SIN LI­MI­TA­CIO­NES

Revista Actitud - - ENTREVISTA -

Juan Pa­blo Cas­ti­llo tu­vo su pri­mer en­cuen­tro con la mú­si­ca cuan­do te­nía 13 años. Ha mi­nis­tra­do la ala­ban­za en igle­sias co­mo Fa­mi­lia de Dios, Llu­vias de Gra­cia y lue­go en Vi­da Real. Su pa­sión por la ado­ra­ción le ha he­cho lle­var la mú­si­ca por va­rios paí­ses.

¿CÓ­MO INI­CIÓ EN LA ADO­RA­CIÓN?

Tu­ve el pri­vi­le­gio de co­no­cer a Mi­guel Án­gel Vi­lla­grán “Ma­lin”, y me in­vi­tó jun­to con Kristy Mot­ta a can­tar unos co­ros; tam­bién tu­ve el pri­vi­le­gio de par­ti­ci­par en el dis­co de Kristy Mot­ta “De­cla­ra­mos a las Na­cio­nes”, eso fue en el 2003. Des­pués de eso Ma­lin si­guió in­vi­tán­do­me a par­ti­ci­par en otros pro­yec­tos pa­ra ha­cer co­ros. Tam­bién tra­ba­jé en un pro­yec­to de Paul Wil­bur. Yo se­guía can­tan­do en la igle­sia, que ha si­do un gus­to pa­ra mí y con el sue­ño de un día ha­cer un dis­co, que no se con­cre­ta­ba por di­fe­ren­tes ra­zo­nes.

Tu­vi­mos tam­bién un gru­po que se lla­mó «Ca­mino an­gos­to», en el año 2000. Se gra­ba­ron al­gu­nos sen­ci­llos. Tu­vi­mos la ben­di­ción de te­ner muy bue­nos ta­len­tos, pe­ro ca­da uno te­nía sus pro­pias ac­ti­vi­da­des, en- ton­ces nos cos­ta­ba con­so­li­dar el gru­po. Fue así que me­jor se de­sin­te­gró, prin­ci­pal­men­te por el lla­ma­do de ca­da quien, pe­ro fue una ex­pe­rien­cia muy bue­na; al­gu­nas can­cio­nes las es­cri­bió Rony Madrid.

Con mi li­mi­tan­te fí­si­ca, en mi men­te me de­te­nía pa­ra su­bir a un es­ce­na­rio, pe­ro cuan­do Dios te trans­for­ma sa­bes que lo que te ha­ce fal­ta es lo que Él pue­de ha­cer, por­que su fuer­za se per­fec­cio­na en nues­tra de­bi­li­dad. Em­pe­cé a ver que cuan­do can­ta­ba, la gen­te se me acer­ca­ba y me de­cía que se ins­pi­ra­ban con la mi­nis­tra­ción; vi en esa reac­ción de la gen­te un lla­ma­do que Dios me hi­zo. Sien­to el lla­ma­do de can­tar­le a Él pe­ro tam­bién pa­ra mo­ti­var a las per­so­nas, y esa ha si­do mi pa­sión, de­mos­trar­le a la gen­te que sí se pue­de; en Dios to­do es po­si­ble.

¿CUÁL ES EL PRO­PÓ­SI­TO DEL DIS­CO “EN TU TIEM­PO”?

La ra­zón del dis­co es mo­ti­var a la gen­te a que si es­tán es­pe­ran­do al­go de Dios, que no ol­vi­den que Dios es per­fec­to. Al oír el dis­co quie­ro que re­cuer­den que Dios es so­be­rano, que Él nun­ca lle­ga tar­de, siem­pre lle­ga a tiem­po; mo­ti­var a creer en Dios y si al­go

Newspapers in Spanish

Newspapers from Guatemala

© PressReader. All rights reserved.