Block­chain

Las em­pre­sas de lo­gís­ti­ca, ser­vi­cios fi­nan­cie­ros y agri­cul­tu­ra es­tán apos­tan­do a la tec­no­lo­gía de con­ta­bi­li­dad di­gi­tal co­mo el fu­tu­ro pa­ra fa­ci­li­tar y ve­ri­fi­car las transac­cio­nes co­mer­cia­les.

Mercados & Tendencias Guatemala - - SUMARIO -

Las em­pre­sas de lo­gís­ti­ca, ser­vi­cios fi­nan­cie­ros y agri­cul­tu­ra es­tán apos­tan­do a la tec­no­lo­gía de con­ta­bi­li­dad di­gi­tal co­mo el fu­tu­ro pa­ra fa­ci­li­tar y ve­ri­fi­car las transac­cio­nes co­mer­cia­les.

Ape­sar de to­do, block­chain aún no se ha ge­ne­ra­li­za­do en el mun­do empresarial. Pe­ro es­to bien pue­de cam­biar en el 2018, a me­di­da que la repu­tación de la tec­no­lo­gía pa­ra transac­cio­nes de con­fian­za con­ti­núe cre­cien­do en­tre los lí­de­res de TI.

Block­chain es un li­bro de con­ta­bi­li­dad di­gi­tal com­par­ti­do pa­ra re­gis­trar transac­cio­nes. Ca­da transac­ción en­tre los par­ti­ci­pan­tes en una red es­tá in­cor­po­ra­da a un re­gis­tro co­no­ci­do co­mo blo­que, que es­tá fir­ma­do di­gi­tal­men­te pa­ra ga­ran­ti­zar su au­ten­ti­ci­dad y crear un con­sen­so so­bre el es­ta­do de las transac­cio­nes en cual­quier mo­men­to. Lo que en­tu­sias­ma a los CIO es su ca­pa­ci­dad de es­ca­lar en una em­pre­sa, ofre­cien­do un efec­to de red de con­fian­za di­gi­tal.

Por ejem­plo, ca­da par­te in­tere­sa­da en una red de ca­de­na de su­mi­nis­tro ad­mi­nis­tra­da por block­chain re­ci­be una co­pia au­ten­ti­ca­da del li­bro con­ta­ble exis­ten­te. Si un even­to im­pac­ta en la ca­de­na de su­mi­nis­tro, ca­da par­te pue­de es­tar se­gu­ra de que lo que el li­bro di­gi­tal di­ce que su­ce­dió, real­men­te su­ce­dió. Los je­fes de tec­no­lo­gía le di­cen a CIO.com que el uso de un li­bro de con­ta­bi­li­dad di­gi­tal pa­ra ga­ran­ti­zar la con­fian­za es al­go que ac­tual­men­te las tec­no­lo­gías ri­va­les no ofre­cen.

“Block­chain, con el tiem­po, se con­ver­ti­rá en una ven­ta­ja com­pe­ti­ti­va “, di­ce Vi­jay San­ka­ran, CIO de TD Ame­ri­tra­de. San­ka­ran y al­gu­nos de sus com­pa­ñe­ros nos ex­pli­can el por­qué.

Block­chain pa­ra lo­gís­ti­ca

Uni­ted Par­cel Service tie­ne un equi­po de­di­ca­do a ex­plo­rar su im­pac­to en la ca­de­na de cus­to­dia en la ca­de­na de su­mi­nis­tro, di­ce Lin­da Wea­kland, di­rec­to­ra de ar­qui­tec­tu­ra empresarial e in­no­va­ción en UPS. Wea­kland le ve un gran po­ten­cial en la au­to­ma­ti­za­ción de la mi­ría­da de pro­ce­sos ma­nua­les que com­pren­de la in­ter­me­dia­ción adua­ne­ra. Tal sis­te­ma po­dría ayu­dar a UPS a “mo­der­ni­zar to­da la prác­ti­ca y li­be­rar los pro­duc­tos mu­cho más rá­pi­do”. Block­chain tam­bién me­jo­ra­ría la pre­ci­sión de las transac­cio­nes y re­du­ci­ría los cos­tos de los ac­ti­vos fí­si­cos, co­mo los con­te­ne­do­res de en­vío.

Pe­ro pa­ra des­blo­quear su po­ten­cial, de­be ser adop­ta­do en to­da la ca­de­na de su­mi­nis­tro. Con ese fin UPS se unió en no­viem­bre al Block­chain en Truc­king Allian­ce (BiTA), que es­tá desa­rro­llan­do los es­tán­da­res pa­ra la in­dus­tria de trans­por­te de mer­can­cías. Wea­kland di­ce que di­chos es­tán­da­res po­drían ayu­dar a UPS y sus so­cios a com­par­tir los da­tos, lo cual es ac­tual­men­te di­fí­cil de ha­cer. “Con BiTA va­mos a ob­te­ner más es­tán­da­res pa­ra ha­cer que block­chain sea más útil de lo que es hoy”, di­ce Wea­kland.

UPS ve a Block­chain co­mo una par­te in­te­gral de su red de Lo­gís­ti­ca In­te­li­gen­te en evo­lu­ción, que tam­bién in­clu­ye otras tec­no­lo­gías emer­gen­tes, co­mo In­ter­net de las Co­sas, ro­bó­ti­ca, in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial y apren­di­za­je au­to­má­ti­co. El CIO de UPS, Juan Pé­rez, a quien Wea­kland re­por­ta, es­tá apli­can­do es­tas tec­no­lo­gías en el res­to de los ne­go­cios de la em­pre­sa, co­mo par­te del Gru­po de Tec­no­lo­gía Avan­za­da que creó po­co des­pués de su pro­mo­ción en 2016. “[Pé­rez] nos desafía a es­tar al lí­mi­te y te­ner en cuen­ta la tec­no­lo­gía que mar­ca­rá la di­fe­ren­cia “, di­ce Wea­kland.

Apues­tas de Co­ber­tu­ra Block­chain

Block­chain plan­tea ca­si tan­tos desafíos co­mo opor­tu­ni­da­des pa­ra las com­pa­ñías de ser­vi­cios fi­nan­cie­ros, co­mo TD Ame­ri­tra­de, don­de el CIO San­ka­ran ha con­for­ma­do un equi­po de­di­ca­do pa­ra ex­plo­rar có­mo usar tec­no­lo­gías Hy­per­led­ger. San­ka­ran cree que el block­chain re­du­ci­rá las ven­ta­nas pa­ra la li­qui­da­ción de ac­ti­vos, au­to­ma­ti­zan­do en mi­nu­tos o se­gun­dos lo que so­lía to­mar va­rios días. El in­ter­cam­bio de ar­chi­vos en­tre una mul­ti­tud de so­cios tam­bién se vol­ve­rá mu­cho más ní­ti­do y lim­pio, re­du­cien­do los pro­ce­sos ma­nua­les en pa­pel.

El pri­mer ca­so de prue­ba prin­ci­pal de TD Ame­ri­tra­de es fa­ci­li­tar las trans­fe­ren­cias de di­ne­ro en­tre su ser­vi­cio de co­rre­ta­je y su afi­lia­do, TD Bank, ca­si en tiem­po real. “Es una plan­ti­lla que per­mi­te con­ti­nuar tra­ba­jan­do con otras ins­ti­tu­cio­nes pa­ra ha­cer mo­vi­mien­tos de di­ne­ro y con­fi­gu­ra­cio­nes de cuen­ta mu­cho más rá­pi­do”, di­ce San­ka­ran. Otros usos em­pre­sa­ria­les po­ten­cia­les de block­chain in­clu­yen el in­ter­cam­bio de in­for­ma­ción en­tre clien­tes; la de­le­ga­ción de vo­tos, que ge­ne­ral­men­te re­quie­re mu­cho pa­pel; y re­em­pla­zar las tar­je­tas de cré­di­to en mi­cro­pa­gos. En úl­ti­ma ins­tan­cia, el acuer­do fi­nan­cie­ro se­rá el ca­so de uso más in­tere­san­te a lo lar­go del tiem­po, di­ce San­ka­ran, re­du­cien­do el tiem­po y las ta­ri­fas de transac­ción que han afec­ta­do a la in­dus­tria.

El bró­ker en lí­nea es­tá pro­ban­do va­rias tec­no­lo­gías Hy­per­led­ger, in­clu­yen­do Et­he­reum, R3 Cor­da y JP Mor­gan’s Quo­rum. “Real­men­te tie­ne que ser una pla­ta­for­ma de ni­vel empresarial pa­ra ad­mi­nis­trar la se­gu­ri­dad y los pri­vi­le­gios, ade­más es­ca­lar y fun­cio­nar bien”, di­ce San­ka­ran.

Aún así, el CIO de­be cu­brir sus apues­tas con­tra la in­cer­ti­dum­bre en torno a las tec­no­lo­gías Hy­per­led­ger, que tie­nen un au­ra de Oes­te Sal­va­je si­mi­lar a los pri­me­ros días de las dis­tri­bu­cio­nes de tec­no­lo­gía emer­gen­tes co­mo Li­nux. Ex­pli­ca que “el pro­ble­ma es ele­gir una pla­ta­for­ma sub­ya­cen­te sa­bien­do que es po­si­ble que ten­ga que des­car­tar­la por­que no pro­por­cio­na un ma­yor va­lor”, agre­gan­do que es­tá ob­ser­van­do de cer­ca a los pro­vee­do­res con los que se ali­nea TD Ame­ri­tra­de, pa­ra sa­ber que es­tán ha­cien­do en el es­pa­cio.

San­ka­ran an­ti­ci­pa una con­so­li­da­ción sig­ni­fi­ca­ti­va, con jugadores más gran­des que ad­qui­ri­rán dis­tri­bu­cio­nes de block­chain, for­zan­do gran­des cam­bios en la in­dus­tria. Y di­ce que es­tá pro­ce­dien­do con ple­na con­cien­cia de que “es po­si­ble que ten­ga­mos que cam­biar de ca­ba­llo en al­gún mo­men­to”.

Lis­to pa­ra la in­te­rrup­ción

Mien­tras que block­chain po­dría re­vo­lu­cio­nar los ser­vi­cios fi­nan­cie­ros de va­rias ma­ne­ras, las apli­ca­cio­nes de las tec­no­lo­gías de con­ta­bi­li­dad di­gi­tal se vuel­ven más es­tre­chas.

Es­to es es­pe­cial­men­te cier­to en la in­dus­tria alimentaria, don­de Dris­coll’s es co­no­ci­da por ven­der fre­sas, arán­da­nos, fram­bue­sas y moras en Wa­llMart, Stop & Shop, Who­leFoods y otros mi­no­ris­tas de su­per­mer­ca­dos de to­do el mun­do. Dris­coll’s, jun­to con más de una do­ce­na de pro­duc­to­res de ali­men­tos, es­tá tra­ba­jan­do con IBM pa­ra uti­li­zar block­chain en la ayu­da a la de­ter­mi­na­ción de la pro­ce­den­cia de los ali­men­tos con­ta­mi­na­dos, lo que, se­gún su CIO, Tom Cu­llen, po­dría eli­mi­nar los se­ña­la­mien­tos. De­bi­do a que pue­de ha­cer una cró­ni­ca de ca­da pun­to de da­tos en una ca­de­na de su­mi­nis­tro, pro­por­cio­na un pa­raí­so vir­tual a los cien­tí­fi­cos fo­ren­ses con in­for­ma­ción so­bre los pro­duc­tos que ras­trea. “Lo que nos in­tere­sa es el ori­gen de la fru­ta y cual­quier cer­ti­fi­ca­ción una vez que co­mien­za en la ca­de­na de su­mi­nis­tro”, di­ce Cu­llen.

Ac­tual­men­te Dris­coll’s uti­li­za sen­so­res GPS con Blue­tooth pa­ra mo­ni­to­rear la tem­pe­ra­tu­ra de la fru­ta en los re­fri­ge­ra­do­res del trans­por­te. Por ejem­plo, si el con­duc­tor de un ca­mión en Mé­xi­co inad­ver­ti­da­men­te co­ci­na la fru­ta por­que la tem­pe­ra­tu­ra de su ca­mión se in­cre­men­ta de­ma­sia­do, Dris­coll’s lo sa­brá. Pe­ro eso no lo ayu­da­rá a ras­trear un lo­te par­ti­cu­lar de cultivos en ca­so de un bro­te de en­fer­me­dad trans­mi­ti­da por los ali­men­tos. Aquí block­chain po­dría ayu­dar. Al re­gis­trar los có­di­gos de ba­rras de las pla­ta­for­mas y los con­te­ne­do­res ti­po con­cha, se po­dría usar block­chain pa­ra ras­trear la fru­ta de una co­se­cha es­pe­cí­fi­ca, di­ce Cu­llen, lo que la per­mi­ti­rá iden­ti­fi­car exac­ta­men­te dón­de se ori­gi­nó la fru­ta.

“Es in­mu­ta­ble y no se pue­de cam­biar, por lo que a me­di­da que ras­treas la ca­de­na de su­mi­nis­tro pue­des con­fiar en los da­tos”, di­ce Cu­llen. Agre­ga que block­chain, jun­to con el apren­di­za­je au­to­má­ti­co y el aná­li­sis avan­za­do ayu­da­rán a me­jo­rar el mar­ca­do ge­né­ti­co, que es un as­pec­to fun­da­men­tal de las ini­cia­ti­vas di­gi­ta­les de Dris­coll en 2018.

La fir­ma de in­ves­ti­ga­ción Gart­ner se­ña­ló en un in­for­me de no­viem­bre que si bien block­chain era el te­ma de in­ves­ti­ga­ción más bus­ca­do por sus clien­tes, la tec­no­lo­gía si­gue sien­do in­ci­pien­te en ma­du­rez, mo­de­los co­mer­cia­les, evo­lu­ción de pro­ce­sos y re­sul­ta­dos.

Ve­ri­fi­ca­ción de la reali­dad

La fir­ma de in­ves­ti­ga­ción Gart­ner se­ña­ló en un in­for­me de no­viem­bre que si bien block­chain era el te­ma de in­ves­ti­ga­ción más bus­ca­do por sus clien­tes, la tec­no­lo­gía si­gue sien­do in­ci­pien­te en ma­du­rez, mo­de­los co­mer­cia­les, evo­lu­ción de pro­ce­sos y re­sul­ta­dos. Pa­ra po­ner­se al día con el soft­wa­re, Gart­ner alien­ta a los CIO a pro­bar la tec­no­lo­gía en los pro­gra­mas pi­lo­to.

Los lí­de­res de TI si­guen sien­do op­ti­mis­tas so­bre el po­ten­cial de block­chain. “Creo que en 2018 y 2019 cru­za­rá el abis­mo y pa­sa­rá de los usos ex­pe­ri­men­ta­les a ser una co­rrien­te prin­ci­pal en los ser­vi­cios fi­nan­cie­ros y otras in­dus­trias”, di­ce San­ka­ran. CIO / IT AHO­RA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Guatemala

© PressReader. All rights reserved.