Sa­la­rios IT: ¿Có­mo es­tán re­gu­la­dos?

Los sa­la­rios mí­ni­mos en IT va­rían en la re­gión se­gún la le­gis­la­ción de los en­tes re­gu­la­do­res, sin em­bar­go se las cer­ti­fi­ca­cio­nes au­men­ta­rán la men­sua­li­dad de los co­la­bo­ra­do­res en tec­no­lo­gía.

IT Now Guatemala - - FUTURE - Fa­bián Cal­de­rón

El sec­tor tec­no­ló­gi­co cre­ce ca­da vez más rá­pi­do al igual que los pro­fe­sio­na­les IT, a pe­sar de ser una de las ca­rre­ras más atrac­ti­vas en el mer­ca­do la­bo­ral por sus bue­nos sa­la­rios y opor­tu­ni­da­des de tra­ba­jo, la ofer­ta es po­ca com­pa­ra­do con la de­man­da que es­tá exi­gien­do el mer­ca­do.

Es­to mar­ca una pau­ta en la ru­ta de los sa­la­rios de es­te sec­tor por la re­gión, ya que en mu­chas oca­sio­nes los co­la­bo­ra­do­res son muy bien pa­ga­dos por no con­tar con el per­so­nal su­fi­cien­te o con los co­no­ci­mien­tos téc­ni­cos ne­ce­sa­rios.

Por eso, los go­bier­nos pa­ra con­ta­bi­li­zar e in­cluir los in­for­mes sa­la­ria­les del sec­tor mez­clan los ran­gos de re­mu­ne­ra­ción de tec­no­lo­gía con los de­más sec­to­res eco­nó­mi­ca­men­te ac­ti­vos sub­de­sa­rro­lla­dos, por lo que exis­te ape­nas una pe­que­ña re­gu­la­ción del mis­mo.

Las em­pre­sas, al me­nos las trans­na­cio­na­les, tra­tan de re­gir sus ofer­tas sa­la­ria­les en com­pa­ra­ción a otros paí­ses en los que ten­gan pre­sen­cia rea­li­zan­do va­ria­cio­nes de acuer­do a la si­tua­ción eco­nó­mi­ca ac­tual, la in­fla­ción y la ofer­ta que pre­sen­ten las en­ti­da­des gu­ber­na­men­ta­les en otras áreas que se su­man a la de tec­no­lo­gía.

El Mi­nis­te­rio de Cien­cia, Tec­no­lo­gía y Te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes de Cos­ta Ri­ca (MICITT) ex­pre­só que es­tos pro­fe­sio­na­les en el país es­tán te­nien­do una ex­pan­sión pau­la­ti­na y aún no han te­ni­do la po­si­bi­li­dad de rea­li­zar un es­tu­dio o re­gu­la­ción ge­ne­ral de los sa­la­rios en tec­no­lo­gía.

Sin em­bar­go, po­seen apro­xi­ma­dos del pro­me­dio sa­la­rial en las em­pre­sas más gran­des del país y por cues­tio­nes de con­fi­den­cia­li­dad pre­fi­rie­ron nos es­pe­ci­fi­car­lo.

Otra ins­ti­tu­ción que ra­ti­fi­có la ca­ren­cia de do­cu­men­tos don­de se re­gu­len los sa­la­rios de IT de ma­ne­ra uni­for­me fue, la Cá­ma­ra de Tec­no­lo­gías de la In­for­ma­ción y Co­mu­ni­ca­ción (Cam­tic).

Ot­to Ri­ve­ra, vi­ce­pre­si­den­te de la Cá­ma­ra ade­lan­tó que a raíz del ma­peo sec­to­rial rea­li­za­do por ellos mis­mos, crea­ron una uni­dad de in­ves­ti­ga­ción don­de se es­tá rea­li­zan­do un es­tu­dio com­pa­ra­ti­vo pa­ra las em­pre­sas del sec­tor en ma­te­ria de be­ne­fi­cios sa­la­ria­les y no sa­la­ria­les que ca­da en­ti­dad ofrez­ca a su tra­ba­ja­dor pa­ra lo­grar un ma­yor ba­lan­ce en las ins­ti­tu­cio­nes.

De acuer­do con el Mi­nis­te­rio de Tra­ba­jo y Se­gu­ri­dad So­cial (MTSS) de Cos­ta Ri­ca, la ley que se apli­ca pa­ra to­dos los sec­to­res del país se ha­ce se­gún su gra­do de edu­ca-

ción aca­dé­mi­ca y tí­tu­los ob­te­ni­dos. El Téc­ni­co Me­dio Edu­ca­ción Di­ver­si­fi­ca­da tie­ne un sa­la­rio mí­ni­mo de US$630 por mes, Téc­ni­co de Edu­ca­ción Su­pe­rior de US$824, el Di­plo­ma­do de Edu­ca­ción Su­pe­rior de US$820, Ba­chi­ller Uni­ver­si­ta­rio de US$935 y Li­cen­cia­do Uni­ver­si­ta­rio US$1.122.

De es­te mo­do, el ajus­te sa­la­rial lo es­ta­ble­ce ca­da em­pre­sa a par­tir del sa­la­rio mí­ni­mo que dic­ta el MTSS, por lo tan­to pue­de ser que un co­la­bo­ra­dor de IT con las mis­mas ta­reas de otro ten­gan sa­la­rios di­fe­ren­tes se­gún don­de la­bo­ra.

Por su par­te, la Aso­cia­ción Hon­du­re­ña de Tec­no­lo­gías de la In­for­ma­ción sí po­see es­tu­dios del ca­so en su ac­tua­li­za­ción más re­cien­te se re­mon­ta en 2011, se es­pe­ci­fi­ca que las tres pro­fe­sio­nes que más ga­nan en el ám­bi­to TI son los ar­qui­tec­tos de soft­wa­re con un in­gre­so men­sual de US$2 700, ad­mi­nis­tra­ción de pro­yec­tos con US $1 400 y desa­rro­lla­do­res de soft­wa­re se­nior con US $1 200.

Con un me­nor in­gre­so se en­cuen­tran los es­pe­cia­lis­tas de so­por­te téc­ni­co con US$550 men­sua­les, ma­ne­jo téc­ni­co con la mis­ma can­ti­dad y por úl­ti­mo el área de ven­tas con me­nos de US$500.

La Di­rec­ción Ge­ne­ral de Em­pleo de Gua­te­ma­la, tam­bién po­see un in­for­me acer­ca de la si­tua­ción re­mu­ne­ra­ti­va del sec­tor tec­no­ló­gi­co don­de se se­ña­ló en un in­for­me que los pro­fe­sio­na­les en cien­cias de la tec­no­lo­gía po­seen sa­la­rios que en pro­me­dio as­cien­den US$805. Los co­la­bo­ra­do­res que ocu­pan pues­tos en el sec­tor pri­va­do tie­nen sa­la­rios pro­me­dio US$83.

En Ni­ca­ra­gua se vi­ve una reali­dad pa­re­ci­da a Cos­ta Ri­ca don­de se ma­ne­ja un sa­la­rio pa­ra el sec­tor mí­ni­mo en ge­ne­ral y a par­tir de ahí se pa­ga lo que la com­pa­ñía pien­se jus­to.

En es­te país los sa­la­rios IT es­tán den­tro del círcu­lo del sec­tor de Co­mu­ni­ca­cio­nes, don­de la men­sua­li­dad mí­ni­ma es­ta­ble­ci­da por ley, des­de agos­to del 2016 has­ta el 28 de fe­bre­ro del 2017, es de US$244, se­gún ci­fras su­mi­nis­tra­das por el Mi­nis­te­rio del Tra­ba­jo en Ni­ca­ra­gua.

Cam­bian­do de país, la si­tua­ción de El Sal­va­dor es di­fe­ren­te, pa­ra es­ta­ble­cer el suel­do mí­ni­mo de es­te país se creó el Con­se­jo Na­cio­nal de Sa­la­rio Mí­ni­mo, una ins­tan­cia que de­pen­de del Mi­nis­te­rio del Tra­ba­jo.

Des­de su crea­ción en 2013 se acor­dó ha­cer un au­men­to del 12% al sa­la­rio mí­ni­mo tam­bién co­no­ci­do co­mo suel­do mí­ni­mo de El Sal­va­dor, pe­ro es­te se rea­li­za­ría en tres par­tes de 4%, la pri­me­ra de ellas se­ría en ju­lio de 2013, la se­gun­da en enero de 2014 y la úl­ti­ma en enero de 2015.

Se­gún el Mi­nis­te­rio de Tra­ba­jo de El Sal­va­dor, du­ran­te el úl­ti­mo mes se ne­go­ció un cam­bio y el sec­tor de TI su­biría a $258.93 es­te año y pa­ra 2018 se­ría de $285.47 es­to sin con­tar cer­ti­fi­ca­cio­nes o re­que­ri­mien­tos es­pe­cia­les que se les pa­guen a los pro­fe­sio­na­les.

Con res­pec­to a los pa­na­me­ños, Ham­zah Ha­ji, di­rec­tor de pro­yec­tos de Ins­ti­tu­to Pa­na­me­ño de De­re­cho y Nue­vas Tec­no­lo­gías (Ipan­de­tec), ex­pli­có que por lo ge­ne­ral un ju­nior IT de­be es­tar ga­nan­do cer­ca de US$800, si es­tá em­pe­zan­do la ca­rre­ra pro­fe­sio­nal pe­ro tam­bién pue­de ir muy li­ga­do a los co­no­ci­mien­tos que po­see.

El Mi­nis­te­rio de Tra­ba­jo de Pa­na­má es­ta­ble­ció un ajus­te ge­ne­ral del

8,5% al sa­la­rio mí­ni­mo en to­das las ac­ti­vi­da­des eco­nó­mi­cas del país, que ten­dría efec­to a par­tir de enero de 2016, el sa­la­rio de la re­gión uno del país pa­sa­ría de US$624 a US$677 y en la re­gión dos de US$488 a unos US$529. Su im­pac­to en mer­ca­do la­bo­ral

Ignacio Tre­jos, rec­tor de la Uni­ver­si­dad Cen­fo­tec en Cos­ta Ri­ca ex­pre­só que el pro­ble­ma ac­tual es que hay es­ca­sez de per­so­nal bien pre­pa­ra­do en los di­ver­sos per­fi­les pro­fe­sio­na­les den­tro de las TIC, con­se­cuen­te­men­te los sa­la­rios tien­den a cre­cer pa­ra las per­so­nas más com­pe­ten­tes.

“Hay pues­tos de tra­ba­jo que re­quie­ren pre­pa­ra­ción más es­pe­cí­fi­ca que la ofre­ci­da en la ma­yo­ría de las ca­rre­ras uni­ver­si­ta­rias. Hay po­ten­cial pa­ra crear más pues­tos de tra­ba­jo por de­man­da in­ter­na na­cio­nal y por opor­tu­ni­da­des de ven­ta de ser­vi­cios TIC in­ter­na­cio­nal­men­te. Pe­ro no pue­den lle­nar­se por­que no hay su­fi­cien­tes per­so­nas ca­li­fi­ca­das pa­ra esos pues­tos, o por­que les fal­ta el do­mi­nio de idio­ma re­que­ri­do, prin­ci­pal­men­te in­glés y por­tu­gués”, de­ta­lló el rec­tor.

Pa­ra el ex­per­to, la si­tua­ción tam­bién es crí­ti­ca, ya que cuan­do hay es­ca­sez (en es­te ca­so de per­so­nal ca­li­fi­ca­do), los sa­la­rios suben.

“De­ben atraer­se más per­so­nas a for­mar­se y cer­ti­fi­car­se en TIC, por­que hay al­ta de­man­da na­cio­nal y mun­dial por per­so­nas bien ca­li­fi­ca­das”, agre­gó.

Por su par­te, Fer­nan­do Del­ga­do de Gru­po In­vic­tus en Gua­te­ma­la, desa­rro­lla­do­ra de sis­te­mas, co­men­tó que exis­te gran au­ge por apren­der a desa­rro­llar apli­ca­cio­nes pa­ra Ap­ple, pe­ro en paí­ses de la re­gión los clien­tes o in­ver­sio­nis­tas son cons­cien­tes que no pue­den in­ver­tir en un pro­yec­to que da­rá un pro­duc­to que no tie­ne tan­ta de­man­da en el mer­ca­do.

De es­ta ma­ne­ra la re­gión

“En años an­te­rio­res per­so­nas ines­cru­pu­lo­sas qui­sie­ron crear un co­le­gio y una aso­cia­ción apro­ve­chán­do­se de mu­chos que se afi­lia­ron y que al fi­nal no que­do en na­da”. Efraín Sal­ga­do, Go­bierno Se­cre­ta­ria de Tra­ba­jo y Se­gu­ri­dad So­cial (Stss).

po­dría ex­plo­tar su po­ten­cial si tu­vie­ra pro­fe­sio­na­les que cum­plan con los re­qui­si­tos con los que desean las em­pre­sas tan­to lo­ca­les co­mo trans­na­cio­na­les.

“Una de­ce­na de em­pre­sas se han da­do cuen­ta del po­ten­cial de desa­rro­llo de tra­ba­jar con len­gua­jes y/o fra­me­work con el pa­ra­dig­ma MVC y es­tán con­tra­tan­do o ca­pa­ci­tan­do a su per­so­nal pa­ra vol­ver­se más com­pe­ti­ti­vos en bus­ca de te­ner un fac­tor di­fe­ren­cia­dor an­te la to­ma de de­ci­sio­nes del clien­te”, ma­ni­fes­tó Del­ga­do.

En acuer­do con es­to, Efraín Sal­ga­do, ge­ren­te de IT pa­ra el Go­bierno Se­cre­ta­ria de Tra­ba­jo y Se­gu­ri­dad So­cial (Stss) de Hon­du­ras, co­men­tó que es­tos pro­ble­mas de sa­la­rios no tie­nen nin­gún im­pac­to sig­ni­fi­ca­ti­vo por­que el sec­tor tec­no­ló­gi­co es un sec­tor que no tie­ne re­pre­sen­ta­ción gre­mial.

“En años an­te­rio­res per­so­nas ines­cru­pu­lo­sas qui­sie­ron crear un co­le­gio y una aso­cia­ción apro­ve­chán­do­se de mu­chos que se afi­lia­ron y que al fi­nal no que­do en na­da”, alar­mó el ge­ren­te.

Pa­ra ga­nar más es­tán las cer­ti­fi­ca­cio­nes

Ac­tual­men­te exis­ten pro­fe­sio­na­les IT en la re­gión, pe­ro la de­man­da es mu­cho y la ofer­ta es po­ca, ya que es­tos pro­fe­sio­na­les ob­tie­nen sus gra­dos uni­ver­si­ta­rios y en­tran a tra­ba­jar en dis­tin­tas com­pa­ñías, sin em­bar­go mu­chos de los pues­tos que ofre­cen las em­pre­sas re­quie­ren más gra­dos de es­pe­cia­li­za­ción y pa­ra ellos las cer­ti­fi­ca­cio­nes son de gran ayu­da, ade­más que po­si­bi­li­ta au­men­tar el sa­la­rio.

Se­gún Cynt­hia Sa­na­bria, con­sul­to­ra de KPMG Cos­ta Ri­ca, el sec­tor de TI vi­ve una eta­pa en la que el tra­ba­jo so­bra pe­ro no los pro­fe­sio­na­les que es­tén ca­pa­ci­ta­dos pa­ra po­der tra­ba­jar en sus com­pa­ñías.

“¿Hay tra­ba­jo? Sí, pa­ra di­ver­sas áreas des­de téc­ni­cos, desa­rro­lla­do­res has­ta pro­fe­sio­na­les en­fo­ca­dos en go­ber­nan­za. En Cos­ta Ri­ca exis­ten nor­ma­ti­vas que es­tán re­la­cio­na­das con go­bierno cor­po­ra­ti­vo, lo cual exi­ge que las com­pa­ñías ten­gan pro­fe­sio­na­les con el co­no­ci­mien­to y ex­pe­rien­cia”, agre­gó Sa­na­bria.

¿Quie­re des­ta­car en el sec­tor de TI? Fá­cil, sa­que una cer­ti­fi­ca­ción. La ex­per­ta Kar­la de Si­güen­za, ge­ren­te ge­ne­ral de AGSA en Gua­te­ma­la, ex­pre­só que es­tos tí­tu­los co­rres­pon­de­rán al gi­ro del que

“Se­rá di­fe­ren­te si nos re­fe­ri­mos a De­par­ta­men­tos TIC den­tro de una em­pre­sa cu­yo gi­ro de ne­go­cio no son las TIC”, di­jo la ge­ren­te.

Pa­ra las em­pre­sas soft­wa­re-fac­tory o Saas, es de su­ma re­le­van­cia que los ana­lis­tas y pro­gra­ma­do­res se cer­ti­fi­quen en CMMI (al me­nos en ni­vel 2), ISO/IEC

9126-1, Mo­de­lo SCAMPI, PMI y SCRUM. Tam­bién hay cer­ti­fi­ca­cio­nes en len­gua­jes de pro­gra­ma­ción y DBMS que po­drían ser re­que­ri­dos de acuer­do a los adop­ta­dos.

En el ca­so de las em­pre­sas de in­fra­es­truc­tu­ra o Iaas/ Paas, po­drían re­que­rir­se cer­ti­fi­ca­cio­nes en ISO/IEC 2000-1, TIA/EIA 942 (al me­nos en TIER 2) y 568b, APC (no cer­ti­fi­ca­ble), SPEC (no cer­ti­fi­ca­ble), CPTED (no cer­ti­fi­ca­ble) y PMI.

Tam­bién hay otras cer­ti­fi­ca­cio­nes que son pro­pias de las mar­cas de los equi­pos (ser­vi­do­res, SAN y te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes), ta­les co­mo las que ma­ne­ja la mar­ca CIS­CO (CCENT-CCNACCNP-CCIE-CCA), Mi­cro­soft (Win­dows Ser­ver), DELL, etc. Sin de­jar de la­do las cer­ti­fi­ca­cio­nes de Vmwa­re, Ci­trix, Unix, Risk 6000, etc.

Cuan­do las em­pre­sas son de se­gu­ri­dad o ma­ne­jan in­for­ma­ción sen­si­ble no pro­pia sus co­la­bo­ra­do­res po­drían adop­tar cer­ti­fi­ca­cio­nes co­mo CISSP (cer­ti­fi­ca­ble), ISO/IEC 27001,2 (cer­ti­fi­ca­ble), ISO/IEC 27005, ISO 31000, CISA, CISM, PCI/DSS

“Las cer­ti­fi­ca­cio­nes res­pal­dan el co­no­ci­mien­to pe­ro no ga­ran­ti­zan la com­pe­ten­cia en el cam­po”, ex­pre­só Sa­na­bria.

A es­to se le su­ma la opi­nión de Ham­zah Ha­ji de Ipan­de­tec, re­gu­la­do­ra de las tec­no­lo­gías de in­for­ma­ción en Pa­na­má, ex­pre­só que es cla­ro que un pro­fe­sio­nal de TI en­tre más cer­ti­fi­ca­do es­té más di­ne­ro ga­na­rá. Sin em­bar­go, cuan­do es­tas de­ben ser asu­mi­das por el pro­fe­sio­nal re­quie­ren de mu­cha in­ver­sión en com­pa­ra­ción con el re­torno que se ob­tie­ne.

“Ve­mos que las em­pre­sas pri­va­das mu­chas ve­ces se que­jan de que no tie­nen el re­cur­so ne­ce­sa­rio de mano de obra ca­li­fi­ca­da en tec­no­lo­gía, sin em­bar­go no se preo­cu­pan o mo­les­tan por en­tre­nar a su per­so­nal. No to­das las em­pre­sas ayu­dan a sus co­la­bo­ra­do­res a ob­te­ner una cer­ti­fi­ca­ción”, ar­gu­men­tó Ha­ji.

El IT PRO ideal

El sec­tor de las tec­no­lo­gías de la in­for­ma­ción y la co­mu­ni­ca­ción, exis­te una ten­den­cia a bus­car pro­fe­sio­na­les se­gún el co­no­ci­mien­to cien­tí­fi­co - téc­ni­co y las cer­ti­fi­ca­cio­nes que po­sea.

Pa­ra Nor­man Tru­ji­llo, In­ge­nie­ro en Compu­tación y pro­fe­sor de la Uni­ver­si­dad Na­cio­nal de In­ge­nie­ría de Ni­ca­ra­gua, de­ta­lló el IT PRO ideal de­be de con­tar con ca­rac­te­rís­ti­cas muy par­ti­cu­la­res adi­cio­na­les a sus ha­bi­li­da­des pro­fe­sio­na­les, que sa­tis­fa­gan las ne­ce­si­da­des de las or­ga­ni­za­cio­nes en as­pec­tos tan com­ple­jos y cam­bian­tes co­mo los que plan­tea el mun­do hoy en día.

Por eso se re­co­mien­da que el pro­fe­sio­nal sea in­no­va­dor, in­ves­ti­ga­dor, em­pren­de­dor, lí­der, in­ter­dis­ci­pli­na­rio, éti­co, in­te­gra­dor de so­lu­cio­nes, que pue­da tra­ba­jar de ma­ne­ra co­la­bo­ra­ti­va, buen co­mu­ni­ca­dor, pla­nea­dor es­tra­té­gi­co, con ca­pa­ci­dad de au­to­apren­di­za­je per­ma­nen­te, com­pro­mi­so, buen ges­tor y ad­mi­nis­tra­dor, ca­paz de rom­per pa­ra­dig­mas, pro­mo­ver y ge­ne­rar va­lio­sas trans­for­ma­cio­nes en la or­ga­ni­za­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Guatemala

© PressReader. All rights reserved.