Des­lum­bra nue­vo sa­lón pa­la­cie­go

Por pri­me­ra vez se res­tau­ra sa­lón don­de es­tá el Ki­ló­me­tro Ce­ro, em­ble­má­ti­co cen­tro del país en el Pa­la­cio Na­cio­nal de la Cul­tu­ra

Prensa Libre - - Cultura - Por Bren­da Mar­tí­nez bmar­ti­nez@pren­sa­li­bre.com.gt

Cin­co me­ses lle­vó la res­tau­ra­ción del Sa­lón de Re­cep­cio­nes, ubi­ca­do en el se­gun­do ni­vel del Pa­la­cio Na­cio­nal de la Cul­tu­ra, uno de los es­pa­cios más em­ble­má­ti­cos y de ele­va­da sun­tuo­si­dad ar­tís­ti­ca y ar­qui­tec­tó­ni­ca de es­te lu­gar, con­ce­bi­do pa­ra re­ci­bir a al­tas au­to­ri­da­des y que mar­ca el ki­ló­me­tro ce­ro del país.

A con­se­cuen­cia del fuer­te sismo de ju­nio del 2017, se co­men­zó con la pri­me­ra fa­se de re­no­va­ción de es­te re­cin­to —co­no­ci­do co­mo Sa­lón Ban­de­ras, du­ran­te el go­bierno de Ál­va­ro Co­lom— en agos­to y que con­clu­yó el 18 de di­ciem­bre úl­ti­mo. Se es­pe­ra que la se­gun­da fa­se ini­cie en ju­nio pró­xi­mo, ex­pli­có Sil­via Bo­la­ños, ad­mi­nis­tra­do­ra del Pa­la­cio Na­cio­nal de la Cul­tu­ra.

En es­ta pri­me­ra fa­se se lim­pió, se pin­tó y se re­pe­lla­ron agu­je­ros en la par­te in­fe­rior de las 10 co­lum­nas ma­yo­res del sa­lón —de es­ti­lo ro­co­có fran­cés, de la épo­ca de Luis XV—, así co­mo al­gu­nas áreas de de­co­ra­cio­nes del te­cho. Pa­ra es­ta ta­rea se uti­li­zó agua y ja­bón y pin­tu­ra de agua y acrí­li­ca. Los ri­be­tes se pin­ta­ron con tono

do­ra­do pa­ra que que­da­ran tal co­mo lu­cían en su as­pec­to ori­gi­nal. Tam­bién se re­pa­ra­ron grie­tas, re­sul­tan­tes del re­fe­ri­do sismo.

A la cú­pu­la, de 14 me­tros de diá­me­tro, se le re­pa­ra­ron las grie­tas en la par­te ex­te­rior, y que­da pen­dien­te lim­piar y pin­tar las de­co­ra­cio­nes del in­te­rior.

Co­mo da­to cu­rio­so, se en­con­tró una svás­ti­ca en el te­cho cuan­do se hi­cie­ron tra­ba­jos de re­pe­llo, se­gu­ra­men­te di­bu­ja­da por un sim­pa­ti­zan­te de los na­zis, al­go que no re­sul­ta una coin­ci­den­cia, pues­to que el pa­la­cio fue inau­gu­ra­do en 1943, in­di­ca Bo­la­ños.

Ade­más, se lim­pia­ron to-

das las lám­pa­ras y se co­lo­ca­ron fo­cos faltantes. Ar­duo tra­ba­jo lle­vó la lám­pa­ra cen­tral, fa­bri­ca­da en la an­ti­gua Che­cos­lo­va­quia, a la que se le agre­ga­ron, cuan­do se ins­ta­ló ha­ce 75 años, cua­tro quet­za­les en su par­te su­pe­rior, obra de Gui­ller­mo Gra­je­da Mena. Se des­cu­brió que es­tas aves no son de oro, co­mo se creía, sino de bron­ce y co­bre.

Du­ran­te el pro­ce­so, se ro­deó el in­men­so ob­je­to lu­mí­ni­co, de 2.5 to­ne­la­das de pe­so y con 143 fo­cos, con an­da­mios y sa­rán, pa­ra que es­pe­cia­lis­tas efec­tua­ran la lim­pie­za con mi­nu­cio­si­dad pa­ra evi­tar que se mo­vie­ra. Le fal­tan ro­se­to­nes que se van a pe­dir a la fábrica pa­ra ins­ta­lar­los.

Un gru­po de es­tu­dian­tes uni­ver­si­ta­rios de los úl­ti­mos años de Ar­qui­tec­tu­ra ayu­dó de ma­ne­ra vo­lun­ta­ria en la res­tau­ra­ción de las co­lum­nas, re­fi­rió Luisa Fernanda Ro­jas, subad­mi­nis­tra­do­ra del Pa­la­cio Na­cio­nal.

De aho­ra en ade­lan­te, se uti­li­za­rán pro­duc­tos de lim­pie­za no abra­si­vos, pa­ra con­ser­var las pie­zas, in­di­có Bo­la­ños.

Es­te mes co­men­za­rá la res­tau­ra­ción de las cua­tro fa­cha­das del Pa­la­cio y los pa­tios, que cul­mi­na­rá a fi­na­les del 2019.

FO­TO PREN­SA LI­BRE: ÉRICK ÁVI­LA

El tiem­po to­ma su lu­gar

En uno de los bal­co­nes es­ta­ba un es­pa­cio va­cío en el que se vol­vió a co­lo­car uno de los re­lo­jes sue­cos Erick­son que se en­con­tró aban­do­na­do en las bodegas del pa­la­cio. Se ig­no­ra las ra­zo­nes por las que fue re­ti­ra­do en el pa­sa­do.

FO­TO PREN­SA LI­BRE: CORTESÍA SIL­VIA BO­LA­ÑOS

FO­TO PREN­SA LI­BRE: ÉRICK AVI­LA

Ilu­mi­na­ción mag­ni­fi­cen­te

La lám­pa­ra cen­tral de cris­tal pu­ro, fa­bri­ca­da en la an­ti­gua Che­cos­lo­va­quia, fue lim­pia­da en su to­ta­li­dad: ro­se­to­nes, al­men­dro­nes, lá­gri­mas, cor­do­nes, ca­pu­cho­nes y los cua­tro quet­za­les que dominan la par­te su­pe­rior. Se ig­no­ra­ba la exis­ten­cia de una decoración in­ter­na con leo­nes de es­ti­lo chi­nes­co. (der.)

FO­TO PREN­SA LI­BRE: ÉRICK ÁVI­LA

FO­TO PREN­SA LI­BRE: ÉRICK ÁVI­LA

Es­pa­cio pa­ra so­lem­nes even­tos

En el Sa­lón de Re­cep­cio­nes, se ce­le­bra­rán, de aho­ra en ade­lan­te, so­lo ac­ti­vi­da­des de gran re­le­van­cia, se­gún los en­car­ga­dos, pa­ra que pue­da con­ser­var su re­no­va­do y de­li­ca­do es­plen­dor. Se so­li­ci­ta­rá co­lo­car va­lla­da­res al­re­de­dor de las co­lum­nas pa­ra evi­tar da­ños cau­sa­dos por per­so­nas o ca­bles.

FO­TO PREN­SA LI­BRE: ÉRICK ÁVI­LA

Un es­cu­do ca­si ve­rí­di­co

La ban­de­ra de Gua­te­ma­la se sus­ti­tu­yó por una nue­va. En es­ta se apre­cia un es­cu­do con dos ri­fles Re­ming­ton, dos es­pa­das y un quetzal di­se­ca­do, que fue lim­pia­do y pei­na­do por un ta­xi­der­mis­ta. Fal­ta in­jer­tar­le plu­mas ro­jas en el pe­cho que se per­die­ron.

FO­TO PREN­SA LI­BRE: ÉRICK ÁVI­LA

Guar­dia­nes y tes­ti­gos del re­cin­to

En cul­tu­ras an­ti­guas, se creía que las re­pre­sen­ta­cio­nes de leo­nes fun­gían co­mo guar­dia­nes. Es­tos des­ta­can en la par­te in­fe­rior de las co­lum­nas del sa­lón.

FO­TO PREN­SA LI­BRE: ÉRICK ÁVI­LA

Exó­ti­cas lám­pa­ras

Tam­bién se lim­pia­ron las lám­pa­ras de pie, con “pa­tas de ca­bra” (izq.), y las seis fa­ro­las vic­to­ria­nas de los la­te­ra­les (der.).

FO­TO PREN­SA LI­BRE: ÉRICK ÁVI­LA

FO­TO PREN­SA LI­BRE: ÉRICK ÁVI­LA

Ex­cel­so tra­ba­jo ar­te­sa­nal de ma­de­ra

Un eba­nis­ta lim­pió el zó­ca­lo ma­yor y sus de­co­ra­cio­nes. Que­da pen­dien­te bar­ni­zar­los y res­tau­rar ras­pa­du­ras.

FO­TO PREN­SA LI­BRE: ÉRICK ÁVI­LA

His­to­ria en vi­tra­les

En am­bos la­dos del Sa­lón Ban­de­ras se pue­de apre­ciar par­te de la co­lo­ni­za­ción, es­to en de­ta­lles en vi­drio tra­ba­jo mi­nu­cio­so que es di­fí­cil de en­con­trar en es­ta épo­ca.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Guatemala

© PressReader. All rights reserved.