Cam­bio cli­má­ti­co po­ne en pe­li­gro al pla­ne­ta

En los úl­ti­mos dos años se han acu­mu­la­do las prue­bas de que la Tie­rra se di­ri­ge ha­cia una co­li­sión me­dioam­bien­tal, se­gún in­for­me di­vul­ga­do en Ale­ma­nia.

Prensa Libre - - Internacional Actualidad - Ac­tua­li­dad@pren­sa­li­bre.com.gt

El cam­bio cli­má­ti­co cau­sa el au­men­to de la tem­pe­ra­tu­ra en el pla­ne­ta, que se acer­ca así a un “pun­to de in­fle­xión” de con­se­cuen­cias im­pre­vi­si­bles, se­gún un in­for­me di­vul­ga­do en la Con­fe­ren­cia del Cli­ma (COP23) de la ONU, que se ce­le­bra en Bonn.

“En los úl­ti­mos dos años se han acu­mu­la­do las prue­bas de que nos di­ri­gi­mos ha­cia una co­li­sión” me­dioam­bien­tal, ex­pli­có Johan Rocks­trom, di­rec­tor eje­cu­ti­vo del Stock­holm Re­si­lien­ce Cen­tre.

“El cam­bio cli­má­ti­co es­tá aquí e irá a peor” has­ta al­can­zar ese preo­cu­pan­te en el que los acon­te­ci­mien­tos de­jan de es­tar ba­jo con­trol, ad­vir­tió.

“Hay que ima­gi­nar­se a al­guien sen­ta­do en una si­lla in­cli­na­da ha­cia atrás, os­ci­lan­do”, re­fi­rió Sy­bren Drijf­hout, pro­fe­sor de la uni­ver­si­dad de Sout­ham­pton.

“El pun­to de in­fle­xión es exac­ta­men­te cuan­do es­tás en­tre dos es­ta­dos”, ex­pli­có. “Una pe­que­ña per­tur­ba­ción” pro­vo­ca­rá “que to­do el sis­te­ma bas­cu­le”, ad­vir­tió.

En el com­ple­jo mun­do de las pre­vi­sio­nes cli­má­ti­cas, esos “pun­tos sin re- torno” en reali­dad son múl­ti­ples, y en su con­jun­to pue­den ha­cer que el pla­ne­ta bas­cu­le ha­cia una si­tua­ción im­pre­de­ci­ble.

Al­gu­nos cien­tí­fi­cos, por ejem­plo, creen que la su­per­fi­cie de la Tie­rra se ha ca­len­ta­do ex­ce­si­va­men­te, 1.1º C, en los úl­ti­mos 150 años, lo cual cau­sa­rá la de­sin­te­gra­ción de bue­na par­te del hie­lo en el An­tár­ti­co ha­rá que el ni­vel del mar au­men­te de seis a sie­te me­tros.

Ese pro­ce­so pue­de du­rar mil años, pe­ro si se con­fir­man las som­brías pre­dic­cio­nes, la ca­pa de hie­lo se fun­di­rá, sea cual sea la ra­pi­dez con la que lle­gue­mos a cor­tar con las emi­sio­nes de gas de efec­to in­ver­na­de­ro.

Otros cien­tí­fi­cos opi­nan que ese um­bral es más al­to, 1.5º C o 2º C, pe­ro to­dos es­tán de acuer­do en que hay un pun­to sin re­torno.

La COP23 ter­mi­na el vier­nes y su ob­je­ti­vo es ini­ciar el diá­lo­go pa­ra fi­jar el re­gla­men­to del his­tó­ri­co Acuer­do de Pa­rís, de ha­ce dos años, pa­ra man­te­ner el as­cen­so de la tem­pe­ra­tu­ra del pla­ne­ta por de­ba­jo de 2º C. El pe­li­gro, se­gún esos cien­tí­fi­cos, es que ese cam­bio de­fi­ni­ti­vo lle­ve a un es­ce­na­rio cli­má­ti­co des­co­no­ci­do, cu­ya du­ra­ción se me­di­rá en mi­les o in­clu­so de­ce­nas de mi­les de años.

Un in­cre­men­to del 1.3º C pro­vo­ca­ría la des­apa­ri­ción de la ca­pa de hie­lo du­ran­te el ve­rano, en el Po­lo Ár­ti­co, el des­hie­lo de par­tes de Groen­lan­dia, la pér­di­da de arre­ci­fes co­ra­li­nos y de gla­cia­res en las zo­nas mon­ta­ño­sas.

Un au­men­to de la tem­pe­ra­tu­ra en­tre 3º C y 5 º C pro­vo­ca­ría la trans­for­ma­ción de am­plias zo­nas del Ama­zo­nas en una sa­ba­na, un cam­bio drás­ti­co en las po­de­ro­sas co­rrien­tes del fon­do oceá­ni­co en el Atlán­ti­co, que re­gu­la el cli­ma a am­bas ori­llas de ese océano, y la fre­cuen­cia del fe­nó­meno El Ni­ño.

Tam­bién po­dría mo­ti­var la trans­for­ma­ción del de­sier­to del Sahel, en el nor­te de Áfri­ca, en una zo­na hú­me­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Guatemala

© PressReader. All rights reserved.