ATA­QUE DE LAS STAR­TUPS

IT Now Guatemala - - EDITORIAL - Thel­ma López EDI­TO­RA GE­NE­RAL - IT NOW thel­ma.lo­pez@gru­po­cer­ca.com

Mu­chas de las nue­vas com­pa­ñías de tec­no­lo­gía fi­nan­cie­ra (fin­tech, es el acró­ni­mo) es­tán ga­nan­do la leal­tad de los clien­tes tra­di­cio­na­les de la ban­ca en mer­ca­dos co­mo EE.UU., Asia y Eu­ro­pa. Es­to gra­cias a que es­tas fin­tech les ofre­cen un pro­ce­sa­mien­to de prés­ta­mos más rá­pi­do, me­jo­res ga­nan­cias en in­ver­sio­nes fi­nan­cie­ras y, so­bre to­do, me­jor ex­pe­rien­cia de usua­rio que la ban­ca tra­di­cio­nal.

En otras pa­la­bras, los gi­gan­tes ban­ca­rios es­tán vien­do una cre­cien­te ame­na­za en las pe­que­ñas star­tups, lo que los es­tá obli­gan­do a pen­sar en so­lu­cio­nes más cus­to­mer-res­pon­si­ve, ba­sa­das en big da­ta, apps y CRM en la nu­be.

El im­pac­to de es­tos dis­rup­to­res di­gi­ta­les es es­pe­cial­men­te fuer­te en áreas co­mo prés­ta­mos, hi­po­te­cas y fon­dos de ca­pi­tal. De he­cho, ya re­pre­sen­tan un 38% de mer­ca­do de hi­po­te­cas en EE.UU., se­gún Mort­ga­ge Fi­nan­ce.

Así co­mo es­tá su­ce­dien­do en la ban­ca, otras ver­ti­ca­les es­tán ex­pe­ri­men­tan­do un cam­bio en su ne­go­cio a par­tir de las star­tups, que ya no so­lo son un “fad” de la in­dus­tria, sino ju­ga­do­res que cam­bian las re­glas.

Tie­nen ven­ta­jas so­bre al­gu­nas de las in­dus­trias más es­ta­ble­ci­das, en­tre ellas la fal­ta de re­gu­la­ción, la vir­tual au­sen­cia de sis­te­mas le­gacy que di­fi­cul­tan la ra­pi­dez en adop­ción tec­no­ló­gi­ca y, esa mis­ma adop­ción, es par­te de su ne­go­cio mis­mo.

Aún así, es­to no es su­fi­cien­te pa­ra con­ven­cer a to­dos los CIO de ge­ne­rar alian­zas con es­tas nue­vas star­tups o bien de op­tar por sus ser­vi­cios. En uno de los más re­cien­tes even­tos de IT NOW, IT Breaks: ten­den­cias en el sec­tor fi­nan­cie­ro, pre­gun­ta­mos a los CIO pa­na­me­ños en el sec­tor ban­ca­rio so­bre la po­si­bi­li­dad de es­ta­ble­cer alian­zas es­tra­té­gi­cas con las fin­tech, a lo que res­pon­die­ron con ex­cep­ti­cis­mo, so­bre to­do por la fal­ta de pre­su­pues­to pa­ra ge­ne­rar re­sul­ta­dos tan­gi­bles a par­tir de esas alian­zas.

Por aho­ra, las en­ti­da­des más bien se en­fo­can en sus pro­pios desa­rro­llos pa­ra lo­grar com­pe­ti­ti­vi­dad, con ser­vi­cios fi­nan­cie­ros más as­tu­tos y en trans­for­mar la ex­pe­rien­cia de sus usua­rios sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te.

Lo que sí no tie­ne mar­cha atrás es el nue­vo per­fil de star­tup que no so­lo brin­da ser­vi­cios, sino que com­pi­te con las in­dus­trias tra­di­cio­na­les por un es­pa­cio en el mer­ca­do, un fe­nó­meno que sin du­da po­ne en el cen­tro de la po­lé­mi­ca al CIO, que en con­jun­to con su CEO de­be­rán co­lo­car a la tec­no­lo­gía pri­me­ro en su pla­nes de ne­go­cio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Guatemala

© PressReader. All rights reserved.