INNOVANDO EL AR­TE CU­LI­NA­RIO

Con la re­mo­de­la­ción cons­tan­te de sus res­tau­ran­tes, Joao Muc­cio­lo, pre­si­den­te de Gru­po Much, ha lo­gra­do so­bre­sa­lir den­tro del mer­ca­do ni­ca­ra­güen­se.

Mercados & Tendencias Guatemala - - EMPRENDEDORES - Por María Mel­ba Ca­le­ro / ma­ria.ca­le­ro@gru­po­cer­ca.com

Can­sa­do de tra­ba­jar en una em­pre­sa en Es­ta­dos Uni­dos, Joao Muc­cio­lo de­jó su es­ta­bi­li­dad la­bo­ral en busca de un sue­ño: ser due­ño de su pro­pio ne­go­cio. Trans­cu­rría el año 2000 y aun­que per­te­ne­cía a una cor­po­ra­ción gran­de, la si­tua­ción eco­nó­mi­ca no pin­ta­ba de bue­na ma­ne­ra. Los re­cor­tes lle­ga­ron y con ello la de­ci­sión fir­me de em­pren­der. Ba­sán­do­se en lo que ha­bía vis­to en las se­ries de te­le­vi­sión, qui­so po­ner un res­tau­ran­te ja­po­nés sin sa­ber qué im­pli­ca­ba te­ner­lo. “Fue un tra­ba­jo du­ro pe­ro me fas­ci­nó, no sa­bía na­da pe­ro eso de te­ner mi pro­pio ne­go­cio me en­can­ta­ba, no me di por ven­ci­do”, ex­pre­sa. Lue­go de la aper­tu­ra de su se­gun­da su­cur­sal de “Shus­hi It­to”, se le acer­có en el ae­ro­puer­to un hom­bre que ha­bía si­do pro­pie­ta­rio de una piz­ze­ría en Managua. Es­ta per­so­na le pro­pu­so el re­to de crear otro res­tau­ran­te pe­ro con un con­cep­to ita­liano y Joao, otra vez sin ex­pe­rien­cia, lo acep­tó. En la ac­tua­li­dad tan­to “Sus­hi It­to” co­mo “Ita­lia­nis­si­mo” son gran­des mar­cas en Ni­ca­ra­gua, las cua­les in­vier­ten cons­tan­te­men­te en in­no­va­ción. Pa­ra el pre­si­den­te de Gru­po Much, es­te te­ma es muy im­por­tan­te de­bi­do a que ne­ce­si­ta es­tar con­ti­nua ac­tua­li­za­ción pa­ra ha­cer­le fren­te a la com­pe­ten­cia, que ca­da vez va en au­men­to.

Ca­da cin­co años, los seis res­tau­ran­tes ubi­ca­dos en la ca­pi­tal de Ni­ca­ra­gua ex­pe­ri­men­tan

“LO ME­JOR ES TE­NER SO­CIOS ES­TRA­TÉ­GI­COS, ES DE­CIR, QUE TIE­NEN ES­TRA­TE­GIAS, PLA­TA Y PUE­DEN APOR­TAR AL GE­REN­TE GE­NE­RAL A TO­MAR DE­CI­SIO­NES BUE­NAS”

cam­bios acor­de con las ten­den­cias y di­chos gi­ros abar­can áreas co­mo me­nú, mer­ca­deo y ar­qui­tec­tu­ra. “En Ita­lia­nis­si­mo con­tra­ta­mos una agen­cia que nos re­di­se­ña el con­cep­to del res­tau­ran­te, ellos nos dan ideas y si nos gus­ta, las acep­ta­mos y las im­ple­men­ta­mos”, co­men­ta. Asi­mis­mo, ex­pli­ca que ca­da dos me­ses rea­li­za cam­bios en el me­nú y que pe­sar de ac­tua­li­zar­se muy se­gui­do no cuen- ta con un pre­su­pues­to de­fi­ni­do sino que se de­ja guiar por las pro­pues­tas que le brin­dan. A lo lar­go de 14 años, Joao ha apren­di­do que nun­ca se de­be ren­dir y que en to­do ne­go­cio siem­pre exis­ti­rán al­tos y ba­jos. “No me pue­do ren­dir ni cuan­do es­toy al­to de ba­jar la guardia; ni cuan­do es­toy ba­jo de col­gar los guan­tes”. Por otro la­do, des­de que abrió las puer­tas de su primer res­tau­ran­te com­pren­dió que va­lo­rar a sus co­la­bo­ra­do­res es fun­da­men­tal pa­ra que el ne­go­cio pros­pe­re. Joao es­tá muy con­ven­ci­do que si pu­die­ra di­vi­dir su tiem­po co­mo em­pren­de­dor, el 100% de sus fuer­zas se las de­di­ca­ría a to­das aque­llas personas que tra­ba­jan a su la­do, por­que sin ellos no ope­ra­ría tan exi­to­sa­men­te.

Den­tro de cin­co años vi­sua­li­za su em­pre­sa con tres mar­cas y con el do­ble de res­tau­ran­tes y acon­se­ja a quie­nes desean ini­ciar su pro­pio ne­go­cio que nun­ca se rin­dan, que se en­fo­quen mu­cho en la gen­te y que le ha­gan ca­so a su in­tui­ción. Los so­cios siem­pre de­ben ser una ayu­da a la ho­ra de em­pren­der.

“No hi­ce nin­gún prés­ta­mo cuan­do co­men­cé pe­ro tu­ve so­cios y los me­jo­res son los es­tra­té­gi­cos es de­cir que tie­nen es­tra­te­gias, pla­ta y pue­den apor­tar.

Pe­ro si vos co­mo em­pren­de­dor so­lo los ele­gís por­que te da­rán di­ne­ro en­ton­ces es me­jor rea­li­zar ese ti­po de ne­go­cios con un ban­co”, ex­hor­ta.

JOAO MUC­CIO­LO

PRE­SI­DEN­TE DE GRU­PO MUCH

Newspapers in Spanish

Newspapers from Guatemala

© PressReader. All rights reserved.