LAS CUER­DAS LO INS­PI­RAN

Prensa Libre - - MÚSICO DE CORAZÓN - Por Pa­blo Juá­rez An­drino prjua­rez@pren­sa­li­bre.com.gt

Adi­fe­ren­cia de la ma­yo­ría de pro­di­gios del ar­te, a Luis Juá­rez Quix­tán, de 33 años, el lla­ma­do a la mú­si­ca no le lle­gó des­de tem­pra­na edad, sino has­ta cuan­do era ado­les­cen­te; sin em­bar­go, es­to no le ha im­pe­di­do con­ver­tir­se en un vir­tuo­so in­tér­pre­te, arre­glis­ta y com­po­si­tor de mú­si­ca clá­si­ca pa­ra gui­ta­rra, ta­len­to que lo ha lle­vó a re­si­dir en Pa­rís, Fran­cia, don­de ha ob­te­ni­do re­co­no­ci­mien­to, pues se ha pre­sen­ta­do en im­por­tan­tes es­ce­na­rios y ac­tual­men­te es pro­fe­sor en tres sedes del con­ser­va­to­rio de esa ciu­dad.

Juá­rez cuen­ta que a los 16 años su her­mano ma­yor le en­se­ñó la in­tro­duc­ción mu­si­cal de una pie­za y fue ahí que na­ció su pa­sión por la gui­ta­rra. Lue­go em­pe­zó a es­tu­diar mú­si­ca con va­rios maes­tros has­ta que uno le acon­se­jó que in­gre­sa­ra al Con­ser­va­to­rio Na­cio­nal de Mú­si­ca, lu­gar en el que se pre­pa­ró aca­dé­mi­ca­men­te mien­tras en si­mul­tá­neo lu­cha­ba por con­se­guir una be­ca en el ex­tran­je­ro.

“Me di cuen­ta de que las me­jo­res es­cue­las de gui­ta­rra clá­si­ca es­ta­ban fue­ra del país cuan­do al con­ser­va­to­rio lle­ga­ron dos maes­tros que se desa­rro­lla­ban en el ex­tran­je­ro y me ex­pli­ca­ron có­mo es la si­tua­ción fue­ra de nues­tras fron­te­ras. Así que apli­qué a va­rias es­cue­las. Me acep­ta­ron en dos con­ser­va­to­rios de Ho­lan­da, pe­ro no te­nía el di­ne­ro pa­ra irme. Lue­go pa­só lo mis­mo en la Es­cue­la Nor­mal Su­pe­rior de Mú­si­ca de Pa­rís, pe­ro es­ta vez ob­tu­ve el apo­yo de va­rias or­ga­ni­za­cio­nes y pu­de par­tir”, di­ce Juá­rez.

El mú­si­co ase­gu­ra que du­ran­te su for­ma­ción aca­dé­mi­ca en Fran­cia es­tu­vo en cin­co con­ser­va­to­rios diferentes.

“Yo iba de­trás de los me­jo­res pro­fe­so­res de gui­ta­rra clá­si­ca. No siem­pre en los es­ta­ble­ci­mien­tos de ma­yor pres­ti­gio se en­con­tra­ban los me­jo­res maes- tros, así que iba mo­vién­do­me pa­ra avan­zar en mis es­tu­dios. Te­nía bue­nas no­tas y así con­ti­nué ob­te­nien­do be­cas pa­ra fi­nan­ciar mi ca­rre­ra”, re­la­ta Juá­rez.

NUE­VA VI­DA

Ade­más de los re­tos aca­dé­mi­cos, Juá­rez afir­ma que hu­bo otras prue­bas que de­bió su­pe­rar pa­ra cum­plir su sue­ño de for­mar­se en otro país.

“Es un pro­ce­so in­tere­san­te es­tar lejos. Yo era muy cer­cano a mis pa­dres y de­jar mi país pa­ra irme a otro don­de no ha­bla­ba el idio­ma fue un cam­bio vio­len­to, pe­ro al mis­mo tiem­po fue ma­ra­vi­llo­so por­que siem­pre he si­do de la idea de que hay que per­se­guir los sue­ños y aven­tu­rar­se”, agre­ga el gui­ta­rris­ta.

“Pa­ra mí, ha­ber ga­na­do la be­ca fue un pre­mio a mi es­fuer­zo y es de las co­sas más be­llas que he vi­vi­do por­que me ha he­cho sen­tir com­ple­to”, di­ce Juá­rez.

El mú­si­co ase­gu­ra que gra­cias a la tec­no­lo­gía pue­de man­te­ner­se en con­tac­to con su fa­mi­lia; ade­más re­gre­sa al país una vez al año y per­ma­ne­ce aquí por unos dos me­ses.

PRE­MIOS

La ha­bi­li­dad mu­si­cal de Juá­rez no ha pa­sa­do des­aper­ci­bi­da y en su ca­rre­ra ha ob­te­ni­do cin­co re­co­no­ci­mien­tos en com­pe­ten­cias in­ter­na­cio­na­les.

Es ga­na­dor del Con­cur­so In­ter­na­cio­nal de Gui­ta­rra de Estambul, Tur­quía; fue el se­gun­do lu­gar del Con­cur­so de Gui­ta­rra Su­pe­rior Pro­di­ge Art en Pa­rís, Fran­cia; y del Con­cur­so In­ter­na­cio­nal de Gui­ta­rra de Pe­rú. Ade­más, ob­tu­vo el ter­cer lu­gar en el Con­cur­so In­ter­na­cio­nal de Gui­ta­rra East Est en To­kio, Ja­pón; y en la com­pe­ten­cia in­ter­na­cio­nal de Gui­ta­rra Vi­va­ce de Pe­rú.

“Pa­ra mí son triun­fos, pe­ro, por ejem­plo, en el con­cur­so de Estambul, don­de hu­bo 25 fi­na­lis­tas, lo que más re­cuer­do es ha­ber es­ta­do en el es­ce­na­rio con mi gui­ta­rra, eso es lo que más me mar­ca siem­pre”, re­fie­re el gui­ta­rris­ta.

“Fe­li­ci­dad, con­cen­tra­ción y ner­vios son las sen­sa­cio­nes que ex­pe­ri­men­to, pe­ro lue­go so­lo me de­jo ir, cie­rro los ojos y em­pie­zo a in­ter­pre­tar. Es­cu­cho la mú­si­ca y per­ci­bo la sen­sa­ción en mis de­dos. Cuan- do to­co sien­to que ten­go un víncu­lo con mi al­ma, real­men­te no sé có­mo ex­pli­car­lo”, afir­ma el gui­ta­rris­ta.

OR­GU­LLO LA­TINO

En ma­yo de 2014, el se­na­do fran­cés le otor­gó la Me­da­lla de la Alta Asam­blea pa­ra Per­so­na­li­da­des La­ti­noa­me­ri­ca­nas Re­si­den­tes en Fran­cia, uno de los ho­no­res más al­tos que se otor­gan en ese país.

“Es un re­co­no­ci­mien­to pa­ra los la­ti­nos que re­si­den en Fran­cia, quie­nes mantienen un víncu­lo con su país y apor­tan a la cul­tu­ra de am­bos paí­ses”, afir­ma Juá­rez.

Ac­tual­men­te Juá­rez es Pro­fe­sor de Gui­ta­rra Clá­si­ca en tres sedes del Con­ser­va­to­rio de Mú­si­ca de Pa­ris Va­llée de la Mar­ne.

Tam­bién ha ofre­ci­do con­cier­tos en 23 paí­ses de Asia, Eu­ro­pa y Amé­ri­ca.

Ade­más de com­po­ner te­mas pro­pios, tra­ba­ja en crear arre­glos en gui­ta­rra clá­si­ca de te­mas po­pu­la­res gua­te­mal­te­cos, ya que, se­gún él, esa es su co­la­bo­ra­ción con la pro­tec­ción de la he­ren­cia mu­si­cal del país.

La sen­sa­ción su­bli­me que Juá­rez di­ce ex­pe­ri­men­tar mien­tras in­ter­pre­ta la gui­ta­rra ha si­do el mo­tor que lo ha lle­va­do a la ci­ma de la mú­si­ca clá­si­ca. Su ta­len­to, pa­sión y sen­si­bi­li­dad ar­tís­ti­ca le han per­mi­ti­do so­bre­pa­sar los obs­tácu­los y po­si­cio­nar­se co­mo uno de los mú­si­cos la­ti­noa­me­ri­ca­nos más re­le­van­tes de Fran­cia.

FO­TO: HEMEROTECA PL

Luis Juá­rez Quix­tán —de­re­cha— com­par­te con un niño con­se­jos so­bre la téc­ni­ca en la in­ter­pre­ta­ción de gui­ta­rra, en el Con­ser­va­to­rio Na­cio­nal de Mú­si­ca de Gua­te­ma­la.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Guatemala

© PressReader. All rights reserved.