Pen­sar en gran­de pa­ra lo­grar el éxi­to

Spe­cial Even­to e Im­pre­sio­nes es una em­pre­sa po­si­cio­na­da en el mun­do de los even­tos gra­cias a su in­no­va­ción en el mer­ca­do.

Mercados & Tendencias Guatemala - - BRANDED CONTENT -

Con la mi­sión de ofre­cer un ser­vi­cio no­ve­do­so, una pa­re­ja de­ci­dió arries­gar­se y de­jar su em­pleo fi­jo pa­ra em­pren­der en un ne­go­cio de­di­ca­do a cum­plir los sue­ños de ca­da uno de sus clien­tes. Aun­que la em­pre­sa for­mal­men­te ini­ció ha­ce 5 años, tie­nen un gran re­co­rri­do en mon­ta­jes y de­co­ra­cio­nes.

Ser­gio po­see 14 años de ha­ber ini­cia­do en el mun­do de los even­tos cor­po­ra­ti­vos co­mo so­cia­les pe­ro no fue has­ta el na­ci­mien­to de su hi­ja que de­ci­dió jun­to a su es­po­sa con­for­mar una em­pre­sa más só­li­da. “La em­pre­sa na­ce con el na­ci­mien­to de nues­tra hi­ja Ma­ría Vic­to­ria sin em­bar­go la ex­pe­rien­cia sur­ge 9 años atrás; con el na­ci­mien­to de ella es que de­ci­di­mos ha­cer nues­tro ne­go­cio pro­pio y esa fue la mo­ti­va­ción prin­ci­pal”, ex­pre­sa Ser­gio Fi­gue­roa, pro­pie­ta­rio de Spe­cial Mon­ta­je e Im­pre­sio­nes.

Una de las pri­me­ras li­mi­tan­tes que en­con­tra­ron al mo­men­to de em­pren­der fue la mo­ne­ta­ria. Xo­chilt tra­ba­ja­ba pa­ra la em­bo­te­lla­do­ra nacional Pep­si y él pa­ra Flor de Ca­ña en­ton­ces de­ci­die­ron re­nun­ciar y con el di­ne­ro de sus li­qui­da­cio­nes lle­var a ca­bo la pri­me­ra in­ver­sión bá­si­ca. Sin em­bar­go, el apo­yo fa­mi­liar tan­to mo­ne­ta­rio co­mo mo­ral los lle­vó a em­pren­der un po­co más fuer­te.

“Al ini­cio el equi­po ade­más de no­so­tros, lo con­for­ma­ba dos ayu­dan­tes y un con­duc­tor al prin­ci­pio sub­con­tra­ta­do. Po­co a po­co nos fui­mos co­lo­can­do en el mer­ca­do y te­nía­mos even­tos más se­gui­dos en­ton­ces de­ci­di­mos ha­cer una pla­ni­lla. Ade­más, cuan­do co­men­za­mos a te­ner una bo­de­ga ya de­bía­mos te­ner a al­guien pa­ra dar­le man­te­ni­mien­to, ha­cer in­ven­ta­rio en­ton­ces era ne­ce­sa­rio te­ner a nues­tro equi­po más for­mal”, re­cuer­da Xo­chilt Pa­la­cios, ge­ren­te de Spe­cial Mon­ta­je e Im­pre­sio­nes.

En la ac­tua­li­dad ya son 15 per­so­nas en­tre ar­qui­tec­tos, mer­ca­deo y ayu­dan­tes pe­ro han lle­ga­do a ser has­ta 30 per­so­nas en­tre fi­jos y sub­con­tra­ta­dos cuan­do se en­cuen­tran en tem­po­ra­da al­ta de even­tos, don­de sur­ge el mon­ta­je y de­co­ra­ción de 8 even­tos por día.

Apar­te de au­men­tar y te­ner su equi­po con­ten­to, otro lo­gro que tu­vie­ron fue lle­gar a ser una em­pre­sa rentable y au­to­sos­te­ni­ble. Con­si­de­ran que ca­da in­ver­sión que han he­cho ha si­do po­si­ble con la ayu­da de Dios, a su en­tu­sias­mo y va­lor pa­ra to­mar el si­guien­te pa­so. Pa­ra es­ta jo­ven pa­re­ja es muy im­por­tan­te te­ner esa agre­si­vi­dad en el mer­ca­do, siem­pre es­tar en cons­tan­te in­ver­sión y re­unir­se ca­da se­ma­na pa­ra pla­ti­car so­bre sus pro­yec­tos fu­tu­ros.

EVEN­TOS E IM­PRE­SIO­NES

Cuan­do es­tu­vie­ron to­tal­men­te po­si­cio­na­dos en el mer­ca­do de even­tos, Ser­gio de­bi­do a su ex­pe­rien­cia, se que­dó a car­go de los even­tos cor­po­ra­ti­vos mien­tras Xo­chilt rea­li­za­ba los so­cia­les; y en ese mo­men­to sur­ge pa­ra am­bas lí­neas la ne­ce­si­dad de im­pre­sio­nes. Por lo ge­ne­ral, ellos sub­con­tra­ta­ban pro­vee­do­res no obs­tan­te el mar­gen de ga­nan­cia era me­nor así co­mo el tiem­po de in­ver­sión pa­ra el pro­yec­to por­que no so­lo de­pen­día de su agen­da sino de las per­so­nas que le fa­ci­li­ta­ban el ma­te­rial. Bá­si­ca­men­te los mis­mos clien­tes y la mis­ma de­man­da so­li­ci­ta­ron el ser­vi­cio y en agos­to del año pa­sa­do de­ci­die­ron ha­cer

una in­ver­sión en un pló­ter a gran for­ma­to pa­ra la ela­bo­ra­ción de cal­co­ma­nías y también com­pra­ron una im­pre­so­ra pa­ra pe­que­ños for­ma­tos co­mo tar­je­tas de pre­sen­ta­ción y tar­je­tas pa­ra bo­das. Unos me­ses des­pués en­tra­ron en el ne­go­cio de la su­bli­ma­ción, el cual con­sis­te en las per­so­na­li­za­cio­nes de ca­mi­sas, co­ji­nes, ta­zas y tu­vie­ron el lan­za­mien­to de un mó­du­lo pa­ra re­ga­los per­so­na­li­za­dos. A par­tir de eso, la em­pre­sa en­ten­dió la ne­ce­si­dad que tie­ne el mer­ca­do de las per­so­na­li­za­cio­nes y por lo tan­to em­pe­za­ron a apun­tar a un pro­yec­to que in­clu­ye las im­pre­sio­nes con lá­ser. “Es una má­qui­na que sa­ca un pro­duc­to más per­so­na­li­za­do, más de­ta­lla­do con la que se pue­de ha­cer co­si­tas más chi­qui­tas. Con el lá­ser se pue­de cor­tar cue­ro, vi­drio, ma­de­ra, acrí­li­co, car­tón es de­cir dar­le for­ma a cual­quier ti­po de ma­te­rial. Pa­ra ello se ha­ce un di­se­ño pre­vio y lue­go se pro­gra­ma la má­qui­na pa­ra que reali­ce los cor­tes de­bi­dos”, ex­pre­sa Fi­gue­roa.

Otro nue­vo ser­vi­cio de Spe­cial Mon­ta­je e Im­pre­sio­nes es la de­co­ra­ción de in­te­rio­res y hoy en día se en­cuen­tran tra­ba­jan­do en uno de sus pro­yec­tos más gran­des: el re­di­se­ño de una tien­da en un cen­tro co­mer­cial de Ma­na­gua, don­de se en­car­gan ab­so­lu­ta­men­te de to­do des­de el di­se­ño de gy­psum has­ta la elec­ción de pi­so y mue­bles.

LA CLA­VE DEL ÉXI­TO

Una de las ven­ta­jas de Spe­cial Mon­ta­je e Im­pre­sio­nes es que los clien­tes pue­den en­con­trar to­do en un so­lo lu­gar. En su es­ta­ble­ci­mien­to los in­tere­sa­dos pue­den ob­ser­var si­llas tif­fany, sa­las loun­ge, ele­men­tos de­co­ra­ti­vos, chan­de­lier de te­cho y de me­sa, va­li­jas vin­ta­ge, me­sas coc­te­le­ras, luces, so­ni­dos, es­truc­tu­ra, bo­te­llas per­so­na­li­za­das, tar­je­tas pa­ra in­vi­ta­dos, ca­mi­sas, ejem­plos de bac­king; to­do lo ne­ce­sa­rio pa­ra ser even­tos gran­des y pe­que­ños. Pa­ra Ser­gio también la crea­ti­vi­dad es muy im­por­tan­te por­que aun­que se po­sea una má­qui­na bue­na si no ha­ce un di­se­ño crea­ti­vo, se tien­de a quedarse es­tan­ca­do y ha­cer lo mis­mo que la com­pe­ten­cia rea­li­za; en otras pa­la­bras man­te­ner a los clien­tes y mos­trar­les nue­vas ten­den­cias y pro­pues­tas es la me­ta que tie­nen día a día. “Nos gus­ta que­dar muy bien con nues­tros clien­tes pa­ra que nos re­co­mien­den, la cla­ve es dar más de lo que te pi­den, dar ca­li­dad, en­tre­ga a tiem­po y cum­plir con lo es­ta­ble­ci­do creo que no hay ma­yor sa­tis­fac­ción de uno que su­pe­rar esa ex­pec­ta­ti­va”, afir­ma Fi­gue­roa. Den­tro de 5 años tan­to Ser­gio co­mo Xo­chilt es­pe­ran que su em­pre­sa crez­ca al pun­to de te­ner su pro­pio edi­fi­cio. Por el mo­men­to es­tán rea­li­zan­do am­plia­cio­nes, pe­ro en­tre sus pla­nes se en­cuen­tra cons­truir una em­pre­sa que pue­da ge­ne­rar em­pleos y mo­der­nos ser­vi­cios a los ni­ca­ra­güen­ses. “Nues­tra vi­sión es cre­cer en to­do lo que sea ne­go­cio y nues­tra me­ta es siem­pre crear ten­den­cias en even­tos cor­po­ra­ti­vos”, fi­na­li­za Fi­gue­roa.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Guatemala

© PressReader. All rights reserved.