TRIS­TE RE­CUER­DO EN EL FUT­BOL GUA­TE­MAL­TE­CO

Una ava­lan­ca hu­ma­na des­en­ca­de­nó una tra­ge­dia en lo que de­bió ser una fies­ta de­por­ti­va.

Prensa Libre - - Hemeroteca - Por Nés­tor Ga­li­cia nga­li­cia@pren­sa­li­bre.com.gt

Es di­fí­cil ol­vi­dar la no­che del 16 de oc­tu­bre de 1996, cuan­do mi­les de afi­cio­na­dos es­pe­ra­ban el par­ti­do en­tre Gua­te­ma­la y Cos­ta Ri­ca, co­mo par­te de la eli­mi­na­to­ria ha­cia el mun­dial Fran­cia 1998.

El en­cuen­tro en­tre las se­lec­cio­nes de Gua­te­ma­la y Cos­ta Ri­ca era con­si­de­ra­do un clá­si­co cen­troa­me­ri­cano, por lo que cau­só gran ex­pec­ta­ti­va.

En cues­tión de ho­ras, las en­tra­das se ven­die­ron, por lo que se es­pe­ra­ba lleno en el Es­ta­dio Ma­teo Flo­res —hoy Do­ro­teo Gua­much—.

El par­ti­do es­ta­ba pro­gra­ma­do pa­ra las 20 ho­ras. Una ho­ra an­tes, el es­ta­dio es­ta­ba lleno y afue­ra aún ha­bía de­ce­nas de afi­cio­na­dos, quie­nes, al ver que los en­car­ga­dos de la se­gu­ri­dad ce­rra­ban las puer­tas, co­men­za­ron a pro­tes­tar. En el ac­ce­so a la ge­ne­ral sur co­men­zó el caos y de­ce­nas de per­so­nas for­ma­ron una ava­lan­cha que ca­yó so­bre las que es­ta­ban en los gra­de­ríos. Cuan­do la Po­li­cía abrió la re­ja de ac­ce­so era de­ma­sia­do tar­de, de­ce­nas ha­bían muer­to por as­fi­xia, gol­pes y he­ri­das.

Los ju­ga­do­res ya se en­con­tra­ban en el cam­po, y al dar­se cuen­ta del pro­ble­ma co­rrie­ron a ayu­dar a los cuer­pos de so­co­rro.

Des­de el pal­co, el pre­si­den­te Ál­va­ro Ar­zú y su ho­mó­lo­go de Cos­ta Ri­ca, Jo­sé Ma­ría Fi­gue­res no da­ban cré­di­to a lo su­ce­di­do. Ar­zú ba­jó a la gra­mi­lla pa­ra su­per­vi­sar las ta­reas de au­xi­lio, di­jo a los afi­cio­na­dos que se sus­pen­día el par­ti­do y de­cre­tó tres días de due­lo por las 83 víc­ti­mas.

La can­ti­dad de per­so­nas que in­gre­só al es­ta­dio so­bre­pa­só su ca­pa­ci­dad. El re­cin­to te­nía afo­ro de 47 mil 555 per­so­nas, y pa­ra el par­ti­do se im­pri­mie­ron 45 mil 796 bo­le­tos.

Por la tra­ge­dia fue­ron pro­ce­sa­dos 13 di­ri­gen­tes del fut­bol, quie­nes des­va­ne­cie­ron los car­gos. La Fe­de­ra­ción de Fut­bol afir­mó en su mo­men­to que en­con­tró mi­les de bo­le­tos fal­si­fi­ca­dos.

FO­TO: HE­ME­RO­TE­CA PL

As­pec­to ac­tual del Es­ta­dio Na­cio­nal Do­ro­teo Gua­much Flo­res. De­bió ocu­rrir una la­men­ta­ble tra­ge­dia, que que­dó en la im­pu­ni­dad y trans­cu­rrir va­rios años pa­ra que se con­vir­tie­ra en un re­cin­to más se­gu­ro.

FO­TO: HE­ME­RO­TE­CA PL

La con­fu­sión en la ge­ne­ral sur era tal que na­die se ha­bía per­ca­ta­do de que va­rias per­so­nas ha­bían muer­to aplas­ta­das por la ava­lan­cha hu­ma­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Guatemala

© PressReader. All rights reserved.