Cri­sis Ni­ca­ra­gua

Des­de el 19 de abril, Ni­ca­ra­gua vi­vió una ola de pro­tes­tas y en­fren­ta­mien­tos que obli­ga­ron a ge­ren­tes ce­rrar sus ne­go­cios.

Mercados & Tendencias Guatemala - - SUMARIO - Ma­ría Mel­ba Ca­le­ro

Las pro­tes­tas han de­ja­do mi­llo­na­rias pér­di­das a los sec­to­res cla­ves de la eco­no­mía ni­ca­ra­güen­se

Re­ce­sión eco­nó­mi­ca y des­em­pleo es lo que ha traí­do la ac­tual si­tua­ción del país a cau­sa de las pro­tes­tas y re­pre­sión gu­ber­na­men­tal. Al­gu­nos mi­cro em­pre­sa­rios han op­ta­do por ce­rrar sus ne­go­cios, tal es el ca­so del res­tau­ran­te La Mes­ti­za y el hos­tal Ca­li­for­nia.

El me­xi­cano Car­los Fon­se­ca, pro­pie­ta­rio del res­tau­ran­te, ex­pre­só a tra­vés de las re­des so­cia­les que “da­da a la si­tua­ción del país y al ser un ne­go­cio que es­ta­ba en pro­ce­so de con­so­li­da­ción, he­mos rea­li­za­do cie­rre de ope­ra­cio­nes por tiem­po in­de­fi­ni­do. Agra­de­ce­mos en es­pe­cial a nues­tros clien­tes fre­cuen­tes por su pre­fe­ren­cia y por ha­ber si­do par­te de en­ri­que­ce­do­ra ex­pe­rien­cia y gra­tos re­cuer­dos”. Otro de los ne­go­cios afec­ta­dos ha si­do el hos­tal Cen­tral de Ma­sa­ya, don­de no hay un so­lo clien­te ex­tran­je­ro ya que to­das las re­ser­va­cio­nes que po­seían de abril en ade­lan­te le fue­ron can­ce­la­das. El pro­pie­ta­rio ase­gu­ra que no sa­be có­mo ha­rá pa­ra sos­te­ner­se en me­dio de es­ta cri­sis que ha con­lle­va­do a que el tu­ris­mo re­tro­ce­da.

“Es­to es­tá ma­lí­si­mo, me es­toy mu­rien­do de ham­bre. Cuan­do ini­cia­ron las pro­tes­tas te­nía unos clien­tes, pe­ro cuan­do hu­bo una tre­gua, se fue­ron in­me­dia­ta­men­te. Es­toy a pun­to de ce­rrar por­que me han ve­ni­do a co­brar los im­pues­tos y no ten­go con qué pa­gar, y si es­to si­gue así, se aca­bó el tu­ris­mo en Ni­ca­ra­gua por­que el tu­ris­ta se va a otro país”, ex­pli­có Ho­ra­cio Pé­rez, pro­pie­ta­rio de di­cho hos­tal.

Sa­queos en ne­go­cios pro­pios

En me­dio de las vio­len­tas pro­tes­tas que de­ja­ron caos y de­ja­ron más de 40 muer­tes, se re­por­ta­ron sa­queos en pe­que­ños ne­go­cios así co­mo en gran­des ca­de­nas de su­per­mer­ca­dos y tien­das, por per­so­nas que bus­ca­ban ví­ve­res.

Las imá­ge­nes trans­mi­ti­das por me­dios de co­mu­ni­ca­ción lo­ca­les mos­tra­ron las tien­das sa­quea­das en el ex­ten­so dis­tri­to orien­tal de la ca­pi­tal Managua, in­clui­das las de pro­pie­dad de Wal­mart, co­mo lo son Ma­xiPa­lí.

La po­li­cía apa­ren­te­men­te no in­ter­vino, en con­tras­te con lo que ha si­do una fuer­te res­pues­ta a las ma­ni­fes­ta­cio­nes, en las cua­les de­ce­nas han re­sul­ta­do he­ri­dos o han si­do de­te­ni­dos. Por su par­te, los me­dios de co­mu­ni­ca­ción con­tro­la­dos por el Es­ta­do, cul­pan a los ma­ni­fes­tan­tes de los sa­queos, mien­tras los crí­ti­cos es­pe­cu­lan que se han per­mi­ti­do pa­ra pre­sio­nar al sec­tor empresarial, el cual ha fi­ja­do con­di­cio­nes pa­ra sos­te­ner ne­go­cia­cio­nes con

el go­bierno, in­clui­do po­ner fin a las me­di­das se­ve­ras.

“Es­ta­mos vi­vien­do en Ni­ca­ra­gua un caos so­cial, pro­vo­ca­do por la au­sen­cia de li­de­raz­go gu­ber­na­men­tal y se han jun­ta­do la cri­sis con la po­bre­za, y eso en cual­quier so­cie­dad es una bom­ba de tiem­po”, di­jo el sociólogo y ana­lis­ta Ci­ri­lo Ote­ro. En cam­bio las ga­so­li­ne­ras de la ciu­dad pre­sen­ta­ban lar­gas fi­las de au­to­mó­vi­les y mo­to­ci­cle­tas en bus­ca de com­bus­ti­ble, en me­dio de te­mo­res de des­abas­te­ci­mien­to pe­ro una de ellas, ubi­ca­da en la ciu­dad de Ma­sa­ya, tam­bién fue víc­ti­ma de ac­tos van­dá­li­cos quie­nes des­tru­ye­ron las ins­ta­la­cio­nes y se lle­va­ron los pro­duc­tos.

Ciu­da­des tu­rís­ti­cas en cri­sis

Uno de los sec­to­res, apar­te del co­mer­cio, que ha si­do gol­pea­do ha si­do el tu­ris­mo so­bre to­do por el cie­rre de vías y los en­fren­ta­mien­tos que se dan en cual­quier pun­to de las ciu­da­des. Lucy Va­len­ti pre­si­den­ta de la Cá­ma­ra Na­cio­nal de Tu­ris­mo de Ni­ca­ra­gua (Ca­na­tur) re­por­tó ho­te­les va­cíos en ciu­da­des tu­rís­ti­cas co­mo Gra­na­da y León, y en me­nor me­dia en Managua e ins­tó al ce­se de vio­len­cia. “No­so­tros so­mos un sec­tor que de­pen­de­mos fun­da­men­tal­men­te de que exis­ta paz so­cial en el país, que no exis­ta vio­len­cia, el tu­ris­mo no va a un país don­de hay bro­tes de vio­len­cia”, ex­pre­só. Los da­ños que oca­sio­na­ron las pro­tes­tas a la ima­gen de Ni­ca­ra­gua tar­da­rán mu­chos años en en­men­dar­se, ma­ni­fes­tó ayer Leo­nar­do To­rres, pre­si­den­te de la Cá­ma­ra Ni­ca­ra­güen­se de la Mi­cro, Pe­que­ña y Me­dia­na Em­pre­sa Tu­rís­ti­ca (Can­tur).

“El da­ño al tu­ris­mo es un pro­ble­ma de ima­gen-país. En el ex­tran­je­ro es­tán vien­do un país con­vul­sio­na­do y quién va a ve­nir a un país con­vul­sio­na­do. Es­to es irre­ver­si­ble pa­ra el tu­ris­mo, va a cos­tar mu­chos años res­ta­ble­cer la ima­gen que te­nía­mos”, la­men­tó To­rres. En Gra­na­da, ciu­dad con al­tos ni­ve­les de tu­ris­mo em­pre­sa­rios de Gra­na­da afi­lia­dos a la Cá­ma­ra Na­cio­nal de Tu­ris­mo (Ca­na­tur), sos­tu­vie­ron una reunión en la que exi­gie­ron a la al­cal­de­sa Ju­lia Me­na y al je­fe de­par­ta­men­tal de la po­li­cía, Ale­jan­dro Ruiz, “cum­plie­ran con el man­dan­do cons­ti­tu­cio­nal” y ga­ran­ti­za­ran la se­gu­ri­dad de sus ne­go­cios, tu­ris­tas y po­bla­ción en ge­ne­ral, des­pués de que en los úl­ti­mos días se re­gis­tra­ran sa­queos y ame­na­zas en la ma­yo­ría de lo­ca­les. La reunión fi­na­li­zó con la fir­ma de un acuer­do en el que la al­cal­de­sa y el je­fe po­li­cial, se com­pro­me­tie­ron a dis­po­ner de las fuer­zas po­li­cia­les pa­ra “res­guar­dar los ne­go­cios de los sa­queos” y pa­ra pro­te­ger a los ciu­da­da­nos que deseen “ma­ni­fes­tar­se pa­cí­fi­ca­men­te”.

El acuer­do tam­bién ga­ran­ti­za la li­bre cir­cu­la­ción de ciu­da­da­nos y vehícu­los, ade­más del res­ta­ble­ci­mien­to del alum­bra­do pú­bli­co y el res­guar­do po­li­cial pa­ra que los bom­be­ros pue­dan des­pla­zar­se li­bre­men­te pa­ra atender cual­quier emer­gen­cia. “Es­pe­ra­mos que se pue­da avan­zar, por­que ese es el de­seo de to­dos, es­pe­ra­mos que pue­dan real­men­te res­ta­ble­cer ese or­den que se ne­ce­si­ta, sin la ne­ce­si­dad de re­pri­mir a na­die. Creo que los que mar­cha­mos en el día no son los que han van­da­li­za­do de no­che, eso es­tá muy claro y pe­di­mos que lo que ex­pre­só ca­da per­so­na aquí, no ten­ga con­se­cuen­cias, que no ha­ya re­pre­sión”, ma­ni­fes­tó Xio­ma­ra Díaz, co­pro­pie­ta­ria de “The Gar­den Ca­fe”.

So­mos un sec­tor que de­pen­de­mos fun­da­men­tal­men­te de que exis­ta paz so­cial en el país, que no exis­ta vio­len­cia, el tu­ris­mo no va a un país don­de hay bro­tes de vio­len­cia

Newspapers in Spanish

Newspapers from Guatemala

© PressReader. All rights reserved.