Gua­te­ma­la, mo­de­lo a se­guir

Revista Actitud - - CONSTRUCCIÓN - Por: Fa­bio­la En­ri­quez

Al­ber­to Oli­vei­ra, fue fun­da­dor de la pri­me­ra iglesia Bau­tis­ta en Santa Cruz de la Sierra, Bo­li­via, des­de 1989. Re­cien­te­men­te anun­ció que ini­cia­rá la cons­truc­ción de un nue­vo tem­plo en di­cho país, con­vir­tién­do­se así, en una de las igle­sias más gran­des de Bo­li­via.

Su de­seo por desa­rro­llar un tem­plo con lo úl­ti­mo en tec­no­lo­gía, que reunie­ra to­das las co­mo­di­da­des po­si­bles pa­ra al­ber­gar a su con­gre­ga­ción, lo lle­vó a to­mar la de­ci­sión de via­jar a nues­tro país, ya que como él co­men­ta, nos he­mos con­ver­ti­do en una re­fe­ren­cia en cuan­to a cons­truc­ción de mega tem­plos se re­fie­re.

La de­ci­sión de ini­ciar con la cons­truc­ción se de­be al mo­ver de la iglesia ce­lu­lar en el “mo­de­lo de los 12”, lo cual au­men­tó sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te el nú­me­ro de la fe­li­gre­sía. De 500 miem­bros pa­sa­ron a ser 10 mil, lo cual los desafió a rea­li­zar un tem­plo con ca­pa­ci­dad pa­ra 490 per­so­nas, en don­de se rea­li­zan cin­co ser­vi­cios al día.

La de­ci­sión de ini­ciar con la cons­truc­ción de un tem­plo nun­ca fue un lu­jo, sino una ne­ce­si­dad que au­men­ta­ba an­te el cre­cien­te nú­me­ro de con­gre­gan­tes.

Se­gún el após­tol Oli­vei­ra, Gua­te­ma­la es un país re­fe­ren­te pa­ra la iglesia. En todos los tem­plos que visitó en nues­tro país, no­tó que las es­truc­tu­ras de las igle­sias son de las más gran­des e in­no­va­do­ras que ha te­ni­do la opor­tu­ni­dad de vi­si­tar.

El tem­plo que ellos desean cons­truir ten­drá ca­pa­ci­dad pa­ra ocho mil per­so­nas. El após­tol co­men­ta que el prin­ci­pal mo­ti­vo por el que de­ci­dió via­jar a nues­tro país jun­to a los ar­qui­tec­tos que rea­li­za­rán la cons­truc­ción, es que, tan­to en Bo­li­via como en Gua­te­ma­la se vi­ve una si­tua­ción eco­nó­mi­ca muy si­mi­lar, alu­dien­do que, si fue po­si­ble rea­li­zar to­das esas cons­truc­cio­nes en nues­tro país, tam­bién pue­de ser po­si­ble en Bo­li­via.

Se pla­nea que la cons­truc­ción arran­que a ini­cios del pró­xi­mo año y se es­ti­ma que en cin­co años pue­dan dar por con­clui­do di­cho pro­yec­to.

“Hay una gra­cia de Dios muy gran­de so­bre Gua­te­ma­la. La iglesia del Se­ñor ha SI­DO BE­NE­FI­CIA­DA DE MA­NE­RA EX­TRA­OR­DI­NA­RIA y el pue­blo no se ha da­do cuen­ta de eso. No pue­den me­nos­pre­ciar to­do lo que Dios les ha da­do”, co­men­tó el após­tol.

Ade­más men­cio­nó que des­de su pers­pec­ti­va la iglesia en Gua­te­ma­la ne­ce­si­ta es­tar más uni­da pa­ra im­pac­tar a un más en el país.

“Co­no­cer la obra de las igle­sias en Gua­te­ma­la nos ha per­mi­ti­do co­no­cer la gra­cia de Dios so­bre es­te pue­blo, pe­ro al mis­mo tiem­po el pue­blo ne­ce­si­ta des­per­tar UNA IN­FLUEN­CIA SO­CIAL MÁS GRAN­DE, POR­QUE aún sien­do lo que son, no han lo­gra­do afec­tar a la so­cie­dad.” Co­men­tó el após­tol Oli­vei­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Guatemala

© PressReader. All rights reserved.