JACKELINE CAR­BA­LLO,

IT Now Guatemala - - TREND ALERT -

men­tar la bi­blio­te­ca virtual es­tá en tras­la­dar el ma­te­rial fí­si­co a pla­ta­for­mas di­gi­ta­les.

“Por otro la­do, las ven­ta­jas de la di­gi­ta­li­za­ción se con­cre­tan en ca­rac­te­rís­ti­cas co­mo: fa­ci­li­dad de ac­ce­so, ve­lo­ci­dad en la re­cu­pe­ra­ción de la in­for­ma­ción, trans­mi­sión en lí­nea de for­ma re­mo­ta, gran ca­pa­ci­dad de al­ma­ce­na­mien­to”, con­clu­yó Ara­cely.

Sin em­bar­go, de acuer­do con Ya­ni­ra Re­ga­la­do, en­car­ga­da del pro­yec­to de bi­blio­te­ca virtual de la Es­cue­la de Co­mu­ni­ca­cio­nes Mó­ni­ca He­rre­ra, no se de­be ver a las bi­blio­te­cas di­gi­ta­les co­mo una re­pro­duc­ción de las im­pre­sas pues in­clu­yen una enor­me ga­ma de ti­po­lo­gías.

La bi­blio­te­ca digital ge­ne­ra una nue­va es­truc­tu­ra de la in­for­ma­ción que ha­ce que es­ta evo­lu­cio­ne des­de el con­cep­to li­neal del li­bro y los do­cu­men­tos tra­di­cio­na­les al con­cep­to hi­per­tex­tual, don­de la in­for­ma­ción lle­ga al usua­rio de for­mas muy va­ria­das y pro­vis­ta de to­do ti­po de víncu­los, los cua­les per­mi­ten am­pliar, con­cre­tar o ex­pli­car los con­te­ni­dos de for­ma si­mul­tá­nea y di­fe­ren­te. El hi­per­tex­to in­clu­ye mu­cha más in­for­ma­ción no tex­tual que el im­pre­so, ya que in­cor­po­ra ele­men­tos mul­ti­di­men­sio­na­les: voz, so­ni­do, ima­gen, 3 D, etc.

Pe­ro so­por­tar es­tos con­te­ni­dos y los di­ver­sos for­ma­tos tam­bién crea la ne­ce­si­dad de dis­po­si­ti­vos con cier­tas ca­rac­te­rís­ti­cas.

Con­fe­ren­cias vir­tua­les, otra for­ma de aho­rrar

Las vi­deo­con­fe­ren­cias han ga­na­do mu­cha po­pu­la­ri­dad en los úl­ti­mos años, en par­te por la nue­va di­ná­mi­ca de tra­ba­jo que mu­chas em­pre­sas han im­ple­men­ta­do: el ho­me office y los mo­de­los edu­ca­ti­vos a dis­tan­cia que per­mi­ten, por me­dio de las vi­deo­con­fe­ren­cias, po­der es­tu­diar una ca­rre­ra “en el ex­te­rior” sin ne­ce­si­dad de sa­lir del país.

De acuer­do con los ex­per­tos, pa­ra im­ple­men­tar un equi­po de vi­deo­con­fe­ren­cia, ade­más de ana­li­zar las ne­ce­si­da­des in­di­vi­dua­les, el an­cho de ban­da jue­ga un pa­pel fun­da­men­tal.

“Una vi­deo­con­fe­ren­cia de alta definición tie­ne un con­su­mo de en­tre 2mbps y 4mbps, por lo tan­to se re­quie­re que el an­cho de ban­da de subida y de ba­ja­da sea de esa ca­pa­ci­dad pa­ra lo­grar una im­ple­men­ta­ción exi­to­sa”, ex­pli­có Ser­gio Ga­lin­do, gerente ge­ne­ral de VOSMEDIA.

“Nor­mal­men­te es bueno IBW.

“Chi­na ha in­gre­sa­do con bas­tan­te fuer­za so­lu­cio­nes de la mar­ca Yea­link (fuen­te Frost and Su­lli­van Yea­link, que po­see el pues­to

N 2 en VOIP en el mun­do y nú­me­ro uno en EMEA) la cual po­see di­ver­sos mo­de­los de equi­pos, des­de vi­deo con­fe­ren­cias com­pac­tas y por­tá­ti­les pun­to a pun­to, so­lu­cio­nes de soft­wa­re o apli­ca­cio­nes mó­vi­les; así co­mo so­lu­cio­nes mul­ti­pun­to en hard­wa­re o en la nu­be”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Guatemala

© PressReader. All rights reserved.