­ria de Mos­kem, una tien­da de ro­pa mas­cu­li­na que bus­ca su­plir de for­ma cons­tan­te los re­que­ri­mien­tos es­pe­cí­fi­cos de sus clien­tes.

Pa­ra ello tra­ba­ja en el desa­rro­llo de una app mó­vil que fa­ci­li­te tres as­pec­tos esen­cia­les y que el mis­mo mer­ca­do les ha su­ge­ri­do: con­sul­tar el stock en lí­nea, crear pie­zas a la me­di­da y el es­ta­do de la pro­duc­ción de las pren­das.

“Que­re­mos dar­le co­mo­di­dad a los clien­tes, te­ner fac­ti­bi­li­dad pa­ra ha­cer en­víos a to­do el país y ser ver­sá­ti­les en sas­tre­ría mas­cu­li­na on­li­ne”, di­jo Her­nán­dez.

A fin de te­ner ma­yor con­trol de lo que pa­sa en el ne­go­cio y con la fuer­za la­bo­ral, im­ple­men­tó un sis­te­ma de vi­deo­vi­gi­lan­cia que pue­de con­sul­tar des­de una app mó­vil, la in­ver­sión se sus­ten­tó en las me­jo­ras pa­ra el ne­go­cio.

MIG, vi­si­bles en la web

Rod­man Do­ñán, es el ge­ren­te ge­ne­ral de MIG (Ma­king Ideas Growth), una pla­ta­for­ma pa­ra ne­go­cios emer­gen­tes a los que per­mi­te ex­ten­der sus pro­duc­tos y ser­vi­cios me­dian­te In­ter­net de for­ma prag­má­ti­ca pa­ra es­ta­ble­cer con­tac­to con clien­tes po­ten­cia­les.

“Lo di­fí­cil del py­me es dar­se a co­no­cer y no ser ren­ta­ble. MIG pro­mue­ve el desa­rro­llo lo­cal de em­pren­de­do­res. To­dos los días los jó­ve­nes tie­nen nue­vas ideas pa­ra ex­po­ner­las en In­ter­net, ya que si no es­tá en él, no exis­te”, afir­mó.

La he­rra­mien­ta fue crea­da en con­jun­to con otros pro­fe­sio­na­les em­pren­de­do­res que ga­ran­ti­zan que el po­si­cio­na­mien­to de los hos­pe­da­dos ten­ga pre­sen­cia en la red pa­ra lle­gar a un mer­ca­do ob­je­ti­vo que va de los 25 a los 35 años, prin­ci­pal­men­te mu­je­res.

Des­de ha­ce más de 16 me­ses a la fe­cha, la em­pre­sa ha pa­sa­do por una se­rie de me­jo­ras pa­ra que el SEO sea el in­di­ca­do y no su­frir pe­na­li­za­cio­nes de Goo­gle al no ser res­pon­si­vo. El pro­yec­to na­ció de ce­ro y aho­ra apun­ta a mi­grar a una nu­be pú­bli­ca que in­clu­ya una pa­sa­re­la de pa­go, aná­li­sis de da­ta, así co­mo un Wa­rehou­se Ma­na­ge­ment Sys­tem.

Alas Cons­truc­to­ra se in­cli­na por la nu­be

Wal­ter Alas, es ge­ren­te ad­mi­nis­tra­ti­vo en Alas Cons­truc­to­ra, don­de la nu­be es cla­ve pa­ra los pro­ce­sos in­ter­nos, ges­tio­nar in­for­ma­ción y de­ter­mi­nar cos­tos im­plí­ci­tos en los pro­yec­tos de es­te ru­bro.

Des­de ha­ce cin­co años, usan Drop­box pa­ra ha­cer más efi­cien­te la pro­duc­ción de los di­se­ña­do­res grá­fi­cos y, des­de ha­ce un año y me­dio, Brick­con­trol, pa­ra sa­ber cos­tos y avan­ces de pro­yec­tos.

Aun­que el pro­gra­ma de cos­tos lo dio a co­no­cer el ge­ren­te de la em­pre­sa, de 53 años, no fue sino has­ta que Alas in­da­gó to­das sus ca­rac­te­rís­ti­cas. De otra for­ma, es­ta so­lo se ha­bría que­da­do co­mo una po­si­ble so­lu­ción al ma­ne­jo del ne­go­cio.

“Hoy to­do es más rá­pi­do y efi­cien­te, se re­quie­re me­nos per­so­nal; eso re­du­ce cos­tos y lle­va al or­den. An­tes usá­ba­mos las he­rra­mien­tas que te­nía­mos a la mano, era len­to, se usa­ba más soft­wa­re que so­lo al­gu­nos

“Lo di­fí­cil del py­me es dar­se a co­no­cer y no ser ren­ta­ble. MIG pro­mue­ve el desa­rro­llo lo­cal de em­pren­de­do­res. To­dos los días los jó­ve­nes tie­nen nue­vas ideas pa­ra ex­po­ner­la en In­ter­net, ya que si no es­tá en él, no exis­te”.

sa­bían usar”, hi­zo ver so­bre el an­tes y el des­pués.

Aun­que ge­ne­rar la cul­tu­ra de cam­bio de pro­ce­di­mien­tos en nu­be fue un re­to, las cons­tan­tes ca­pa­ci­ta­cio­nes han co­men­za­do a dar re­sul­ta­dos. La in­te­gra­ción no fue com­ple­ja por lo in­tui­ti­vo de las he­rra­mien­tas. Hoy va por la reali­dad vir­tual pa­ra dar a sus clien­tes nue­vas ex­pe­rien­cias.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Guatemala

© PressReader. All rights reserved.