Res­pon­se

IT Now Guatemala - - UPDATE - Eduar­do Villarreal Ge­ren­te de Innovación y Tec­no­lo­gía Ban­co Hi­po­te­ca­rio Na­cio­nal, Pa­na­má.

Ed­win Cam­pos Te­rri­tory Ac­count Ma­na­ger – Pa­na­ma, Dell EMC

La res­pues­ta a su con­sul­ta na­ce del ra­zo­na­mien­to del por qué la nu­be, ele­men­tos im­por­tan­tes que se ven co­mo be­ne­fi­cios de es­ta ten­den­cia, en­tre al­gu­nos, ma­yor agi­li­dad para eje­cu­tar pro­ce­sos de im­ple­men­ta­ción, más fle­xi­bi­li­dad de cre­ci­mien­to, adap­ta­ción a los cam­bios, ma­ne­ja­bi­li­dad in­te­gral y re­duc­ción de cos­tos ope­ra­ti­vos, son par­te de lo que aho­ra se con­vier­te en una nue­va ten­den­cia: traer la nu­be a tu do­mi­nio. To­dos esos fac­to­res aho­ra se desean te­ner “en ca­sa”. Al­gu­nos lo lla­man nu­be pri­va­da, al­gu­nos or­ques­ta­ción, pe­ro al fi­nal se tra­ta de be­ne­fi­cios que la tec­no­lo­gía nos da y que desea­mos te­ner­la ba­jo nues­tro con­trol, que nues­tra in­for­ma­ción es­te ba­jo nues­tra mi­ra­da, y al mis­mo tiem­po po­der in­ter­ac­tuar con las nu­bes que pro­vee­do­res re­co­no­ci­dos nos ofre­cen.

Una for­ma prác­ti­ca de ver o definir la pró­xi­ma ten­den­cia es lla­mar­la la in­ter­co­nec­ti­vi­dad de las nu­bes. Mi nu­be pro­pia con la de un pro­vee­dor que co­exis­tan y me den las fun­cio­nes y be­ne­fi­cios que de­seo de am­bos en­tor­nos. Los ex­per­tos lo de­no­mi­nan nu­be hí­bri­da, pe­ro es­to es más que so­lo un tér­mino, es ex­traer lo bueno del con­cep­to nu­be y po­ner­lo a fun­cio­nar en mi pro­pia ofi­ci­na, en mi pro­pio da­ta cen­ter.

Ing. Efrain Var­gas, CEO Cor­po­ra­te TIC

De­fi­ni­ti­va­men­te gra­cias la nu­be es­ta­mos vi­vien­do una ver­da­de­ra re­vo­lu­ción y con­ti­núa cre­ci­mien­to, de he­cho Ama­zon y Azu­re de Mi­cro­soft han apos­ta­do a es­te mo­de­lo de ne­go­cio y son el nú­me­ro 1 y 2 res­pec­ti­va­men­te. Con­si­de­ro que el si­guien­te pa­so no es un nue­vo ti­po de in­fra­es­truc­tu­ra sino el apro­ve­cha­mien­to al má­xi­mo de és­tas.

Hoy día la nu­be genera cam­bios cons­tan­tes y es mu­cho más que emails, web­si­tes o al­ma­ce­na­mien­to de da­tos. La for­ta­le­za de la nu­be es su “ven­ta­ja com­pe­ti­ti­va” ya que brin­da be­ne­fi­cios en to­do ti­po de em­pre­sa.

Ini­cia­ti­vas co­mo los “sis­te­mas au­tó­ma­tas” en la nu­be se­rán la ten­den­cia para los pró­xi­mos dos años, és­tos sis­te­mas ase­so­ran al em­pre­sa­rio y ejer­cen de ma­ne­ra au­to­má­ti­ca de­ci­sio­nes que im­pac­tan di­rec­ta­men­te en la pro­duc­ti­vi­dad.

Hay que des­ta­car que ser­vi­cios re­la­cio­na­dos al In­ter­net de las Co­sas (IOT) es­tá en cons­tan­te cre­ci­mien­to, hay gran­des em­pre­sas ofre­cien­do es­te ser­vi­cio de ma­ne­ra se­gu­ra. La opor­tu­ni­dad de cre­ci­mien­to es evi­den­te, pues a pe­sar del gran vo­lu­men de da­tos que hoy se ge­ne­ran en el mun­do tan so­lo un 5% de ellos es­tán al­ma­ce­na­dos en la nu­be, con lo cual las em­pre­sas y go­bier­nos es­tán de­jan­do de per­ci­bir un sin­nú­me­ro de be­ne­fi­cios.

Ya sa­be­mos có­mo vir­tua­li­zar la in­fra­es­truc­tu­ra, lue­go pa­sa­mos a in­fra­es­truc­tu­ra en la nu­be, ¿Cuál creen se­rá el si­guien­te pa­so?

Newspapers in Spanish

Newspapers from Guatemala

© PressReader. All rights reserved.