MÁS DI­NE­RO

Par­ti­dos bus­can ma­yor fi­nan­cia­mien­to elec­to­ral

Prensa Libre - - PORTADA - Por Jessica Gra­ma­jo jgra­ma­jo@pren­sa­li­bre.com.gt

La Co­mi­sión de Asun­tos Elec­to­ra­les del Con­gre­so im­pul­sa una re­for­ma po­lí­ti­ca que dis­pa­ra­ría el gas­to de los par­ti­dos po­lí­ti­cos en las cam­pa­ñas elec­to­ra­les, afir­man or­ga­ni­za­cio­nes so­cia­les, que tam­bién ad­vier­ten de que po­drían que­dar fue­ra las agru­pa­cio­nes pe­que­ñas.

La pro­pues­ta, que se en­cuen­tra en la úl­ti­ma fa­se pre­vio a dic­ta­men, plan­tea es­ta­ble­cer te­chos en el gas­to pa­ra las cam­pa­ñas. En la ac­tua­li­dad los par­ti­dos po­lí­ti­cos pue­den in­ver­tir el equi­va­len­te a US$0.50 —unos Q3.67— por ciu­da­dano em­pa­dro­na­do. Eso con­ti­nua­ría así pa­ra las cam­pa­ñas de pre­si­den­te, vi­ce­pre­si­den­te y dipu­tados por la lis­ta na­cio­nal.

En cam­bio, pa­ra los can­di­da­tos a al­cal­des y de las cor­po­ra­cio­nes mu­ni­ci­pa­les se es­ta­ble­ce un gas­to mí­ni­mo de US$20 mil —Q146 mil 800— y un má­xi­mo de US$750 mil —Q5 mi­llo­nes 505 mil—, lo que de­pen­de­rá de la den­si­dad po­bla­cio­nal, ex­ten­sión te­rri­to­rial y vías de co­mu­ni­ca­ción.

Los dipu­tados dis­tri­ta­les tam­bién ten­drán lí­mi­tes de gas­to. Lo me­nos que po­drá au­to­ri­zar­les el Tri­bu­nal Su­pre­mo Elec­to­ral (TSE) se­gún las con­di­cio­nes te­rri­to­ria­les son US$50 mil (Q367 mil) y no más de US$400 mil —Q2 mi­llo­nes 936—.

Pa­ra Mar­vin Pol, de Ac­ción Ciu­da­da­na, es bueno que se es­ta­blez­can to­pes de gas­to, pues has­ta aho­ra se des­co­no­ce cuán­to real­men­te se in­vier­te en las cam­pa­ñas de los al­cal­des, cor­po­ra­cio­nes mu­ni­ci­pa­les y dipu­tados dis­tri­ta­les.

En la ac­tua­li­dad, el TSE pue­de re­du­cir el gas­to de cam­pa­ña. Pa­ra ha­cer­lo de­be con­vo­car a los se­cre­ta­rios ge­ne­ra­les de los par­ti­dos, pa­ra in­for­mar­les, pe­ro esa po­si­bi­li­dad se eli­mi­na con la nue­va pro­pues­ta, que es­tá en pro­ce­so de re­vi­sión por los dipu­tados, lue­go de ha­ber­la pre­sen­ta­do a or­ga­ni­za­cio­nes so­cia­les.

El pre­si­den­te de la Co­mi­sión de Asun­tos Elec­to­ra­les del Con­gre­so, Ós­car Ar­gue­ta, ase­gu­ró que se to­ma­ron en cuen­ta las pro­pues­tas de las or­ga­ni­za­cio­nes so­cia­les. Por ejem­plo, la in­ten­ción era ele­var el nú­me­ro de afi­lia­dos en los par­ti­dos po­lí­ti­cos de 0.3 por cien­to a 0.5 por cien­to, pe­ro se eli­mi­nó, a pe­ti­ción de los par­ti­ci­pan­tes en las me­sas téc­ni­cas. MÁS IN­GRE­SOS En la pro­pues­ta que ha si­do de­no­mi­na­da co­mo “la se­gun­da ge­ne­ra­ción de la re­for­ma po­lí­ti­ca”, se pre­ten­de su­bir el fi­nan­cia­mien­to pú­bli­co a las or­ga­ni­za­cio­nes, de US$2 a US$3 —Q14.68 a Q22.02— por vo­to emi­ti­do.

Ade­más se eli­mi­nan va­rios cam­bios que fue­ron apro­ba­dos du­ran­te la úl­ti­ma re­for­ma, re­la­cio­na­dos prin­ci­pal­men­te con el des­tino de los fon­dos que otor­ga el Es­ta­do a las agru­pa­cio­nes po­lí­ti­cas. Uno de ellos es que per­mi­ti­rá a es­tas des­ti­nar más re­cur­sos pa­ra el pa­go de deu­da de cam­pa­ña y fun­cio­na­mien­to, así co­mo pa­ra “el pa­go de com­pro­mi­sos fi­nan­cie­ros in­ter­na­cio­na­les por afi­lia­ción a re­des u or­ga­ni­za­cio­nes, y pa­ra gas­tos de re­pre­sen­ta­ción en el ex­tran­je­ro”.

Ch­ris­tians Cas­ti­llo, po­li­tó­lo­go del Ins­ti­tu­to de Análisis e In­ves­ti­ga­ción de los Pro­ble­mas Na­cio­na­les, con­si­de­ra que la pro­pues­ta fa­vo­re­ce a las agru­pa­cio­nes gran­des. “Pa­re­cie­ra que hay una apues­ta por re­du­cir el sis­te­ma de par­ti­dos po­lí­ti­cos, por­que im­po­si­bi­li­tan la ca­pa­ci­dad de com­pe­ten­cia de los que tie­nen me­nos re­cur­sos”, de­ta­lló.

Esa no es la úni­ca crí­ti­ca. Cas­ti­llo cree que la pro­pues­ta de­no­ta que los par­ti­dos quie­ren te­ner re­cur­sos ca­si ili­mi­ta­dos por­que no hay to­pe pa­ra el fi­nan­cia­mien­to pri­va­do y se ele­va el Es­ta­tal.

Agre­gó: “En la re­for­ma pa­sa­da se de­ter­mi­nó que el Es­ta­do pa­ga­rá la pau­ta pu­bli­ci­ta­ria. Aho­ra pre­ten­den que el fi­nan­cia­mien­to se ele­ve a US$3 por vo­to. No se li­mi­ta los re­cur­sos pri­va­dos, y en­ci­ma de to­do dis­pa­ran el te­cho de cam­pa­ña. Pa­re­cie­ra que hay una es­tra­te­gia que más se ase­me­ja a un abu­so”.

Lins­leyd Ti­llit, de la Fun­da­ción Alas de Ma­ri­po­sa, in­di­có que les preo­cu­pa que no se ha­ya eli­mi­na­do el fi­nan­cia­mien­to pri­va­do de la cam­pa­ña elec­to­ral y que se es­té mo­di­fi­can­do la dis­tri­bu­ción de los re­cur­sos que los par­ti­dos re­ci­ben del Es­ta­do, por­que en la re­for­ma an­te­rior se pri­vi­le­gió la ca­pa­ci­ta­ción y for­ma­ción po­lí­ti­ca, y aho­ra lo de­jan en se­gun­do plano.

FOTO PREN­SA LI­BRE: AP

FOTO: HEMEROTECA PL

Los par­ti­dos po­lí­ti­cos po­drían en­fren­tar­se a nue­vas re­glas de jue­go du­ran­te la cam­pa­ña elec­to­ral del 2023, si pros­pe­ra la pro­pues­ta que se ana­li­za en la Co­mi­sión de Asun­tos Elec­to­ra­les del Con­gre­so.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Guatemala

© PressReader. All rights reserved.