El fu­tu­ro de la im­pre­sión sos­te­ni­ble

Mercados & Tendencias Guatemala - - OPINIÓN - Ro­dol­fo Pi­li­piak DI­REC­TOR GE­NE­RAL DE HP INC CEN­TRO AMÉ­RI­CA Y CA­RI­BE.

Pa lo que se pien­sa, la im­pre­sión tie­ne un pa­pel vi­tal en el tra­ba­jo del fu­tu­ro. Lo que ha cam­bia­do es la con­cien­cia so­bre el mal gas­to en ella. Cons­cien­tes de la co­rre­la­ción en­tre des­per­di­cio y da­ño eco­ló­gi­co, las em­pre­sas bus­can so­lu­cio­nes más sos­te­ni­bles.

Co­mo re­sul­ta­do, la in­dus­tria ha in­no­va­do en la eco­no­mía cir­cu­lar, que re­plan­tea la for­ma en que se di­se­ñan, fa­bri­can, usan y re­cu­pe­ran los pro­duc­tos y ma­te­ria­les; pa­ra ma­xi­mi­zar su ci­clo de vi­da. En la im­pre­sión es­te mo­de­lo es apli­ca­do al di­se­ño del producto, el mo­de­lo de ne­go­cios de la in­dus­tria y las ca­de­nas de su­mi­nis­tro.

Re­pen­sar eL Di­se­ño

Las em­pre­sas de­ben asu­mir la res­pon­sa­bi­li­dad por sus pro­pios pro­duc­tos du­ran­te to­do su ci­clo de vi­da, co­men­zan­do por el di­se­ño. Pre­pa­rar los pro­duc­tos pa­ra la eco­no­mía cir­cu­lar sig­ni­fi­ca re­di­se­ñar­los pa­ra usar me­nos re­cur­sos en su fa­bri­ca­ción. El eje cen­tral es el aho­rro en el con­su­mo de ener­gía y su én­fa­sis re­cae en el po­ten­cial de sus ma­te­ria­les pa­ra ser re­ci­cla­dos.

Por ejem­plo, nues­tra in­dus­tria aho­ra pue­de re­pro­ce­sar plás­ti­cos y otros ma­te­ria­les pa­ra trans­for­mar­los en pie­zas co­mo car­tu­chos de tin­ta e im­pre­so­ras, sin per­der la con­fia­bi­li­dad y la ca­li­dad del producto. De he­cho, has­ta el 70% del plás­ti­co de al­gu­nos car­tu­chos de tin­ta ori­gi­na­les en Amé­ri­ca La­ti­na, Nor­tea­mé­ri­ca y Asia Pa­cí­fi­co; pro­vie­ne de pie­zas re­ci­cla­das.

Otro fac­tor del di­se­ño en la im­pre­sión sos­te­ni­ble es la du­ra­bi­li­dad, que im­pli­ca ge­ne­rar pro­duc­tos de lar­ga du­ra­ción y ba­jo man­te­ni­mien­to, con la ca­pa­ci­dad de de­tec­tar y atender opor­tu­na­men­te los pro­ble­mas de man­te­ni­mien­to an­tes de que ten­gan un cos­to ma­yor.

El di­se­ño pa­ra el aho­rro del con­su­mo ener­gé­ti­co es otro fac­tor im­por­tan­te. Las em­pre­sas de­ben cer­cio­rar­se de los pa­rá­me­tros de efi­cien­cia ener­gé­ti­ca de sus tec­no­lo­gías, pues al­gu­nos mo­de­los re­quie­ren has­ta un 73% me­nos de ener­gía que otras im­pre­so­ras de su cla­se.

Evo­Lu­CIo­nar eL mo­De­Lo De ne­go­cios

El mo­de­lo tra­di­cio­nal de pro­pie­dad y man­te­ni­mien­to de la im­pre­so­ra ca­du­có. Las or­ga­ni­za­cio­nes han mi­gra­do a al­ter­na­ti­vas co­mo los Ser­vi­cios de Im­pre­sión Ges­tio­na­dos (MPS) y el Su­mi­nis­tro por Sus­crip­ción.

Es­tas mo­da­li­da­des per­mi­ten sa­tis­fa­cer las ne­ce­si­da­des de su ne­go­cio al más ba­jo cos­to. En los ser­vi­cios ges­tio­na­dos los usua­rios pa­gan por el nú­me­ro de pá­gi­nas im­pre­sas, lo que in­du­ce a re­du­cir los des­per­di­cios de tiem­po, pa­pel, tin­ta o tó­ner. Es­to ayu­da a las or­ga­ni­za­cio­nes a re­du­cir el con­su­mo de ener­gía has­ta en un 40%, ba­ja los cos­tos de ima­gen e im­pre­sión has­ta en un 30% y dis­mi­nu­ye el des­per­di­cio de pa­pel en un 25% o más.

Es­tas mo­da­li­da­des per­mi­ten a las com­pa­ñías no so­lo co­no­cer los pa­tro­nes de uso de los ser­vi­cios de im­pre­sión, sino que ase­gu­ran que los car­tu­chos ga­se­se ta­dos sean re­tor­na­dos y re­ci­cla­dos ade­cua­da­men­te.

Rein­ven­tar La ca­De­na De su­mi­nis­tro

El cam­bio de lo analó­gi­co a lo di­gi­tal trans­for­mó la ca­de­na de su­mi­nis­tro de los ser­vi­cios de im­pre­sión, lo que apor­tó una me­jo­ra de la efi­cien­cia. La im­pre­sión di­gi­tal per­mi­te im­pri­mir a la me­di­da y/on-de­man­da lo cual fa­vo­re­ce el marketing di­rec­to, la per­so­na­li­za­ción y la pri­va­ci­dad del clien­te; a la vez que re­du­ce el des­per­di­cio.

La im­pre­sión ma­de-to-or­der eli­mi­na es­la­bo­nes in­ne­ce­sa­rios en la ca­de­na de su­mi­nis­tro, in­clui­do el al­ma­ce­na­mien­to, el en­vío y los ex­ce­den­tes de pro­duc­ción.

Los ser­vi­cios de im­pre­sión es­tán lis­tos pa­ra la eco­no­mía cir­cu­lar, pues no so­lo apo­ya­rán la sos­te­ni­bi­li­dad, sino que ce­de­rán el pa­so a be­ne­fi­cios rá­pi­dos y tan­gi­bles en el mun­do de los ne­go­cios.

El cam­bio de lo analó­gi­co a lo di­gi­tal trans­for­mó la ca­de­na de su­mi­nis­tro de los ser­vi­cios de im­pre­sión, lo que apor­tó una me­jo­ra de la efi­cien­cia. La im­pre­sión di­gi­tal per­mi­te im­pri­mir a la me­di­da y/on-de­man­da lo cual fa­vo­re­ce el marketing di­rec­to, la per­so­na­li­za­ción y la pri­va­ci­dad del clien­te; a la vez que re­du­ce el des­per­di­cio

Newspapers in Spanish

Newspapers from Guatemala

© PressReader. All rights reserved.