Plan de gas­tos por mal rum­bo

Prensa Libre - - Perspectiva -

Por más que se bus­que va­lo­rar las ac­cio­nes gu­ber­na­men­ta­les, es­to re­sul­ta ser una ta­rea es­té­ril, por­que se si­gue ac­tuan­do con cri­te­rio opor­tu­nis­ta e irres­pon­sa­ble, so­bre to­do cuan­do se ve la dis­pli­cen­cia con la que los bu­ró­cra­tas dic­ta­mi­nan un nue­vo plan de gas­tos en el cual pri­me­ro se atien­de al clien­te­lis­mo y la co­rrup­te­la.

En me­dio de la peor cri­sis de ins­ti­tu­cio­na­li­dad de la his­to­ria na­cio­nal, cuan­do ni si­quie­ra se han cum­pli­do dos años de ges­tión del Go­bierno, el pa­sa­do vier­nes se en­tre­gó al Con­gre­so el nue­vo pro­yec­to de pre­su­pues­to de gas­tos pa­ra 2018, en el cual lo pri­me­ro que se ob­ser­va, y en con­se­cuen­cia re­sul­ta muy re­pu­dia­ble, es un in­cre­men­to in­jus­ti­fi­ca­do de más de 10 mil mi­llo­nes de quet­za­les, en el cual tam­bién es fá­cil de­ter­mi­nar a quié­nes es­tá di­ri­gi­do.

La última mues­tra de res­pal­do, ex­pre­sa­da por el di­ri­gen­te ma­gis­te­rial Jo­viel Ace­ve­do y su com­bo de so­li­da­ri­dad, siem­pre dis­po­ni­ble pa­ra go­bier­nos en cri­sis, le cos­ta­rá a los gua­te­mal­te­cos un au­men­to en el gas­to de más de mil mi­llo­nes de quet­za­les, pues es sa­bi­do que los pac­tos co­lec­ti­vos leo­ni­nos, irres­pon­sa­bles y que se vuel­ven dá­di­vas de go­bier­nos en des­gra­cia se con­vier­ten en el me­jor agra­de­ci­mien­to por el apo­yo brin­da­do cuan­do hay cri­sis.

El ma­yor in­cre­men­to, y tam­bién su­ma­men­te sos­pe­cho­so, se re­por­ta en el Mi­nis­te­rio de Co­mu­ni­ca­cio­nes, el cual pa­sa­rá de 4.1 mil mi­llo­nes a 7.3 mil mi­llo­nes en el 2018, qui­zá el peor in­di­ca­dor del pa­go de fa­vo­res que ocu­rri­rá en los si­guien­tes me­ses, si ese pre­su­pues­to no se dis­cu­te más am­plia­men­te, si no se le po­nen can­da­dos y si tam­po­co se jus­ti­fi­can los des­ti­nos de un bru­tal au­men­to de más del 40 por cien­to en los gas­tos.

Un in­cre­men­to de esa na­tu­ra­le­za en una car­te­ra que ha si­do el fo­co de la ma­yor co­rrup­ción en los úl­ti­mos años es lo que más despierta sus­pi­ca­cias, por­que en torno a esos re­cur­sos y a los per­so­na­jes que ma­ne­jan ese pre­su­pues­to, y quie­nes les pres­tan esos ser­vi­cios, se ha te­ji­do la ma­yor red de co­rrup­ción en el país, al pun­to de que los úl­ti­mos fun­cio­na­rios y em­pre­sa­rios re­la­cio­na­dos con esa de­pen­den­cia se en­cuen­tran pre­sos, en pro­ce­sos ju­di­cia­les o pró­fu­gos de la jus­ti­cia, co­mo es el no­to­rio ca­so de Ale­jan­dro Si­ni­bal­di.

En cam­bio, lla­ma po­de­ro­sa­men­te la aten­ción que sien­do la in­se­gu­ri­dad y la vio­len­cia uno de los ma­yo­res azo­tes de los ha­bi­tan­tes, a la car­te­ra de Go­ber­na­ción ape­nas se le in­cre­men­ta el pre­su­pues­to en po­co más de 25 mi­llo­nes de quet­za­les, un au­men­to ver­gon­zo­so que de­la­ta por dón­de avan­zan las es­tra­te­gias gu­ber­na­men­ta­les, que pa­re­cen con­ti­nuar por la mis­ma sen­da de los irres­pon­sa­bles go­bier­nos pre­ce­den­tes, pe­ro tam­bién en la pro­lon­ga­ción de un mo­de­lo clien­te­lar in­sos­te­ni­ble.

El pre­su­pues­to de gas­tos pa­ra 2018 de­bió aten­der pri­me­ro fre­nar el irres­pon­sa­ble en­deu­da­mien­to ex­terno, so­bre to­do por­que la re­cau­da­ción fis­cal si­gue sien­do de­fi­ci­ta­ria, pe­ro tam­bién por­que de­no­ta irres­pon­sa­bi­li­dad en con­ti­nuar ali­men­tan­do el in­sa­cia­ble mo­de­lo de aten­der pri­me­ro a las ma­fias de la cons­truc­ción, an­tes de pri­vi­le­giar el gas­to en áreas de desa­rro­llo y de se­gu­ri­dad, que son las que ocu­pan las prin­ci­pa­les preo­cu­pa­cio­nes de la po­bla­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Guatemala

© PressReader. All rights reserved.