Gio­van­ni Batz

“Así des­cu­brí mi iden­ti­dad” An­tro­pó­lo­go, hi­jo de padres gua­te­mal­te­cos, na­ció en Es­ta­dos Uni­dos, don­de ob­tu­vo va­rios tí­tu­los pro­fe­sio­na­les. Vi­si­ta de for­ma cons­tan­te Guatemala pa­ra apo­yar a las co­mu­ni­da­des del área ixil.

Revista D - - FRENTE - Por Wi­lliam Oli­va

Su es­pa­ñol es flui­do y con­ci­so, a pe­sar de que na­ció y cre­ció en Los Án­ge­les. Es hi­jo de padres gua­te­mal­te­cos que mi­gra­ron en for­ma ile­gal a EE. UU. en 1982, du­ran­te los años más cruen­tos de la gue­rra in­ter­na en el país.

Gio­van­ni Batz, cu­yo lo­gro más re­cien­te fue cul­mi­nar el doc­to­ra­do en An­tro­po­lo­gía, cuen­ta los mo­ti­vos que lo lle­va­ron a ren­con­trar­se con sus raí­ces, a ali­men­tar su lu­cha por el pue­blo ixil y so­bre el mo­vi­mien­to que bus­ca con­so­li­dar la iden­ti­dad de los hi­jos de los in­mi­gran­tes gua­te­mal­te­cos na­ci­dos en EE. UU. pa­ra que vuel­van la mi­ra­da y ac­cio­nes en fa­vor del país.

Gio­van­ni, de 31 años, ha ob­te­ni­do va­rios tí­tu­los aca­dé­mi­cos y des­ta­ca­dos pre­mios.

Se doc­to­ró en An­tro­po­lo­gía So­cial en la Uni­ver­si­dad de Aus­tin, Te­xas, y ob­tu­vo una maes­tría en Es­tu­dios La­ti­noa­me­ri­ca­nos en esa misma al­ma má­ter.

Es li­cen­cia­do en Cien­cias Po­lí­ti­cas por la uni­ver­si­dad Es­ta­tal de Ca­li­for­nia y fue fa­ci­li­ta­dor y tu­tor de la Uni­ver­si­dad Ixil en Guatemala.

Por su la­bor hu­ma­ni­ta­ria ha re­ci­bi­do, en­tre otros, el ga­lar­dón de la Co­mi­sión de De­re­chos Humanos de Guatemala en EE. UU.

Cuén­te­nos de us­ted y su fa­mi­lia.

Mi­guel Án­gel Batz Co­yoy, mi pa­pá, es ta­pi­ce­ro, y mi ma­má, Mi­riam Gra­cie­la Uri­bio López, es tra­ba­ja­do­ra do­més­ti­ca. Mi her­mano ma­yor, Mi­ke, quien na­ció en Guatemala, tra­ba­ja con mi pa­dre, ellos vi­ven en Los Án­ge­les.

Cla­ra Co­yoy Ix­cot, mi abue­la, tie­ne 95 años y re­si­de en La Li­mo­na­da, zo­na 5 de la Ciu­dad de Guatemala.

En cuan­to a mí, pues con los es­tu­dios y el tra­ba­jo que­da muy po­co tiem­po pa­ra el ocio, pe­ro me gus­ta pa­sear en mi bi­ci­cle­ta.

Cuan­do es­toy en Guatemala dis­fru­to de com­par­tir con la gen­te y la co­mi­da. Me gus­tan mu­cho los ta­ma­les, box­bo­les —pla­ti­llo tí­pi­co ve­ra­pa­cen­se—, los ato­les y chu­rras­cos, prin­ci­pal­men­te los de la calle.

¿Có­mo lo­gró su desa­rro­llo pro­fe­sio­nal?

Me ha cos­ta­do mu­cho, pe­ro sin lu­gar a dudas fue a tra­vés del ejem­plo de mis padres. Ellos siem­pre han tra­ba­ja­do y sa­cri­fi­ca­do sin que­jar­se nun­ca, con el úni­co objetivo de que no­so­tros, sus hi­jos, tu­vié­ra­mos mu­chas me­jo­res opor­tu­ni­da­des.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Guatemala

© PressReader. All rights reserved.