Las de­ci­sio­nes que cuen­tan

Revista Actitud - - LECTURA - Por: An­drés Pa­na­siuk

Como lo he ve­ni­do en­se­ñan­do en más de cua­ren­ta paí­ses del mundo, el éxi­to no es un lu­gar pun­tual en nues­tra exis­ten­cia (como si fue­ra el pi­co de una mon­ta­ña), sino que es un ca­mino.

Al éxi­to no se lle­ga, se va ca­mi­nan­do exi­to­sa­men­te todos los días de la vi­da.

Y pa­ra ca­mi­nar exi­to­sa­men­te el ca­mino que tie­nes por de­lan­te, ne­ce­si­tas to­mar de­ci­sio­nes acer­ta­das todos los días.

De­bes apren­der a to­mar de­ci­sio­nes eco­nó­mi­cas ba­sa­das en prin­ci­pios eter­nos de la Pa­la­bra de Dios. Si tus de­ci­sio­nes es­tán ba­sa­das en las Es­cri­tu­ras, tu ca­mino se­rá exi­to­so, sin im­por­tar que lle­gues a ser el pre­si­den­te de una gran cor­po­ra­ción, el pas­tor de una co­no­ci­da mega iglesia, o ter­mi­nes con una fle­cha cla­va­da en el co­ra­zón en el me­dio de la sel­va ecua­to­ria­na.

El éxi­to es vi­vir en el cen­tro de la vo­lun­tad de Dios. Pa­ra te­ner­lo en el mundo fi­nan­cie­ro, ne­ce­si­ta­rás co­no­cer los prin­ci­pios eter­nos que te co­lo­quen en ese lu­gar.

Re­cuer­da el prin­ci­pio uni­ver­sal se­gún el cual no se pue­de ha­cer la vo­lun­tad de Dios vio­lan­do la Pa­la­bra de Dios. Si obe­de­ces, Deu­te­ro­no­mio 28 es pa­ra ti. Si des­obe­de­ces, tam­bién lo es.

En la vi­da, el éxi­to no se «al­can­za»; se «vi­ve».

Newspapers in Spanish

Newspapers from Guatemala

© PressReader. All rights reserved.