Que­re­mos ope­rar y le­van­tar el ca­pi­tal como lo ha­cen las em­pre­sas en Si­li­con Va­lley

Revista Actitud - - MENTES EMPRENDEDORAS - Por: Re­dac­ción

Cer­ca de 1,3 bi­llo­nes de per­so­nas en el mundo no cuen­tan con ener­gía eléc­tri­ca. Pe­ro sin ir­nos tan le­jos, el 20 % de la po­bla­ción gua­te­mal­te­ca no tie­ne el pri­vi­le­gio de con­tar con es­te ser­vi­cio. Asom­bro­sa­men­te, en una épo­ca tan avan­za­da, ja­más ima­gi­na­ría­mos que aún hay mi­les de per­so­nas en nues­tro país que de­ben in­ge­niár­se­las pa­ra te­ner ener­gía eléc­tri­ca.

Lle­var ener­gía eléc­tri­ca a lu­ga­res don­de no la hay es la mi­sión de Kin­go, una idea li­de­ra­da por Juan Fer­mín Rodríguez y un gru­po de ami­gos que reunían am­plio co­no­ci­mien­to en el ma­ne­jo de gran­des em­pre­sas, pe­ro que, se die­ron cuen­ta que no es­ta­ban de­jan­do un buen im­pac­to en la so­cie­dad. Al dar­se cuen­ta de la ca­ren­cia de ener­gía eléc­tri­ca que su­frían mu­chos gua­te­mal­te­cos per­ci­bie­ron no so­lo una opor­tu­ni­dad de mer­ca­do, sino una opor­tu­ni­dad de ge­ne­rar im­pac­to y de po­der me­jo­rar la vi­da de mi­les de per­so­nas. En ese sen­ti­do se die­ron cuen­ta que las ener­gías re­no­va­bles eran un es­pa­cio enor­me que re­pre­sen­ta­ba una opor­tu­ni­dad in­men­sa de cam­biar el es­ta­tus quo de có­mo ope­ra la so­cie­dad, ha­cia al­go más sos­te­ni­ble.

Con la idea ya plan­tea­da, ini­cia­ron a in­cor­po­rar a per­so­nas que ju­ga­ron un pa­pel im­por­tan­te en el desa­rro­llo tec­no­ló­gi­co. La ener­gía so­lar y to­do lo leed en con­jun­to es más ba­ra­to que to­do lo que uti­li­za­ban las per­so­nas pa­ra ob­te­ner ener­gía. No­ta­ron que si ha­cían un mo­de­lo de elec­tri­ci­dad o de ener­gía que fun­cio­na­ra con ba­se a un me­ca­nis­mo pre­pa­go como el de los ce­lu­la­res, ha­bría una gran opor­tu­ni­dad tan­to pa­ra ellos como pa­ra los usua­rios, por ello se en­fo­ca­ron en rea­li­zar un mo­de­lo que les per­mi­tie­ra te­ner mi­llo­nes de usu­fruc­tua­rios tal y como los tie­ne una em­pre­sa de te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes.

Así fue como crea­ron Kin­go, una idea crea­da 100 % por gua­te­mal­te­cos. Un ser­vi­cio de con­su­mo ma­si­vo que per­mi­te a mu­cha gen­te te­ner ser­vi­cio eléc­tri­co cuan­do an­tes no lo te­nía.

Pa­ra po­der ha­cer el ne­go­cio ren­ta­ble tu­vie­ron que com­pren­der có­mo vi­ven esas per­so­nas, qué ca­pa­ci­da­des o li­mi­ta­cio­nes tie­nen, sus de­seos y con­su­mos, y pa­ra­le­lo a eso, có­mo fun­cio­na­rían los ca­na­les de dis­tri­bu­ción pa­ra lle­gar a esas co­mu­ni­da­des, ya que es­tas son las más ais­la­das y mar­gi­na­das en tér­mi­nos de dis­tan­cia. A pe­sar de ello, des­de

Newspapers in Spanish

Newspapers from Guatemala

© PressReader. All rights reserved.