SE­QUE­CHUL

Revista D - - FONDO -

Sán­chez de Al­dea­nue­va. En sus pro­ban­zas, Juan Pérez Lo­bo al ha­blar de los as­cen­dien­tes de su es­po­sa, iden­ti­fi­ca a Men­cía co­mo la hi­ja del rey Se­que­chul, quien to­mó ese nom­bre al acep­tar la fe cris­tia­na.

Men­cía Se­que­chul fue pri­me­ro man­ce­ba de Pe­dro de Alvarado, y lue­go, por ra­zo­nes qui­zá po­lí­ti­cas o de con­ve­nien­cia per­so­nal, de­ci­dió ale­jar­se de ella y la ca­só con Sán­chez de Al­dea­nue­va, hom­bre de su confianza, a quien pro­ba­ble­men­te le se­du­jo la idea por la do­te que le en­tre­gó De Alvarado.

Men­cía Se­que­chul pro­creó ocho va­ro­nes y cua­tro mu­je­res, y tu­vo 22 nie­tos. Uno de sus hi­jos, Juan Sán­chez de Al­dea­nue­va, na­ció en Guatemala cer­ca de 1528, se ca­só en 1552 con Ca­ta­li­na Ro­drí­guez y fue­ron padres de va­rios hi­jos, en­tre ellos Men­cía Ro­drí­guez, quien na­ció cer­ca de 1571 y con­tra­jo ma­tri­mo­nio en 1591 con el por­tu­gués Juan Pérez Lo­bo, au­tor de las pro­ban­zas que des­per­ta­ron el in­te­rés del in­ves­ti­ga­dor gua­te­mal­te­co. El Me­mo­rial de So­lo­lá cuen­ta que Be­lehé Qat, o Se­que­chul, mu­rió “la­van­do oro”, lo que se en­tien­de co­mo el pa­go de tributo a los con­quis­ta­do­res. No pre­ci­sa si es­tu­vo pre­so u obli­ga­do a tra­ba­jos for­za­dos. Fa­lle­ció en 1532.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Guatemala

© PressReader. All rights reserved.