¿ES­TÁ DIS­PUES­TO A CE­DER EL &21752/ '( 68 ,1)5$(6758&785$ ,7"

Con la ad­mi­nis­tra­ción re­mo­ta de su in­fra­es­truc­tu­ra, los CIO con­si­guen cen­trar­se en el ne­go­cio, re­du­cir cos­tos y erro­res hu­ma­nos. Es una ten­den­cia que se ha­ce ca­da vez más co­mún en la re­gión.

IT Now Guatemala - - SUMARIO - Bo­ris Ríos

Con la ad­mi­nis­tra­ción re­mo­ta de su in­fra­es­truc­tu­ra, los CIO con­si­guen cen­trar­se en el ne­go­cio, re­du­cir cos­tos y erro­res hu­ma­nos. Es una ten­den­cia que se ha­ce ca­da vez más co­mún en la re­gión.

Fer­nan­do Gar­cía, In­ge­nium.

“Es­ta adop­ción va­ría mu­cho de unas in­dus­trias a otras, pe­ro se po­dría de­cir que to­da­vía hoy re­pre­sen­tan en­tre un 15% y un 20% las em­pre­sas que de­jan la ad­mi­nis­tra­ción de su in­fra­es­truc­tu­ra en ma­nos de ter­ce­ros”.

Pa­ra lo­grar una ad­mi­nis­tra­ción re­mo­ta que sa­tis­fa­ga los ob­je­ti­vos que tie­ne to­do CIO, es ne­ce­sa­rio que co­noz­ca en de­ta­lle los ele­men­tos que de­be to­mar en cuen­ta, que ga­ran­ti­cen la ca­li­dad de la ges­tión, así co­mo aque­llo que de­be otor­gar­le el pro­vee­dor de ser­vi­cios ad­mi­nis­tra­dos.

Se­gún da­tos de 451 Re­search, se es­pe­ra que el mer­ca­do del cloud com­pu­ting o in­fra­es­truc­tu­ra co­mo un ser­vi­cio (Iaas), crez­ca al­re­de­dor del 20% al año PI[\I ÅVITM[ LM M[\I LUKILI 0Wa en día, la ma­yo­ría de los re­cur­sos de IT (65%) se en­cuen­tran en in­fra­es­truc­tu­ra pri­va­da, aun­que esa ya se ha dis­mi­nui­do en com­pa­ra­ción al 68% en 2014. Só­lo el 9% es­tá en la nu­be pú­bli­ca y el 26% con los pro­vee­do­res de co­lo­ca­ción.

Esas ci­fras in­di­can que el sec­tor de cen­tros de da­tos em­pre­sa­ria­les se es­tá re­du­cien­do a me­di­da que las em­pre­sas con­so­li­dan cen­tros de da­tos múl­ti­ples, más pe­que­ños en ins­ta­la­cio­nes y ha­cen uso del cloud y co­lo­ca­tion.

Si­guien­do con los da­tos del mis­mo es­tu­dio, la mi­tad de los al­tos eje­cu­ti­vos de IT de las em-

pre­sas es­pe­ran que los re­cur­sos re­si­dan fue­ra de las ins­ta­la­cio­nes en el fu­tu­ro cer­cano. Al­re­de­dor del 70% es­pe­ra que el cam­bio ocu­rra en 2020, mien­tras que el

es­pe­ra Y]e s]ce­la a fi­na­les de 2017.

“Es­to re­pre­sen­ta una cla­ra opor­tu­ni­dad pa­ra los pro­vee­do­res de co­lo­ca­ción, que de­ben con­ti­nuar in­no­van­do y co­no­cien­do más a pro­fun­di­dad las ne­ce­si­da­des de sus clien­tes pa­ra ofre­cer so­lu­cio­nes com­ple­tas y op­ti­mi­zar al má­xi­mo los re­cur­sos”, opi­nó Fer­nan­do Es­ca­lan­te, di­rec­tor de la Uni­dad de ITB de Sch­neider Elec­tric Cen­troa­mé­ri­ca.

Si las con­di­cio­nes en las que es­tá el de­par­ta­men­to no res­pon­den a los es­tán­da­res y nor­mas del go­bierno de IT, es mo­men­to de plan­tear­se la ne­ce­si­dad de que al­guien más lo ha­ga por us­ted, so­bre to­do por­que ase­gu­rar­se de te­ner al per­so­nal con las úl­ti­mas cer­ti­fi­ca­cio­nes, la se­gu­ri­dad de la in­for­ma­ción y la con­ti­nui­dad del ne­go­cio son res­pon­sa­bi­li­da­des que de­man­dan de mu­cha de­di­ca­ción y por lo ge­ne­ral los CIO es­tán su­pe­ra­dos por las ne­ce­si­da­des que se pre­sen­tan a ca­da mo­men­to.

Se­gún Li­set­te Gál­vez, Out­sour­cing Ser­vi­ces Re­gio­nal Manager de GBM, hay tres mo­men­tos cla­ves an­tes de to­mar la de­ci­sión de ter­ce­ri­zar la ad­mi­nis­tra­ción de la in­fra­es­truc­tu­ra de for­ma re­mo­ta y que es­to sea exi­to­so; lo que pue­de coin­ci­dir con que la or­ga­ni­za­ción es­té a pun­to de re­no­var y mi­grar a nue­vos am­bien­tes de in­fra­es­truc­tu­ra, sis­te­mas ope­ra­ti­vos o ba­ses de da­tos.

“El CIO de­be ha­cer una se­lec­ción co­rrec­ta del pro­vee­dor y que és­te ten­ga la ex­pe­rien­cia y las cre­den­cia­les que dan los fa­bri­can­tes en la pla­ta­for­ma que de­sea que ad­mi­nis­tre, va­li­dar que las pla­ta­for­mas sean com­pa­ti­bles con los skills de pro­vee­dor y los acuer­dos de ni­ve­les de ser­vi­cios que el clien­te re­quie­re pa­ra su ne­go­cio, es de­cir, va­li­dar si es de 7-24 o 5-8”, in­di­có Gál­vez.

¿Cuán­do dar el sal­to?

Se­gún da­tos pro­por­cio­na­dos por IDC, el cre­ci­mien­to en­tre el 2015 y el 2014 pa­ra IT Out­sour­cing en Cen­troa­mé­ri­ca y Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na fue de un 11%. Se es­pe­ra una ta­sa com­pues­ta de cre­ci­mien­to anual (o CAGR por sus si­glas en in­glés) del 2015 al 2019 de un 14.9%.

Es im­por­tan­te que el CIO sea res­pon­sa­ble de to­mar es­ta de­ci­sión cuan­do es­té to­tal­men­te con­ven­ci­do de que le va a ge­ne­rar un al­to va­lor agre­ga­do que no po­drá con­se­guir fá­cil­men­te si lo ha­ce in­ter­na­men­te, y por su­pues­to, cuen­te con el apo­yo de la al­ta ge­ren­cia.

“Cuan­do se da cuen­ta que sus pro­yec­tos de tec­no­lo­gía es­tán tar­dán­do­se ca­da vez más en ser en­tre­ga­dos a la or­ga­ni­za­ción, cuan­do quie­re con­tro­lar sus cos­tos, cuan­do le exi­gen te­ner per­so­nal o man­te­ner el per­so­nal exis­ten­te, pe­ro dar más ca­pa­ci­da­des. Ese es el mo­men­to con­ve­nien­te pa­ra eva­luar la ter­ce­ri­za­ción”, di­jo Eg­da­res Futch, so­lu­tions ar­chi­tect, Da­ta Cen­ter IT In­fras­tuc­tu­re and Con­ti­nuity en C&W Hon­du­ras.

Otro as­pec­to que en­cien­de las alar­mas pa­ra re­cu­rrir a los ser­vi­cios ad­mi­nis­tra­dos lo de­ter­mi­nan los ni­ve­les de cre­ci­mien­to: cuan­do los CIO op­tan por in­no­var, sue­len pro­li­fe­rar in­fra­es­truc­tu­ras más com­ple­jas y avan­za­das que de­jan de ser in­he­ren­tes a la pla­ta­for­ma tra­di­cio­nal. Ahí es mo­men­to de pa­rar la in­ver­sión y ter­ce­ri­zar.

La trans­for­ma­ción di­gi­tal tam­bién es­tá acre­cen­tan­do es­te mo­de­lo de ne­go­cio. Y es que el rol del CIO ha cam­bia­do de ma­ne­ra im­por­tan­te pa­san­do a ser mu­cho más es­tra­té­gi­co co­mo res­pon­sa­ble de la trans­for­ma­ción di­gi­tal de la com­pa­ñía.

“Un CIO pa­ra ser siem­pre re­le­van­te en la em­pre­sa, de­be de te­ner una vi­sión es­tra­té­gi­ca así co­mo te­ner la ca­pa­ci­dad de abor­dar te­mas cla­ves co­mo lo son el aho­rro de cos­tos, el de­sa­rro­llo de nue­vos pro­duc­to y ser­vi­cios que son in­no­va­do­res, me­jo­rar la ci­ber­se­gu­ri­dad, me­jo­rar los pro­ce­sos de ne­go­cio e in­cre­men­tar la efi­cien­cia ope­ra­cio­nal”, Al­fre­do Gon­zá­lez, Head of IT de PSA Pa­na­má.

En ese pro­ce­so, exis­te una des­cen­tra­li­za­ción de fun­cio­nes y una ra­cio­na­li­za­ción de pues­tos de tra­ba­jo don­de el de­par­ta­men­to de tec­no­lo­gía pa­sa a ser trans­ver­sal a to­da la or­ga­ni­za­ción. Es allí, don­de la ad­mi­nis­tra­ción de la in­fra­es­truc­tu­ra de­ja de ser al­go esen­cial y se po­ne en ma­nos de ter­ce­ros.

Sin em­bar­go, a jui­cio de Fer­nan­do Gar­cía, CEO de In­ge­nium, la adop­ción de ser­vi­cios ad­mi­nis­tra­dos de in­fra­es­truc­tu­ra es una ten­den­cia to­da­vía no muy fuer­te de­bi­do a que se tie­nen que ven­cer mu­chas re­sis­ten­cias or­ga­ni­za­cio­na­les in­ter­nas.

“Es­ta adop­ción va­ría mu­cho de unas in­dus­trias a otras, pe­ro se po­dría de­cir que to­da­vía hoy re­pre­sen­tan en­tre un 15% y un 20% las em­pre­sas que de­jan la ad­mi­nis­tra­ción de su in­fra­es­truc­tu­ra en ma­nos de ter­ce­ros”.

Si el de­par­ta­men­to de IT cuen­ta con es­pe­cia­lis­tas y aún así ex­pe­ri­men­ta fa­llas en el ser­vi­cio, o di­fi­cul­ta­des en par­ches o ver­sio­na­mien­tos, es po­si­ble que es­té so­bre­car­ga­do pa­ra dar la ad­mi­nis­tra­ción co­rrec­ta. Los erro­res co­mu­nes se ven en el im­pac­to a la ca­li­dad ya que afec­ta la dis­po­ni­bi­li­dad del sis­te­ma y del ne­go­cio.

¹§Cuán­tas ve­ces he­mos ido a un es­ta­ble­ci­mien­to don­de no hay sis­te­ma? En mu­chos ca­sos, el ne­go­cio ha cre­ci­do tan­to que la ca­pa­ci­dad de ad­qui­rir tec­no­lo­gía ya no es su­fi­cien­te pa­ra brin­dar el ser­vi­cio. Por otro la­do, el ad­mi­nis­tra­dor de la tec­no­lo­gía no es el pro­ble­ma sino por el si­ting que hay que cre­cer, pe­ro eso so­lo se lo­gra mo­ni­to­rean­do el sis­te­ma”, opi­nó Gál­vez.

De ahí que al ter­ce­ri­zar, los ne­go­cios re­ci­ben un ser­vi­cio de ca­li­dad com­pro­ba­do, re­du­cen el im­pac­to de la ro­ta­ción de per­so­nal y ade­más se en­fo­can en su pro­pia na­tu­ra­le­za, a di­fe­ren­cia de re­sol­ver as­pec­tos es­tric­ta­men­te tec­no­ló­gi­cos.

Luis Car­los Ro­jas Kru­se, CEO en ADN Da­ta­cen­ters, ex­pli­có que tra­di­cio­nal­men­te se ha ma­ne­ja­do un con­cep­to de I< *uil­der to­do se ha­ce a lo in­terno), aho­ra es­te rol se es­tá trans­for­man­do en un IT Bro­ker (ad­mi­nis­tra con­tra­tos). De es­ta ma­ne­ra se ma­xi­mi­za el va­lor del co­no­ci­mien­to que tie­ne CIO apli­ca­do al ne­go­cio con ser­vi­cios ter­ce­ri­za­dos de al­to ni­vel.

Co­nåan­ba en el Xro^ee­dor

Amé­ri­ca Cen­tral no es aje­na al com­por­ta­mien­to glo­bal en cuan­to a la ter­ce­ri­za­ción. Com­pa­ra­do con el res­to de la re­gión de Amé­ri­ca La­ti­na, Cen­troa­mé­ri­ca es­tá igual o li­ge­ra­men­te por de­lan­te de paí­ses co­mo Mé­xi­co, Co­lom­bia o Pe­rú. Den­tro de Cen­troa­mé­ri­ca, los paí­ses más ade­lan­ta­dos son Cos­ta Ri­ca, Pa­na­má y Gua­te­ma­la.

La ter­ce­ri­za­ción de cen­tros de da­tos es una re­la­ción a lar­go pla­zo, por eso de­be par­tir de con­fian­za y trans­pa­ren­cia, una co­mu­ni­ca­ción trans­pa­ren­te y el res­pal­do que ase­gu­re al clien­te que to­das sus ne­ce­si­da­des se­rán cu­bier­tas.

El pro­vee­dor ideal de­be re­unir to­das las acre­di­ta­cio­nes y cre­den­cia­les es­pe­cí­fi­cas del ti­po de in­fra­es­truc­tu­ra que se quie­ra ad­mi­nis­trar, ade­más de es­tar cer­ti­fi­ca­do por par­te de los di­fe­ren­tes fa­bri­can­tes y or­ga­nis­mos ex­ter­nos. De­be ser ca­paz de com­pro­me­ter­se a un ni­vel de ser­vi­cio (SLA) que ga­ran­ti­ce a sus clien­tes la con­ti­nui­dad del ser­vi­cio y unos ni­ve­les de dis­po­ni­bi­li­dad muy al­tos.

De­be te­ner de ma­ne­ra re­gu­lar au­di­to­rías ex­ter­nas y con­tro­les de ca­li­dad ti­po I;O ! y I;O que res­pal­de que los ser­vi­cios pres­ta­dos si­guen un pro­ce­so de me­jo­ra con­ti­nua y es­tán so­me­ti­dos a unas nor­mas y es­cru­ti­nio cons­tan­te.

¹Es im­por­tan­te que no­so­tros co­mo pro­vee­do­res po­da­mos dar esa se­gu­ri­dad a tra­vés de

Án­gel Lan­za, Gru­po Po­pa.

“Es im­por­tan­te que no­so­tros co­mo pro­vee­do­res po­da­mos dar esa se­gu­ri­dad a tra­vés de acuer­dos de ser­vi­cio de SLA. La ga­ran­tía que te­ne­mos que dar no­so­tros, tan­to co­mo pro­vee­dor ha­cia el clien­te y que el clien­te co­noz­ca sus de­re­chos, be­ne­fi­cios y ven­ta­jas de ese ser­vi­cio”.

acuer­dos de ser­vi­cio de SLA. La ga­ran­tía que te­ne­mos que dar no­so­tros, tan­to co­mo pro­vee­dor ha­cia el clien­te y que el clien­te co­noz­ca sus de­re­chos, be­ne­fi­cios y ven­ta­jas de ese ser­vi­cio”, des­ta­có Án­gel Lan­za, ge­ren­te ITG En­ter­pri­se Da­ta Cen­ter de Gru­po Po­pa.

El desafío es­tá en de­mos­trar cons­tan­te­men­te el va­lor del ne­go­cio de la re­la­ción, que los clien­tes ten­gan la cer­te­za que su in­ver­sión eco­nó­mi­ca es acor­de a lo que re­ci­be y a lo que ne­ce­si­ta. Una de las he­rra­mien­tas prin­ci­pa­les pa­ra es­to es el soft­wa­re de ad­mi­nis­tra­ción de in­fra­es­truc­tu­ra de cen­tro de da­tos (DCIM), que ade­más de aumentar el va­lor del ser­vi­cio, am­plía las po­si­bi­li­da­des, por ejem­plo, con la pro­vi­sión de ta­ble­ros de con­trol de KPI y aná­li­sis de ten­den­cias, o ges­tión de ac­ce­so y per­mi­sos.

Es­ca­lan­te es del pen­sa­mien­to que los pro­vee­do­res me­jor po­si­cio­na­dos son aque­llos que es­tán sien­do proac­ti­vos, más efi­cien­tes, au­men­tan­do la co­nec­ti­vi­dad y el cum­pli­mien­to.

“La cla­ve es­tá en man­te­ner­se a la van­guar­dia con nue­vos di­se­ños de cen­tros de da­tos mo­du­la­res a Aee­xi­bles, in­vir­tien­do e in­no­van­do ali­nea­dos a las de­man­das al­re­de­dor del In­ter­net de las Co­sas (IOT) y en­fo­ca­dos en ar­qui­tec­tu­ras abier­tas de da­ta­cen­ters”, aña­dió.

Si bien es cier­to que to­dos los pro­vee­do­res tie­nen ge­ne­ral­men­te los mis­mos o si­mi­la­res pro­duc­tos y en al­gu­nos ca­sos has­ta la mis­ma mar­ca, al fi­nal lo que tie­ne que eva­luar el clien­te es la ca­pa­ci­dad del ser­vi­cio ba­sa­do en la ca­li­dad y que es­te se pue­da me­dir en es­tán­da­res, ex­pe­rien­cia y las re­fe­ren­cias del pro­vee­dor.

Al ter­ce­ri­zar la in­fra­es­truc­tu­ra el CIO po­drá con­cen­trar­se en de­di­car re­cur­sos hu­ma­nos y eco­nó­mi­cos a desa­rro­llar ven­ta­jas com­pe­ti­ti­vas pa­ra sus ne­go­cios en torno a la trans­for­ma­ción di­gi­tal, es de­cir, cloud com­pu­ting, big da­ta, re­des so­cia­les y dis­po­si­ti­vos mó­vi­les.

Los ex­per­tos con­si­de­ran que es­to le per­mi­ti­rá ga­nar tran­qui­li­dad y aho­rrar mu­cho di­ne­ro. Ade­más, és­te pue­de lle­gar a ter­ce­ri­zar to­da la in­fra­es­truc­tu­ra. En el ca­so es­pe­cí­fi­co de em­pre­sas pe­que­ñas y me­dia­nas, no tie­ne sen­ti­do te­ner un de­par­ta­men­to de in­for­má­ti­ca pro­pio.

Las áreas de so­por­te a los usua­rios, ad­mi­nis­tra­ción de re­des y se­gu­ri­dad, ad­mi­nis­tra­ción de ser­vi­do­res, son can­di­da­tas pa­ra ser ter­ce­ri­za­das. En tan­to se de­be man­te­ner in-hou­se aque­lla in­fra­es­truc­tu­ra in­he­ren­te al ne­go­cio, que de­fi­ne a la com­pa­ñía y le da una ven­ta­ja com­pe­ti­ti­va úni­ca.

Pa­ra­dig­mas que ven­cer

Hoy día no es un se­cre­to que los ge­ren­tes de tec­no­lo­gía de­ben evo­lu­cio­nar más allá del área téc­ni­ca, co­no­cien­do el ne­go­cio y sien­do ad­mi­nis­tra­do­res.

“El re­to más gran­de que tie­ne un CIO, es la jus­ti­fi­ca­ción fi­nan­cie­ra de sus pro­yec­tos y pa­ra ello tie­ne que tra­ba­jar en co­no­ci­mien­tos fi­nan­cie­ros, ad­mi­nis­tra­ti­vos y en ali­near las in­ver­sio­nes a re­sul­ta­dos que im­pac­ten en el ne­go­cio”, apun­tó Lan­za.

Es­te es­que­ma de ne­go­cio de­be ser in­te­gra­do co­mo equi­po den­tro de la or­ga­ni­za­ción, pro­cu­ran­do una ade­cua­da co­mu­ni­ca­ción don­de se pue­da es­ta­ble­cer un buen pro­ce­so de tras­la­do de ser­vi­cios y de­mos­trar con mé­tri­cas, que es­tá fun­cio­nan­do.

Ven­cer la re­sis­ten­cia a de­jar en ma­nos de ter­ce­ros la ad­mi­nis­tra­ción de los ac­ti­vos de in­fra­es­truc­tu­ra es to­do un re­to. La ad­mi­nis­tra­ción de la in­fra­es­truc­tu­ra es muy si­mi­lar en to­das las em­pre­sas, es una fun­ción no esen­cial, pe­ro sue­le re­pre­sen­tar la eli­mi­na­ción de mu­chos pues­tos de tra­ba­jo y un cam­bio im­por­tan­te en la cul­tu­ra de la em­pre­sa.

“Se cree erra­da­men­te que in­ver­tir en equi­pos y con­tra­tar per­so­nal es más ba­ra­to que con­tra­tar un ser­vi­cio. No se to­man en cuen­ta los cos­tos ocul­tos”, aco­tó Ro­jas Kru­se.

Ca­li­dad y per­so­na­li­za­ción del ser­vi­cio

Se con­si­de­ra que en unos cin­co años, la ma­yo­ría de las pe­que­ñas y me­dia­nas em­pre­sas ha­brán adop­ta­do com­ple­ta­men­te los ser­vi­cios de in­fra­es­truc­tu­ra ad­mi­nis­tra­dos, y so­la­men­te al­gu­nas em­pre­sas gran­des ha­brán pues­to par­tes de su in­fra­es­truc­tu­ra en ma­nos de un ter­ce­ro.

Por otro la­do, en cin­co años se es­ti­ma que 7 de ca­da 10 em­pre­sas ha­brán adop­ta­do al­gu­na es­tra­te­gia de trans­for­ma­ción di­gi­tal, y ese se­rá un dri­ver im­por­tan­te ha­cia la ter­ce­ri­za­ción.

De acuer­do a Eric Aro­se­men, Hy­brid Cloud Re­gio­nal Manager en GBM Cor­po­ra­tion en los pró­xi­mos años, la ten­den­cia de nu­be con­ti­nua­rá cre­cien­do do­ble dí­gi­to de­bi­do a las me­jo­ras en in­te­gra­ción y fun­cio­na­li­dad. “La in­fra­es­truc­tu­ra siem­pre es­ta­rá pre­sen­te, pe­ro ca­da vez más apli­ca­cio­nes y so­lu­cio­nes de ne­go­cio se­rán cons­trui­das des­de su ini­cio pa­ra la nu­be. Sin em­bar­go, la ten­den­cia ac­tual man­tie­ne una es­tra­te­gia hí­bri­da don­de los sis­te­mas tra­di­cio­na­les e in­ver­sio­nes exis­ten­tes en­con­tra­rán su lu­gar con so­lu­cio­nes de nu­be pa­ra ma­xi­mi­zar los be­ne­fi­cios a las em­pre­sas”, di­jo.

Aña­dió que, es­pe­cí­fi­ca­men­te, aque­llos pro­vee­do­res que apo­yen a la trans­for­ma­ción di­gi­tal de sus clien­tes lo­gra­rán una re­la­ción de so­cio es­tra­té­gi­co.

Aun­que no siem­pre es el ca­so, los bue­nos pro­vee­do­res de es­tos ser­vi­cios se con­vier­ten en au­tén­ti­cos so­cios de ne­go­cio de sus clien­tes lle­gan­do a un ni­vel de in­ti­mi­dad en los pro­ce­sos, don­de se lle­gan a es­ta­ble­cer la­zos muy fuer­tes a lar­go pla­zo.

“TRA­DI­CIO­NAL­MEN­TE SE ha ma­ne­ja­do un con­cep­to de IT Buil­der (to­do se ha­ce a lo in­terno), aho­ra es­te rol se es­tá trans­for­man­do en un IT Bro­ker (ad­mi­nis­tra con­tra­tos). De es­ta ma­ne­ra se ma­xi­mi­za el va­lor del co­no­ci­mien­to que tie­ne CIO apli­ca­do al ne­go­cio con ser­vi­cios ter­ce­ri­za­dos de al­to ni­vel”. Luis Car­los Ro­jas Kru­se, ADN Da­ta­cen­ters.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Guatemala

© PressReader. All rights reserved.