Reite­ra­da es­ce­na so­bre mal pro­ce­der

Prensa Libre - - Perspectiva -

Des­de que la lu­cha con­tra la co­rrup­ción em­pe­zó de ma­ne­ra fron­tal, se­ria y des­po­ja­da de eu­fe­mis­mos, po­cas han si­do las se­ma­nas en las cua­les no se han re­gis­tra­do zar­pa­zos de la jus­ti­cia en con­tra de es­truc­tu­ras ma­fio­sas in­crus­ta­das en el Es­ta­do y re­sul­tan in­con­ce­bi­bles las ci­fras de fun­cio­na­rios vin­cu­la­dos con ca­sos de pi­lla­je en el sec­tor pú­bli­co.

Ayer se pro­du­je­ron nue­vas cap­tu­ras en un ca­so co­no­ci­do co­mo Blin­da­dos, ocu­rri­do en los años 2014-2015, y al me­nos ocho per­so­nas fue­ron de­te­ni­das por su pre­sun­ta par­ti­ci­pa­ción en el al­qui­ler irre­gu­lar de vehícu­los blin­da­dos pa­ra el Mi­nis­te­rio de Go­ber­na­ción, pa­ra lo cual no se cum­plie­ron los pro­ce­di­mien­tos de­bi­dos. Por esos he­chos ya es­tá vin­cu­la­do a pro­ce­so el ex­mi­nis­tro Mau­ri­cio Ló­pez Bo­ni­lla, quien ade­más guar­da pri­sión por otros po­si­bles ac­tos de­lic­ti­vos.

So­bre mu­chos de los pro­ce­di­mien­tos irre­gu­la­res de­nun­cia­dos opor­tu­na­men­te du­ran­te la ad­mi­nis­tra­ción pa­trio­tis­ta, siem­pre el apa­ra­to gu­ber­na­men­tal se en­car­ga­ba de bus­car des­men­tir las ver­sio­nes pe­rio­dís­ti­cas, mu­chas de las cua­les se ra­ti­fi­can aho­ra y se­gu­ra­men­te ha­brá mu­chos otros ca­sos que se co­no­ce­rán du­ran­te los pró­xi­mos me­ses.

Igual ocu­rre en la ac­tua­li­dad cuan­do se cri­ti­ca el abu­so de po­der y el gas­to ex­ce­si­vo en que in­cu­rre el Go­bierno cen­tral y mu­chas autoridades lo­ca­les, no­ti­cias que, co­mo ayer, se tra­ta de des­ca­li­fi­car, aun­que ca­da vez es más cla­ro que so­la­men­te es cues­tión de tiem­po pa­ra que cai­ga el mu­ro de fan­ta­sía.

El fal­sea­mien­to de pro­ce­sos de li­ci­ta­ción ha si­do una cons­tan­te du­ran­te los úl­ti­mos go­bier­nos en de­ma­sia­das de­pen­den­cias, en las cua­les se pro­du­cen even­tos ama­ña­dos pa­ra fa­vo­re­cer a gen­te cer­ca­na a fun­cio­na­rios o dipu­tados. Eso es par­te de lo ocu­rri­do con las cap­tu­ras lle­va­das a cabo ayer, las cua­les ade­más in­vo­lu­cran a ex­fun­cio­na­rios, exa­se­so­res y gen­te que ocu­pa­ba car­gos de mu­cha re­le­van­cia du­ran­te la ges­tión de Ló­pez Bo­ni­lla al fren­te del Mi­nis­te­rio de Go­ber­na­ción.

Ese es el ca­so de Ana Patricia Mon­ge Ca­bre­ra, ma­dre del ac­tual director ge­ne­ral de Ae­ro­náu­ti­ca Ci­vil y una de las cap­tu­ra­das ayer, quien fun­gió en el an­te­rior go­bierno co­mo di­rec­to­ra ge­ne­ral de la Ofi­ci­na de Ser­vi­cios de Se­gu­ri­dad Pri­va­da, un en­te sen­si­ble a la co­rrup­ción y al des­con­trol, an­te el abu­so de mu­chos de quie­nes ope­ran al mar­gen de la ley con cuer­pos pri­va­dos de se­gu­ri­dad, al­go que en el fon­do tam­bién ha es­ta­do car­ga­do de ries­gos.

Por es­te ca­so tam­bién es­tán pro­ce­sa­dos y en pri­sión el ex­mi­nis­tro Ló­pez Bo­ni­lla, el ex­vi­ce­mi­nis­tro ad­mi­nis­tra­ti­vo Man­fre­do Vi­ni­cio Pa­che­co y el ex­di­rec­tor de la Po­li­cía Na­cio­nal Ci­vil Wál­ter Re­né Vás­quez Ce­rón, lo que reite­ra la vul­ne­ra­bi­li­dad en que se en­cuen­tra la ins­ti­tu­cio­na­li­dad en el país, an­te el cons­tan­te ries­go de que al­tos cua­dros de ofi­ci­nas pú­bli­cas uti­li­cen su ele­va­da po­si­ción pa­ra el pi­lla­je.

Esa enu­me­ra­ción de car­gos y he­chos irre­gu­la­res cons­ti­tu­ye uno de los más tris­tes tes­ti­mo­nios de có­mo se ha con­du­ci­do la ma­yo­ría de fun­cio­na­rios e igual­men­te preo­cu­pan­te es que so­bre ese in­mo­ral pro­ce­der exis­ta muy po­co re­cla­mo por par­te de más am­plios sec­to­res del país, pues has­ta aho­ra si­gue sien­do un gru­po re­du­ci­do el que ha asu­mi­do la ta­rea de la de­nun­cia y la de­man­da por un cam­bio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Guatemala

© PressReader. All rights reserved.