Por qué la ca­pa­ci­ta­ción pre­sen­cial ya no es su­fi­cien­te

El nue­vo perfil de tra­ba­ja­do­res que ha sur­gi­do es­tá exi­gien­do mé­to­dos de trans­mi­sión del co­no­ci­mien­to más fle­xi­bles, in­ter­ac­ti­vos y per­so­na­li­za­dos.

Mercados & Tendencias Guatemala - - OPINIÓN -

La ca­pa­ci­ta­ción pre­sen­cial nun­ca va de­jar de ser im­por­tan­te en nues­tra em­pre­sa, sin em­bar­go, por sí so­la ya no es su­fi­cien­te pa­ra for­mar y desa­rro­llar a los co­la­bo­ra­do­res.

Si us­ted ha es­ta­do re­ce­lan­do dar el sal­to a la trans­for­ma­ción di­gi­tal en su em­pre­sa, aquí les plan­teo las dos ra­zo­nes prin­ci­pa­les por las que la ca­pa­ci­ta­ción tra­di­cio­nal por sí so­la fa­lla en el es­ce­na­rio la­bo­ral de hoy en día.

Vea­mos: 1 El mo­de­lo ba­sa­do en una au­dien­cia pa­si­va ya no fun­cio­na

El es­ti­lo de ca­pa­ci­ta­ción del "sa­bio" o ins­truc­tor en el es­ce­na­rio es una ca­rac­te­rís­ti­ca tí­pi­ca del mo­de­lo de ca­pa­ci­ta­ción pre­sen­cial. Aquí, un ex­per­to en la ma­te­ria o ins­truc­tor con­du­ce la se­sión de ca­pa­ci­ta­ción. Él o ella da una cla­se a los co­la­bo­ra­do­res con una pre­sen­ta­ción de Po­wer Point de­trás.

El nue­vo perfil de tra­ba­ja­do­res que ha sur­gi­do es­tá exi­gien­do mé­to­dos de trans­mi­sión del co­no­ci­mien­to más fle­xi­bles, in­ter­ac­ti­vos y per­so­na­li­za­dos.

De acuer­do a la cien­cia, las per­so­nas apren­den más efi­caz­men­te cuan­do pue­den cons­truir y per­so­na­li­zar sus ex­pe­rien­cias de apren­di­za­je en lugar de apren­der pa­si­va­men­te. En una épo­ca en la que ca­si to­do ba­jo el sol se pue­de “goo­glear”, a las per­so­nas no les agra­da te­ner que sen­tar­se a re­ci­bir una se­sión de ca­pa­ci­ta­ción y apren­der co­mo al ins­truc­tor le pa­rez­ca. El tra­ba­ja­dor mo­derno es un in­di­vi­duo au­to­su­fi­cien­te.

El rol del ins­truc­tor de­be ser el de ser el “guía orien­ta­dor” que apo­ya a las per­so­nas man­te­nién­do­se al mar­gen en lugar de en­car­gar­se de di­ri­gir la ex­pe­rien­cia al 100%. Por ejem­plo, en los am­bien­tes de eLear­ning, los co­la­bo­ra­do­res pue­den ex­plo­rar nue­vos con­cep­tos con jue­gos, ac­ti­vi­da­des in­ter­ac­ti­vas y de ex­plo­ra­ción mientras el ins­truc­tor los guía con la re­tro­ali­men­ta­ción apro­pia­da.

2 La fal­ta de fle­xi­bi­li­dad fre­na el apren­di­za­je con­ti­nuo en la em­pre­sa

Josh Ber­sin, fun­da­dor de Ber­sin by De­loit­te re­cien­te­men­te di­jo “Apro­ve­che el apren­di­za­je en to­das par­tes”

Las exi­gen­cias de una eco­no­mía ace­le­ra­da han crea­do tra­ba­ja­do­res in­quie­tos; quie­ren apren­der to­das las ha­bi­li­da­des que sean re­le­van­tes pa­ra sus tra­ba­jos, y quie­ren ha­cer­lo rá­pi­do y de la ma­ne­ra más con­ve­nien­te. Exi­gen fle­xi­bi­li­dad, una ca­rac­te­rís­ti­ca que el mo­de­lo de ca­pa­ci­ta­ción tra­di­cio­nal no tie­ne de­bi­do a su én­fa­sis en las se­sio­nes pre­sen­cia­les, en un lugar y ho­ra de­ter­mi­na­da.

Es­ta es la ra­zón por la que el mo­de­lo de apren­di­za­je tra­di­cio­nal no es lo su­fi­cien­te­men­te fle­xi­ble pa­ra el tra­ba­ja­dor mó­vil mo­derno.

• Los tra­ba­ja­do­res de hoy pa­san más del 50 por cien­to de su tiem­po le­jos del es­cri­to­rio. Es­to pro­vo­ca que la ca­pa­ci­ta­ción es­truc­tu­ra­da y res­tric­ti­va sea di­fí­cil de ac­ce­der, ya que re­quie­re que los tra­ba­ja­do­res se sal­gan de su ru­ti­na. • El apren­di­za­je cen­tra­do en el ins­truc­tor exi­ge que los co­la­bo­ra­do­res pa­sen tiem­po le­jos de sus tra­ba­jos. La com­pa­ñía tie­ne que ab­sor­ber es­tos cos­tos. Tam­bién po­dría re­que­rir que los ca­pa­ci­ta­do­res y tra­ba­ja­do­res se des­pla­cen. Es­to pue­de ge­ne­rar que el mo­de­lo de apren­di­za­je tra­di­cio­nal sea ca­ro en su apli­ca­ción. • El apren­di­za­je cen­tra­do en el ins­truc­tor res­trin­ge el apren­di­za­je a un so­lo even­to. Man­te­ner­se en es­te mo­de­lo eli­mi­na la po­si­bi­li­dad de en­tre­gar apren­di­za­je re­le­van­te y en el mo­men­to ade­cua­do (Just in Ti­me Learning). Co­mo men­cio­ne al inicio, la ca­pa­ci­ta­ción pre­sen­cial siem­pre ten­drá su lugar, pe­ro ya no es su­fi­cien­te pa­ra el en­torno de apren­di­za­je cor­po­ra­ti­vo mo­derno. Es ho­ra de acep­tar es­te cam­bio y se­guir ade­lan­te con los tiem­pos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Guatemala

© PressReader. All rights reserved.