El pe­li­gro de la mul­ti­ta­rea

Mercados & Tendencias Guatemala - - MANAGEMENT - Por Al­va­ro Merino, spea­ker y ex­per­to en ta­len­to y li­de­raz­go. Ex di­rec­tor de la maes­tría en Ma­na­ge­ment De­por­ti­vo de la Es­cue­la Uni­ver­si­ta­ria Real Ma­drid.

Exis­ten dos gran­des di­fi­cul­ta­des que re­du­cen drás­ti­ca­men­te la pro­duc­ti­vi­dad y efi­cien­cia de los equi­pos. En pri­mer lu­gar la mul­ti­ta­rea. Ca­da vez más in­ves­ti­ga­cio­nes de­mues­tran que las per­so­nas tien­den a ser me­nos crea­ti­vas, es­tán más es­tre­sa­das y co­me­ten de dos a cua­tro ve­ces más erro­res cuan­do es­tán so­me­ti­dos a con­ti­nuas in­te­rrup­cio­nes y dis­trac­cio­nes.

Por otro la­do, tra­ba­jar sin to­mar­se los des­can­sos ade­cua­dos afec­ta di­rec­ta­men­te la ca­li­dad de la to­ma de de­ci­sio­nes. En un es­tu­dio rea­li­za­do en cen­tros hos­pi­ta­la­rios se de­mos­tró que la ta­sa de cum­pli­mien­to del uso de de­sin­fec­tan­te para las ma­nos dis­mi­nuía no­ta­ble­men­te cuan­do las per­so­nas tra­ba­ja­ban lar­gas ho­ras sin des­can­so.

Los lí­de­res tie­nen un enor­me re­to a la ho­ra de ani­mar a las per­so­nas de sus equi­pos a des­co­nec­tar­se de in­ter­net cuan­do ten­gan que ha­cer los tra­ba­jos más im­por­tan­tes, así co­mo a to­mar des­can­sos más fre­cuen­tes, ya que ge­ne­ra­rán un au­men­to de la pro­duc­ti­vi­dad, la in­no­va­ción y la me­jo­ra de sus es­ta­dos de áni­mo.

En cier­tas oca­sio­nes la di­fi­cul­tad para to­mar des­can­sos y evi­tar la mul­ti­ta­rea es que la gen­te pien­sa que ne­ce­si­ta de­mos­trar su ca­pa­ci­dad a los co­le­gas de al­to ni­vel, lo que pue­de lo­grar al es­tar dis­po­ni­ble 24/7, ya sea en el correo elec­tró­ni­co, el what­sapp o en per­so­na.

¿Có­mo mo­di­fi­car es­tas con­duc­tas tan im­pro­duc­ti­vas en las per­so­nas de un equi­po? Tan so­lo hay un ca­mino y es que los lí­de­res em­pie­cen a dar el ejem­plo con su pro­pio com­por­ta­mien­to. No es cues­tión de gran­des cam­bios sino de pe­que­ñas mo­di­fi­ca­cio­nes que ge­ne­ran cam­bios os­ten­si­bles.

1

Al­gu­nas he­rra­mien­tas sen­ci­llas y úti­les son: Des­co­nec­tar­se de in­ter­net, o de cual­quier dis­trac­ción tec­no­ló­gi­ca, du­ran­te al me­nos 45 mi­nu­tos, para ayu­dar al ce­re­bro a en­fo­car­se en la ta­rea.

2

To­mar des­can­sos: sa­lir a ca­mi­nar o ha­cer de­por­te en­tre las se­sio­nes de tra­ba­jos im­por­tan­tes y que re­quie­ran de una im­por­tan­te in­ten­si­dad in­te­lec­tual.

3

Uti­li­zar la re­gla de las dos prio­ri­da­des. Ayu­dar a los miem­bros del equi­po a de­fi­nir las dos prio­ri­da­des de la se­ma­na.

Es­tos ejer­ci­cios de mo­de­la­do ter­mi­nan ca­lan­do co­mo llu­via fi­na en los co­la­bo­ra­do­res. Y re­quie­re que se creen nue­vas re­glas de jue­go.

No es ló­gi­co ni sano que las per­so­nas no ten­gan tiem­po para co­mer o no dis­fru­ten de pe­que­ños des­can­sos en­tre reunio­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Guatemala

© PressReader. All rights reserved.