La ofi­ci­na vir­tual pa­ra el CEO

Pa­ra el ge­ren­te mo­derno los te­lé­fo­nos in­te­li­gen­tes se con­vir­tie­ron en el asis­ten­te más con­fia­ble pa­ra con­tro­lar los ne­go­cios.

Mercados & Tendencias Guatemala - - TENDENCIAS - Por Ga­brie­la Mo­ra ga­brie­la.mo­ra@gru­po­cer­ca.com

Ima­gi­ne un es­ce­na­rio don­de su pre­sen­cia fí­si­ca en la ofi­ci­na es la úni­ca ma­ne­ra de sos­te­ner una jun­ta de ne­go­cios, don­de de­be­rá car­gar siem­pre una compu­tado­ra ya que es el úni­co me­dio con el cual po­drá en­viar un co­rreo elec­tró­ni­co y don­de pa­ra co­mu­ni­car­se con sus so­cios, fa­mi­lia­res, o ami­gos ten­ga que re­cu­rrir a un te­lé­fono pú­bli­co o fi­jo, ¿im­po­si­ble ver­dad?

Cuan­do Ale­xan­der Graham Bell pa­ten­tó el te­lé­fono nun­ca ima­gi­nó has­ta dón­de lle­ga­ría y en qué se con­ver­ti­ría esa he­rra­mien­ta, pues aun­que pa­só mu­cho tiem­po pa­ra su trans­for­ma­ción, en el mun­do em­pre­sa­rial ac­tual el te­lé­fono in­te­li­gen­te ocu­pa un lu­gar in­dis­pen­sa­ble.

Re­ci­bir o en­viar co­rreos elec­tró­ni­cos, man­te­ner­se in­for­ma­do con el in­ter­net y las re­des so­cia­les, ha­cer lla­ma­das de cor­ta y lar­ga dis­tan­cia, sa­car fo­to­gra­fías de al­ta ca­li­dad, te­ner una li­bre­ta de di­rec­cio­nes y una agen­da, ade­más de ju­gar, es­cu­char mú­si­ca, e in­clu­so lle­var las fi­nan­zas de la em­pre­sa con una apli­ca­ción móvil; son so­lo al­gu­nas de las fun­cio­nes que pue­de rea­li­zar un eje­cu­ti­vo con su Smartp­ho­ne.

Los te­lé­fo­nos ce­lu­la­res se han con­ver­ti­do en la ofi­ci­na vir­tual de los ge­ren­tes y di­rec­to­res ge­ne­ra­les de las em­pre­sas. Un Smartp­ho­ne es un ele­men­to cla­ve pa­ra to­mar de­ci­sio­nes, man­te­ner­se in­for­ma­do y co­mu­ni­car in­for­ma­ción a sus co­la­bo­ra­do­res; por ello es im­por­tan­te se­lec­cio­nar el te­lé­fono que me­jor se ajus­te a sus ne­ce­si­da­des, pa­ra que le sir­va co­mo una he­rra­mien­ta de tra­ba­jo que apor­te he­rra­mien­tas en to­dos los ám­bi­tos de su vi­da.

¿Qué bus­ca un CEO en un Smartp­ho­ne?

Pa­ra An­drea Co­rra­les, Di­rec­to­ra país de Ter­mi­na­les Hua­wei, Cos­ta Ri­ca, el rit­mo de la vi­da es ca­da vez más ace­le­ra­do, lo cual es es­pe­cial­men­te cier­to en los ca­sos de los al­tos eje­cu­ti­vos, ge­ren­tes o em­pre­sa­rios; pa­ra quie­nes el tiem­po es uno de sus re­cur­sos más va­lio­sos. Por es­ta ra­zón, ade­más de te­ner un ele­gan­te di­se­ño o una so­bre­sa­lien­te cá­ma­ra, su Smartp­ho­ne de­be ser ca­da vez más rá­pi­do, in­tui­ti­vo y fá­cil de usar.

Kar­la Es­pi­no­za, ge­ren­te de co­mu­ni­ca­ción de Te­le­fó­ni­ca Cos­ta Ri­ca, sos­tie­ne que el uso de los te­lé­fo­nos in­te­li­gen­tes es in­dis­pen­sa­ble pa­ra el per­so­nal de las em­pre­sas y, des­de lue­go, también pa­ra sus CEO, que en­cuen­tran en ellos una ex­ten­sión re­mo­ta de su ofi­ci­na que le per­mi­te aten­der in­me­dia­ta­men­te los te­mas que es­tán ba­jo su res­pon­sa­bi­li­dad.

“Pa­ra ellos es re­co­men­da­ble la uti­li­za­ción de un Smartp­ho­ne de al­ta ga­ma, con dis­po­si­ti­vos muy ro­bus­tos en tér­mi­nos de di­se­ño, fun­cio­na­li­da­des, ca­pa­ci­dad y ren­di­mien­to. Ade­más, pa­ra su óp­ti­mo desem­pe­ño, es ne­ce­sa­rio con­tar con una co­ne­xión ve­loz y es­ta­ble”, aña­de.

La mo­vi­li­za­ción de la in­for­ma­ción ya es un he­cho, in­de­pen­dien­te­men­te del dis­po­si­ti­vo que lo fa­ci­li­te. Pue­den ser ce­lu­la­res, ta­ble­tas, dis­po­si­ti­vos touch screen, apa­ra­tos ocu­la­res sen­si­bles al mo­vi­mien­to de los pár­pa­dos, sen­so­res de tem­pe­ra­tu­ra, hu­me­dad, etc. Lo cier­to es que la tec­no­lo­gía ha mo­di­fi­ca­do la ma­ne­ra en cómo nos re­la­cio­na­mos y co­mu­ni­ca­mos.

Ga­briel Torres, ge­ren­te co­mer­cial de Co­co­co, pro­vee­do­res de so­lu­cio­nes in­te­gra­les en tec­no­lo­gía de la compu­tación; en­fa­ti­za en que, ade­más de to­das las fun­cio­na­li­da­des an­tes men­cio­na­das, un CEO bus­ca una al­ta du­ra­ción de la ba­te­ría, una gran ca­pa­ci­dad

El ren­di­mien­to de un Smartp­ho­ne pa­ra el CEO es fun­da­men­tal. La apues­ta, de­fi­ni­ti­va­men­te, es a la ga­ma al­ta Ga­briel Torres, ge­ren­te co­mer­cial de Co­co­co.

de pro­ce­sa­mien­to, la com­pa­ti­bi­li­dad, una pan­ta­lla gran­de y la ca­pa­ci­dad de al­ma­ce­na­mien­to.

Po­de­mos con­cluir en­ton­ces que un lí­der em­pre­sa­rial bus­ca la sim­pli­ci­dad y la fa­ci­li­dad en el ac­ce­so a la in­for­ma­ción. El mun­do ac­tual es­tá ca­da día más glo­ba­li­za­do y los cam­bios en los ne­go­cios y en la com­pe­ten­cia son ca­da día ma­yo­res, lo cual ge­ne­ra un im­pac­to im­por­tan­te en los ne­go­cios, por lo que di­fe­ren­ciar­se y co­no­cer en to­do mo­men­to el mer­ca­do fa­ci­li­ta el cre­ci­mien­to y la sos­te­ni­bi­li­dad. Pa­ra un CEO la in­for­ma­ción com­ple­ta, en tiem­po real y en to­do mo­men­to es im­pres­cin­di­ble tan­to pa­ra pre­de­cir co­mo pa­ra to­mar ac­cio­nes.

“La trans­for­ma­ción di­gi­tal de las com­pa­ñías ro­bus­te­ce su ca­pa­ci­dad de ac­ción, me­jo­ra los ne­go­cios,

Un CEO bus­ca en un Smartp­ho­ne una he­rra­mien­ta tec­no­ló­gi­ca que le per­mi­ta te­ner ac­ce­so a su ofi­ci­na des­de cual­quier lu­gar y en cual­quier mo­men­to. Un dis­po­si­ti­vo con una ba­te­ría con­fia­ble, ve­lo­ci­dad, al­to ren­di­mien­to y que se adap­te a su es­ti­lo de tra­ba­jo con un ele­gan­te di­se­ño Ós­car Cha­cón, ge­ren­te de Cla­ro Cor­po­ra­cio­nes.

apa­lan­ca la in­no­va­ción, el cre­ci­mien­to a nue­vos ne­go­cios y la ex­pan­sión nue­vas geo­gra­fías. Los dis­po­si­ti­vos mó­vi­les se con­vier­ten así en el cen­tro de man­do de las or­ga­ni­za­cio­nes”, afir­ma Jaime Du­rán, ge­ren­te de so­lu­cio­nes SAP pa­ra Cen­troa­mé­ri­ca y el Ca­ri­be.

Fio­re­lla Barrenechea, ge­ren­te de mer­ca­deo de Sam­sung Mó­vi­les, Cos­ta Ri­ca, con­clu­ye que los em­pre­sa­rios bus­can un te­lé­fono que sea prác­ti­co, con las he­rra­mien­tas que le per­mi­tan po­ten­ciar su día a día, ele­men­tos de se­gu­ri­dad, una in­ter­faz ami­ga­ble y ca­pa­ci­dad de al­ma­ce­na­mien­to, sin de­jar de la­do el re­que­ri­mien­to de un di­se­ño ele­gan­te y mo­derno. ¿Qué ofre­ce el mer­ca­do?

Se­gún Torres, el mer­ca­do la­ti­noa­me­ri­cano de los Smartp­ho­ne pa­ra eje­cu­ti­vos es­tá am­plia­men­te do­mi­na­do por Ap­ple y Sam­sung, con sus ver­sio­nes de más al­ta ga­ma.

“No quie­ro de­jar a un la­do que los fa­bri­can­tes de compu­tado­res han ab­sor­bi­do o se han fu­sio­na­do con em-

pre­sas que tra­di­cio­nal­men­te eran gran­des mar­cas de te­le­fo­nía y es­tán unien­do lo me­jor de los dos mun­do pa­ra traer al mer­ca­do Smartp­ho­nes con el en­fo­que pues­to en la pro­duc­ti­vi­dad. Me re­fie­ro a te­lé­fo­nos que aho­ra pro­yec­tan pre­sen­ta­cio­nes a los clien­tes, rea­li­zan me­di­cio­nes en 3D y cuen­tan con otras uti­li­da­des que agre­gan va­lor al sec­tor”, ex­pre­sa.

Pa­tri­cia Te­no­rio, di­rec­to­ra de mer­ca­deo del Ins­ti­tu­to Cos­ta­rri­cen­se de Elec­tri­ci­dad (ICE), se­ña­la que los fa­bri­can­tes se en­fo­can en ofre­cer sus dis­po­si­ti­vos con las pres­ta­cio­nes ge­ne­ra­les y no a un ni­cho es­pe­cí­fi­co del mer­ca­do. “Es­tos te­lé­fo­nos de al­ta tec­no­lo­gía cuen­tan con sis­te­mas ope­ra­ti­vos que per­mi­ten el ac­ce­so a la in­for­ma­ción de la em­pre­sa des­de cual­quier lu­gar, ade­más de es­tar co­nec­ta­do en tiem­po real con sus co­la­bo­ra­do­res, pro­vee­do­res y clien­tes en una for­ma se­gu­ra y con­fia­ble”, agre­ga.

La ofer­ta de te­lé­fo­nos in­te­li­gen­tes en el mer­ca­do es am­plia. En­tre los de al­ta ga­ma es­tán: Hua­wei Ma­te 9, Hua­wei P10, Sam­sung Ga­laxy S8, iP­ho­ne 7 y iP­ho­ne 7 Plus.

Ós­car Cha­cón, ge­ren­te de Cla­ro Cor­po­ra­cio­nes, co­men­ta que en cuan­to al di­se­ño es­tos ce­lu­la­res son si­mi­la­res, ya que tie­nen cris­tal y alu­mi­nio en lu­gar de plás­ti­co. La ma­yo­ría son al­ta­men­te re­sis­ten­tes al agua y al pol­vo, sus pro­ce­sa­do­res son muy efi­cien­tes, la ba­te­ría sue­le so­por­tar lar­gas jor­na­das de uso, en com­pa­ra­ción con otros mo­de­los, la re­so­lu­ción de sus cá­ma­ras es su­pe­rior y sus sis­te­mas son mu­cho más adap­ta­bles al per­fil del usua­rio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Guatemala

© PressReader. All rights reserved.