Sor­bos de his­to­ria

Prensa Libre - - Perspectiva -

Ape­sar de que lo po­lí­ti­co es lo más rui­do­so y des­agra­da­ble en es­tos días, Gua­te­ma­la tie­ne mu­chas otras fa­ce­tas de re­le­van­cia in­ter­na­cio­nal, y co­mo se ne­ce­si­ta de mu­cho apo­yo en las re­la­cio­nes in­ter­na­cio­na­les tam­bién se ha­ce ne­ce­sa­rio en las cul­tu­ra­les, co­mo se cons­ta­ta con las in­ves­ti­ga­cio­nes ar­queo­ló­gi­cas, las cua­les no ren­di­rían tan­tos fru­tos si no se con­ta­ra con el va­lio­so apor­te de ex­per­tos e ins­ti­tu­cio­nes ex­tran­je­ras.

Es­ta se­ma­na se dio a co­no­cer un nue­vo ha­llaz­go de la ci­vi­li­za­ción maya en el si­tio La Co­ro­na, Pe­tén, que arro­ja más lu­ces so­bre una de las más sor­pren­den­tes cul­tu­ras ame­ri­ca­nas. Lo es­pec­ta­cu­lar de es­te nue­vo des­cu­bri­mien­to es que se iden­ti­fi­ca la ima­gen del go­ber­nan­te Chak Took Ich'aak, de ha­ce ca­si cin­co si­glos.

Da­vid Stuart, con­sul­tor del pro­yec­to y ex­per­to en des­ci­frar je­ro­glí­fi­cos ma­yas, re­la­ta que la ima­gen mues­tra sen­ta­do so­bre un trono, vis­tien­do un to­ca­do y sos­te­nien­do a una ser­pien­te con dos ca­be­zas, a uno de los lí­de­res de ese tiem­po, con uno de los sím- bo­los para hon­rar a los an­ces­tros y de­no­ta­ba la je­rar­quía de su po­der y la cosmovisión de la di­nas­tía Kaa­nu.

El re­lie­ve es­tu­dia­do for­ma par­te de un al­tar que da­ta de unos mil 500 años de an­ti­güe­dad y per­mi­te pro­fun­di­zar en es­tu­dios so­bre una de las más enig­má­ti­cas ci­vi­li­za­cio­nes prehis­pá­ni­cas, aun­que es­to sea de ma­ne­ra pau­sa­da, pre­ci­sa­men­te por­que Gua­te­ma­la no cuen­ta con los re­cur­sos su­fi­cien­tes para em­pren­der esa ta­rea y es gra­cias al apor­te de ar­queó­lo­gos y en­ti­da­des es­ta­dou­ni­den­ses que eso se ha­ce po­si­ble.

Hoy, gra­cias a los es­tu­dio­sos, se sa­be que uno de los gli­fos en­con­tra­dos en La Co­ro­na tie­ne un re­gis­tro que en el ca­len­da­rio maya co­rres­pon­de al 12 de ma­yo de 1544; es de­cir, se lo­gra es­ta­ble­cer un su­ce­so ocu­rri­do en esa cul­tu­ra de ha­ce ca­si 500 años, de acuer­do con los aná­li­sis de Stuart.

La in­ves­ti­ga­ción so­bre es­te go­ber­nan­te y su im­pe­rio eri­gi­do jun­to a otros de si­mi­lar ta­ma­ño en torno a Ti­kal ha per­mi­ti­do a los pro­fe­sio­na­les es­ta­ble­cer que eran par­te de un com­ple­jo de ciu­da­de­las que, en con­jun­to, or­ga­ni­za­ron un ata­que con­tra la gran ciu­dad ha­cia el año 1562. Tam­bién se ha lo­gra­do de­ter­mi­nar que ha­cia 1540 se ce­le­bró un acuer­do ma­tri­mo­nial en­tre una prin­ce­sa del reino Kaa­nul y el ci­ta­do go­ber­nan­te de La Co­ro­na.

Uno de los ma­yo­res apor­tes de La Co­ro­na es que se ha con­ver­ti­do en el si­tio que más tex­tos je­ro­glí­fi­cos ha apor­ta­do al es­tu­dio de los pue­blos prehis­pá­ni­cos, a tra­vés de gra­ba­dos en pie­dra en­con­tra­dos, co­mo el ex­pues­to es­ta se­ma­na en el Mu­seo Na­cio­nal de Ar­queo­lo­gía y Et­no­lo­gía y la ca­li­dad del ar­te plas­ma­do en esas pie­dras es po­si­ble aho­ra re­cons­truir par­te de esa his­to­ria.

Con es­tos nue­vos ha­llaz­gos se con­ti­núa for­man­do uno de los más fa­bu­lo­sos rom­pe­ca­be­zas de las ci­vi­li­za­cio­nes que ha­bi­ta­ron es­te te­rri­to­rio, so­bre las cua­les to­da­vía que­da mu­cho por es­cla­re­cer, co­mo tam­bién se aca­ba de do­cu­men­tar con las re­cien­tes to­mas sa­te­li­ta­les de la zo­na ar­queo­ló­gi­ca de Pe­tén, que do­cu­men­tan el enor­me com­ple­jo ur­ba­nís­ti­co que al­ber­gó a cien­tos de mi­les de per­so­nas.

“Es ser chis­pu­do, ser crea­ti­vo en las so­lu­cio­nes y ve­nir con una pro­pues­ta, y no con un pro­ble­ma más. Es ser re­si­lien­te, es po­der abra­zar y en­fren­tar el cam­bio”. Jo­nat­han Por­ta, em­pren­de­dor de Utz Means Good

FO­TO PREN­SA LI­BRE: AN­TO­NIO IXCOT

Newspapers in Spanish

Newspapers from Guatemala

© PressReader. All rights reserved.