Franc­si­co Ri­vas La­ra,

Prensa Libre - - Actualidad -

Los ata­ques re­cien­tes re­la­cio­na­dos con el co­bro de ex­tor­sio­nes dan la per­cep­ción de que ese fla­ge­lo se ha in­cre­men­ta­do.

En en­tre­vis­ta con Pren­sa Li­bre, Fran­cis­co Ri­vas, mi­nis­tro de Go­ber­na­ción, afir­ma que man­tie­nen la lu­cha con­tra ese de­li­to, que en bue­na par­te se co­me­te des­de las cár­ce­les.

¿Hay un re­pun­te de ex­tor­sio­nes?

Hay que to­mar en cuen­ta que las ex­tor­sio­nes se han con­ver­ti­do en la prin­ci­pal ac­ti­vi­dad cri­mi­nal de los gru­pos de­lic­ti­vos, ya que es una fuen­te de fi­nan­cia­mien­to de la Ma­ra Sal­va­tru­cha y el Ba­rrio 18.

En es­ta oca­sión se han di­ri­gi­do ac­cio­nes di­rec­tas en con­tra de Mo­vis­tar, las cua­les se hi­cie­ron pú­bli­cas y esa es la ra­zón de que se per­ci­ba un am­bien­te ten­so o de un in­cre­men­to de es­tas.

¿Por qué se si­guen co­me­tien­do des­de las cár­ce­les? Es­te es un pro­ble­ma que he­mos tra­ta­do de com­ba­tir a lo in­terno de las cár­ce­les. Sa­be­mos que pa­ra ex­tor­sio­nar exis­ten dis­po­si­ti­vos elec­tró­ni­cos de to­do ti­po, no so­lo apa­ra­tos te­le­fó­ni­cos.

Con­ti­nua­re­mos con los pro­to­co­los de con­trol y se­gu­ri­dad, coor­di­nan­do con la gre­mial de las em­pre­sas de te­le­fo­nía, pa­ra que se ge­ne­re el blo­queo to­tal y no se pue­dan sa­car lla­ma­das.

Se ha de­tec­ta­do que de 10 lla­ma­das que se ge­ne­ran des­de las cár­ce­les, ocho son de la em­pre­sa que hoy es víc­ti­ma de ex­tor­sio­nes.

¿Fun­cio­nan los blo­quea­do­res de se­ñal?

Los blo­quea­do­res que en al­gún mo­men­to ad­qui­rió el Es­ta­do nun­ca fun­cio­na­ron en su to­ta­li­dad.

Des­pués se apro­bó una ley en la que se obli­ga­ba a las em­pre­sas de te­le­fo­nía a ge­ne­rar blo­quea­do­res. Es­tos fun­cio­nan de ma­ne­ra par­cial.

Es­tos blo­quea­do­res es­tán ba­jo la ad­mi­nis­tra­ción y con­trol de las em­pre­sas de te­le­fo­nía, y no fun­cio­nan por­que hay pro­ble­ma de hard­wa­re, pro­duc­to de sa­bo­ta­je, ade­más de que la ubi­ca­ción no es la apro­pia­da. To­do eso pro­pi­cia que pue­dan ha­cer­se co­mu­ni­ca­cio­nes te­le­fó­ni­cas.

¿De que cár­ce­les sa­len las ex­tor­sio­nes?

El fe­nó­meno se ge­ne­ra des­de las cár­ce­les, pe­ro tam­bién des­de la ca­lle. Es una ac­ti­vi­dad pa­ra po­der agen­ciar­se de di­ne­ro.

En al­gu­nos ca­sos apro­ve­chan la for­ma de ac­tuar de los gru­pos cri­mi­na­les pa­ra exi­gir ex­tor­sión y re­sul­ta que cuan­do se desa­rro­lla la in­ves­ti­ga­ción no son miem­bros de pan­di­llas.

Den­tro de las cár­ce­les don­de se han ubi­ca­do apa­ra­tos te­le­fó­ni­cos y se ha es­ta­ble­ci­do que es­tán sa­lien­do ór­de­nes pa­ra ex­tor­sio­nar son el Pre­ven­ti­vo de la zo­na 18 y la cár­cel de Es­cuintla.

¿Cuán­tas es­truc­tu­ras han si­do des­ar­ti­cu­la­das?

En lo que va del año se ha cap­tu­ra­do a 805 per­so­nas re­la­cio­na­das con los de­li­tos de ex­tor­sión, co­mo son aso­cia­ción ilí­ci­ta, obs­truc­ción ex­tor­si­va del trán­si­to, exac­cio­nes in­ti­mi­da­to­rias, ase­si­na­tos y ho­mi­ci­dios pro­duc­to de es­tos he­chos de­lic­ti­vos, per­pe­tra­dos por esos gru­pos cri­mi­na­les.

Ade­más, más de 70 es­truc­tu­ras cri­mi­na­les han si­do de­te­ni­das so­lo en lo que va del año.

¿En qué de­par­ta­men­tos se re­gis­tran más ex­tor­sio­nes?

Los de­par­ta­men­tos más afec­ta­dos son Guatemala, Chi­mal­te­nan­go, Es­cuintla y Quet­zal­te­nan­go.

¿Por qué?

Son las ciu­da­des más gran­des en cuan­to a den­si­dad te­rri­to­rial y can­ti­dad de po­bla­ción. Asi­mis­mo, son los lu­ga­res don­de es­tas es­truc­tu­ras han asen­ta­do cli­cas. Te­ne­mos iden­ti­fi­ca­das a más de 60 cli­cas que ope­ran a ni­vel na­cio­nal y un buen por­cen­ta­je se dis­tri­bu­yen en el de­par­ta­men­to de Guatemala, es­pe­cial­men­te en los mu­ni­ci­pios de Mix­co, Vi­lla Nue­va y la ciu­dad ca­pi­tal.

En Chi­mal­te­nan­go es­tán en la ca­be­ce­ra de­par­ta­men­tal; Quet­zal­te­nan­go, en Co­lom­ba; y en Es­cuintla, en la ca­be­ce­ra de­par­ta­men­tal, Nue­va Con­cep­ción, Santa Lu­cía Cot­zu­mal­gua­pa y Puerto de San Jo­sé.

“Es un tra­ba­jo con­jun­to (...) y cuan­do no fun­cio­nan es por­que los van­da­li­zan”

¿Qué so­lu­cio­nes dan? Pro­pu­si­mos una ini­cia­ti­va a la Co­mi­sión de Go­ber­na­ción del Con­gre­so, en la que se prohí­ba a las em­pre­sas de te­le­fo­nía ge­ne­rar lla­ma­das y po­der usar in­ter­net en las cár­ce­les.

mi­nis­tro de Go­ber­na­ción

Newspapers in Spanish

Newspapers from Guatemala

© PressReader. All rights reserved.