A PE­SAR DE TO­DO, SUE­ÑA CON EL FUT­BOL

Wilson Gar­cía es una pro­me­sa en un de­por­te que es­tá ale­ja­do de la ex­po­si­ción internacional.

Prensa Libre - - EXPRESO - Por Bea­triz Ter­ce­ro mter­ce­ro@pren­sa­li­bre.com.gt

Con­fe­de­ra­cio­nes de to­do el mun­do com­pi­ten en es­tos mo­men­tos por una pla­za pa­ra el Mundial de Fut­bol. Me­nos Gua­te­ma­la. To­das las com­pe­ten­cias in­ter­na­cio­na­les es­tán ac­ti­vas, sin equi­pos na­cio­na­les.

Aun­que el país no fi­gu­ra en­tre los ti­tu­la­res de es­te de­por­te —y to­do apun­ta a que pue­de sa­lir de los aso­cia­dos de Fifa—, a Wilson ese pa­no­ra­ma no lo des­mo­ti­va y per­si­gue uno de sus sue­ños: ser fut­bo­lis­ta.

Wilson Ale­xán­der Gar­cía tie­ne 15 años, aún no por­ta la ca­mi­so­la de nin­gún equi­po na­cio­nal, pe­ro se es­fuer­za por des­ta­car pa­ra ga­nar­se un es­pa­cio en es­te de­por­te. Sus pa­dres y sus dos her­ma­nos son el mo­tor aními­co del jo­ven de­lan­te­ro.

En una oca­sión, Pe­lé di­jo: “Dios me dio el don de sa­ber ju­gar al fut­bol, pe­ro el res­to lo con­se­guí yo en­tre­nán­do­me y pre­pa­rán­do­me a fon­do”. Eso ha­ce Wilson ca­da mar­tes y jue­ves en Ce­ju­sa, zo­na 11, con el equi­po Club Me­nedy. De­di­ca dos ho­ras a ca­da en­treno.

Em­pe­zó a ju­gar a los 6 años, en San Lu­cas Sa­ca­te­pé­quez, im­pul­sa­do por su ma­dre, Faus­ta To­rres.

Su ha­bi­li­dad con el ba­lón aca­pa­ró la aten­ción del Club Me­nedy, que lo in­vi­tó a ju­gar, ha­ce dos años.

Wilson com­bi­na sus es­tu­dios con el de­por­te. Sus jor­na­das se ex­tien­den cuan­do de­be en­tre­nar, pe­ro aún así se em­pe­ña en ser el me­jor en los dos ám­bi­tos.

Sus pa­dres y él sa­ben que el fut­bol es pa­sión, pe­ro tam­bién que es im­por­tan­te ha­cer un ba­lan­ce aca­dé­mi­co pa­ra pre­pa­rar­se.

MO­TI­VA­CIÓN

El apo­yo de su fa­mi­lia ha si­do vi­tal pa­ra que el fut­bo­lis­ta se en­ca­mi­ne y al­gún día pue­da ser par­te de la selección na­cio­nal; por aho­ra pu­le su ta­len­to en la sub 12 del men­cio­na­do club de­por­ti­vo.

De­bi­do a los en­tre­nos Wilson se au­sen­ta de cla­ses, pe­ro sus pro­fe­so­res sa­ben y com­pren­den su sue­ño, así que le en­vían la lis­ta de ta­reas por Mes­sen­ger, pa­ra que las pre­sen­te un día des­pués de las prác­ti­cas y no ha­ya ex­cu­sa.

El jo­ven ha te­ni­do la opor­tu­ni­dad de ju­gar en el ex­tran­je­ro con el Club Me­nedy, pe­ro su sue­ño es más gran­de: re­pre­sen­tar a Gua­te­ma­la con la Selección Ma­yor y dar­le glo­rias al país.

Wilson con­fía en que los equi­pos que en­tre­nan a ni­ños co­mo él per­mi­ten cons­truir un puen­te pa­ra al­gún día ser un ex­ce­len­te fut­bo­lis­ta co­mo Car­los Ruiz o Ney­mar Jr., los dos ju­ga­do­res a los que ad­mi­ra.

Aun­que sa­be muy bien que el fu­tu­ro del fut­bol en Gua­te­ma­la es­tá com­pro­me­ti­do y le­jos de un mundial, so­bre to­do por es­tar sus­pen­di­do por la Fifa, Wilson tie­ne cla­ro que hay que se­guir ade­lan­te pa­ra con­se­guir lo que quie­re. “Ha­ya o no re­com­pen­sa, uno tie­ne que con­fiar; la vi­da te po­ne prue­bas”, di­ce.

El ado­les­cen­te pro­me­te ser un ex­ce­len­te go­lea­dor. Él y más de cien ni­ños que per­te­ne­cen al Club Me­nedy se pre­pa­ran con mu­cha dis­ci­pli­na pa­ra apor­tar ta­len­to al fut­bol na­cio­nal y de­vol­ver­les la ale­gría a los afi­cio­na­dos.

FO­TO PREN­SA LI­BRE: ESTUARDO PA­RE­DES

Wilson Gar­cía per­te­ne­ce al Club Me­nedy, en la ca­te­go­ría U 12, y es uno de los me­jo­res go­lea­do­res del equi­po.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Guatemala

© PressReader. All rights reserved.