El ca­mino de las mul ti cen­tro ame­ri­ca­nas

Su­da­mé­ri­ca se per­fi­la co­mo uno de los mer­ca­dos des­tino que ape­te­cen los gru­pos em­pre­sa­ria­les más fuer­tes de la región que bus­can al­can­zar si­ner­gias y re­pli­car su mo­de­lo de ne­go­cio.

Mercados & Tendencias Guatemala - - SUMARIO - Por Ga­brie­la Mo­ra ga­brie­la.mo­ra@gru­po­cer­ca.com

Su­da­mé­ri­ca se per­fi­la co­mo uno de los des­ti­nos que ape­te­cen los gru­pos em­pre­sa­ria­les más fuer­tes de la región

Es­ta­mos en un en­torno don­de las fron­te­ras en­tre in­dus­trias se es­tán bo­rran­do con fa­ci­li­dad lo cual fuer­za a las em­pre­sas a re­pen­sar y rein­ven­tar su ne­go­cio pa­ra man­te­ner­se re­le­van­tes en su mer­ca­do Luis Ga­rri­do, PwC.

Mu­chos pro­yec­tos de in­ver­sión fue­ron pues­tos “on hold”, des­pués de la cri­sis fi­nan­cie­ra de 2008, una dé­ca­da des­pués, Centroamérica ha si­do tie­rra fér­til pa­ra em­pre­sas me­xi­ca­nas, co­lom­bia­nas y es­ta­dou­ni­den­ses, y al mis­mo tiem­po la in­dus­tria re­gio­nal so­li­di­fi­có su po­si­ción y lo­gró una fuer­te ex­pan­sión.

Es­te año los gru­pos em­pre­sa­ria­les más fuer­tes de cen­troa­me­ri­ca con­ti­núan su dispu­ta por di­ver­si­fi­car­se en el mer­ca­do lo­cal y ape­te­cen con­quis­tar el sur del con­ti­nen­te don­de mu­chos ya die­ron los pri­me­ros pa­sos.

Pa­ra Luis Ga­rri­do, so­cio de la con­sul­to­ra PwC, exis­ten cin­co me­ga­ten­den­cias que le es­tán dan­do for­ma al mun­do de los ne­go­cios: el cam­bio de­mo­grá­fi­co y so­cial, el des­pla­za­mien­to en el po­der eco­nó­mi­co mun­dial, la ur­ba­ni­za­ción ace­le­ra­da, el cam­bio cli­má­ti­co y los avan­ces tec­no­ló­gi­cos.

“Sin em­bar­go, son los cam­bios en las ne­ce­si­da­des y preferencias de clien­tes y con­su­mi­do­res, la reacción de la com­pe­ten­cia a es­tos cam­bios y el ries­go de no te­ner la ren­ta­bi­li­dad re­que­ri­da lo que al fi­nal fuer­za a las em­pre­sas a trans­for­mar­se”, de­ta­lla.

Des­de los años 90 y prin­ci­pios de la dé­ca­da de los 2000 la com­pa­ñía cos­ta­rri­cen­se Flo­ri­da Ice and Farm (FIFCO) em­pe­zó a dar pa­sos cla­ves ha­cia su di­ver­si­fi­ca­ción tan­to en ca­te­go­rías co­mo en nue­vas geo­gra­fías. Den­tro de es­tos mo­vi­mien­tos se des­ta­can; la ad­qui­si­ción de In­dus­trias Ali­men­ti­cias Kern’s, com­pa­ñía ba­sa­da en Gua­te­ma­la, así co­mo la com­pra de North Ame­ri­can Bre­we­ries, la ad­qui­si­ción más gran­de de la em­pre­sa a la fe­cha, la cual du­pli­có el ta­ma­ño de la com­pa­ñía, al ad­qui­rir la cer­ve­ce­ría ar­te­sa­nal in­de­pen­dien­te más gran­de de Es­ta­dos Uni­dos.

Pa­ra­le­lo a es­to la em­pre­sa ha apos­ta­do por una ma­yor exportación de sus prin­ci­pa­les pro­duc­tos co­mo es la ca­te­go­ría de re­fres­cos y ali­men­tos en Centroamérica y El Ca­ri­be así co­mo la exportación de mar­cas co­mo Im­pe­rial a mer­ca­dos de al­to po­ten­cial co­mo Es­ta­dos Uni­dos y Eu­ro­pa.

Gi­se­la Sán­chez, di­rec­to­ra de Re­la­cio­nes Cor­po­ra­ti­vas de FIFCO co­men­ta que es­tos cam­bios se han da­do por opor­tu­ni­da­des co­mer­cia­les en cir­cuns­tan­cias es­pe­cí­fi­cas. “La em­pre­sa apues­ta a una ma­yor di­ver­si­fi­ca­ción de ca­te­go­rías y geo­gra­fías pa­ra en­fren­tar y ser más com­pe­ti­ti­va”, aña­de.

Asi­mis­mo, Juan Fe­de­ri­co Sa­la­ve­rría, CEO de la fir­ma sal­va­do­re­ña Gru­po Q men­cio­na que la com­pa­ñía ha pa­sa­do por va­rios cam­bios, en­tre ellos la ex­pan­sión re­gio­nal que ini­ció ha­cia Hon­du­ras, y lue­go a los de­más paí­ses de la región. De igual ma­ne­ra, di­ver­si­fi­ca­ron su por­ta­fo­lio de mar­cas de vehícu­los de for­ma im­por­tan­te lo que les per­mi­tió aten­der a más clien­tes y re­du­cir ries­gos. Ade­más ini­cia­ron el ne­go­cio de pro­duc­tos au­to­mo­tri­ces co­mo llan­tas, ba­te­rías, acei­tes en­tre otros pro­duc­tos, pa­ra dar un ser­vi­cio in­te­gral al clien­te.

Pe­ro, ¿qué los lle­vó a to­mar la de­ci­sión de trans­for­mar su gi­ro el ne­go­cio?, Sa­la­ve­rría ex­pli­ca que ex­pan­sión ha­cia Hon­du­ras ini­cial­men­te se dio por la si­tua­ción po­lí­ti­ca del país, ya que el con­flic­to ar­ma­do que vi­vían no per­mi­tía un de­sa­rro­llo pleno del ne­go­cio y de­ci­die­ron apro­ve­char la opor­tu­ni­dad. Mientras que la ex­pan­sión re­gio­nal pos­te­rior se bus­có te­nien­do en men­te re­du­cir el ries­go de no de­pen­der de un so­lo mer­ca­do y cu­brir to­do el te­rri­to­rio cen­troa­me­ri­cano.

Cre­cer y so­bre­vi­vir

De­bi­do a que la com­pe­ten­cia ca­da vez es ma­yor es ne­ce­sa­rio que las em­pre­sas in­no­ven, desa­rro­llen o me­jo­ren

pro­duc­tos o ser­vi­cios, es­to con la fi­na­li­dad de man­te­ner una com­pe­ti­ti­vi­dad en un mer­ca­do ca­da vez mas sa­tu­ra­do de op­cio­nes pa­ra los con­su­mi­do­res. Las gran­des em­pre­sas de la región es­tán con­sien­tes de es­to.

“En mer­ca­dos glo­ba­li­za­dos, com­pe­ti­ti­vos y cam­bian­tes, la in­no­va­ción no pue­de ser una tarea só­lo de la al­ta ge­ren­cia. De­be exis­tir a to­do ni­vel. El re­to de los lí­de­res ac­tua­les es desa­rro­llar cul­tu­ras don­de la in­no­va­ción se fo­men­te y se nu­tra”, ex­pre­sa, Juan Al­fon­so So­la­res, di­rec­tor eje­cu­ti­vo de Gru­po Lan­cas­co.

Ra­mi­ro Or­tiz, pre­si­den­te de Gru­po Pro­me­ri­ca, afir­ma que la con­ti­nua in­no­va­ción de ca­na­les de aten­ción y de co­mu­ni­ca­ción, pa­san­do por la in­te­gra­ción de ser­vi­cios que agre­guen va­lor, el mer­ca­deo di­gi­tal y el ase­so­ra­mien­to so­cial y res­pon­sa­ble, han si­do cla­ves pa­ra al­can­zar el éxi­to de la fir­ma fi­nan­cie­ra.

“La di­ver­si­fi­ca­ción de los nue­vos ca­na­les de co­mu­ni­ca­ción ha im­pre­so un to­que pro­pio a nues­tra ges­tión pa­ra lle­gar con nues­tros pro­duc­tos y ser­vi­cios a los seg­men­tos que se re­quie­ren, evo­lu­cio­na­do ha­cia una in­no­va­do­ra ges­tión, ha­cien­do uso de las nue­vas ten­den­cias de in­for­ma­ción, re­des so­cia­les, lo­gran­do una co­mu­ni­ca­ción di­rec­ta y sos­te­ni­da con nues­tros clien­tes, y una re­tro­ali­men­ta­ción per­ma­nen­te”, agre­ga.

Por su par­te Gas­tón Monge, CEO Gru­po Monge co­men­ta que a ini­cios del mi­le­nio vie­ron el po­ten­cial y la ca­pa­ci­dad pa­ra tras­pa­sar las fron­te­ras que te­nía la em­pre­sa y así lo hi­cie­ron. Hoy no so­lo es­tá pre­sen­te en to­do Centroamérica, sino tam­bién en Pe­rú. Ac­tual­men­te la com­pa­ñía ope­ra 530 tien­das en Cos­ta Ri­ca, Ni­ca­ra­gua, Hon­du­ras, El Sal­va­dor, Gua­te­ma­la y Pe­rú.

Pa­ra Monge, la fór­mu­la pa­ra lo­grar sa­lir de las fron­te­ras cos­ta­rri­cen­ses fue la in­no­va­ción, com­pren­der las ne­ce­si­da­des del clien­te, pro­por­cio­nar di­ver­si­dad de ca­te­go­rías y ofre­cer so­lu­cio­nes de fi­nan­cia­mien­to al al­can­ce de to­dos.

Es­te fue el ca­so tam­bién de la em­pre­sa de lácteos hon­du­re­ña Lact­ho­sa, pa­ra la que uno de los prin­ci­pa­les cam­bios en su es­tra­te­gia de ne­go­cio ha si­do la in­no­va­ción, in­cor­po­ran­do a sus plan­tas

ma­qui­na­ria de al­ta tec­no­lo­gía que les per­mi­te ela­bo­rar pro­duc­tos de ca­li­dad.

“He­mos lo­gra­do per­ma­ne­cer en el mer­ca­do gra­cias a la in­no­va­ción, el lan­za­mien­to de nue­vos pro­duc­tos y la ca­li­dad. Sien­do los cam­bios en los há­bi­tos de con­su­mo de las per­so­nas que ca­da día va­lo­ran más prac­ti­ci­dad y ali­men­tos con al­to con­te­ni­do nu­tri­ti­vo, el fac­tor que los obli­gó a la trans­for­ma­ción”, di­ce Ele­na Ka­fie, di­rec­to­ra de Mer­ca­deo y Ventas de Lact­ho­sa.

Ma­ría Eu­ge­nia de Co­llier, di­rec­to­ra de Go­bierno Cor­po­ra­ti­vo De­loit­te Gua­te­ma­la, afir­ma que pa­sar de la in­for­ma­li­dad a la for­ma­li­dad, de la im­pro­vi­sa­ción a la ins­ti­tu­cio­na­li­za­ción, ha­cer una re­vi­sión a lo in­terno de su go­ber­nan­za, de sus ca­pa­ci­da­des pro­duc­ti­vas, de su si­tua­ción fi­nan­cie­ra, de su si­tua­ción con­ta­ble y fis­cal, de su cum­pli­mien­to la­bo­ral y am­bien­tal, de sus pro­ce­sos y ma­cro pro­ce­sos, su con­trol in­terno, así co­mo co­no­cer los ries­gos a to­do ni­vel de su ope­ra­ción, son re­tos cla­ves que las em­pre­sas de la región de­ben aten­der pa­ra que la trans­for­ma­ción es­té a la al­tu­ra de los cam­bios que el mer­ca­do exi­ge y así lo­grar so­bre­vi­vir en un mun­do tan com­pe­ti­ti­vo.

¿Cuál es la apues­ta?

De acuer­do con Eduar­do Vi­de­che, so­cio de transac­cio­nes de EY Centroamérica, Pa­na­má y Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na, en cuan­to a des­ti­nos geo­grá­fi­cos, los em­pre­sa­rios cen­troa­me­ri­ca­nos es­tán vien­do ha­cia el sur del con­ti­nen­te y ha­cia el Ca­ri­be co­mo op­cio­nes de ex­pan­sión.

Co­lom­bia es el prin­ci­pal com­pe­ti­dor de la región, no so­lo co­mo atrac­ción de in­ver­sión in­ter­na­cio­nal sino tam­bién co­mo uno de los prin­ci­pa­les paí­ses ha­cia don­de se fu­gan ca­pi­ta­les re­gio­na­les. Ejem­plo de es­to es la fuer­te in­ver­sión en desa­rro­llos in­mo­bi­lia­rios de Gru­po Ro­ble en las prin­ci­pa­les ciu­da­des del país y la gran apues­ta que ha he­cho el bra­zo fi­nan­cie­ro del gru­po en di­cha na­ción su­r­ame­ri­ca­na.

En la ám­bi­to in­mo­bi­lia­rio, Spec­trum, área in­mo­bi­lia­ria del gru­po Pan­ta­león en Gua­te­ma­la, tam­bién ha in­cur­sio­na­do en el mer­ca­do de cen­tros co­mer­cia­les en Co­lom­bia.

Otros gru­pos cen­troa­me­ri­ca­nos tam­bién han he­cho sus in­cur­sio­nes en otras na­cio­nes de Su­ra­mé­ri­ca, co­mo es el ca­so de Ban­co Pro­me­ri­ca, de ca­pi­tal ni­ca­ra­güen­se, quien se ini­ció en la ban­ca ecua­to­ria­na ad­qui­rien­do Pro­du­ban­co.

Vi­de­che des­ta­ca que la ra­zón por la que di­ver­sas fir­mas cen­troa­me­ri­ca­nas es­tán vien­do a Su­ra­mé­ri­ca co­mo des­tino de sus in­ver­sio­nes se de­be prin­ci­pal­men­te a la cer­ca­nía geo­grá­fi­ca, fa­ci­li­dad de co­mu­ni­ca­ción al ser el es­pa­ñol el idio­ma pre­do­mi­nan­te, sis­te­mas ju­rí­di­cos si­mi­la­res, me­jo­ras en la se­gu­ri­dad de es­tos paí­ses y el apa­ci­gua­mien­to de los con­flic­tos so­cia­les que han con­vul­sio­na­do esa región en años an­te­rio­res.

Gru­po Pro­me­ri­ca ha in­cur­sio­na­do con ne­go­cios en Amé­ri­ca del Sur.

Gru­po Q es­tá es uno de los li­de­ra el mer­ca­do au­to­mo­triz de El Sal­va­dor y Hon­du­ras.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Guatemala

© PressReader. All rights reserved.