¿POR hi­dra­tar­se? QUÉ es im­por­tan­te

Revista D - - DE TODO UN POCO -

Por­que, de no ha­cer­se, pue­de ser mor­tal. Es­tu­dios in­di­can que el cuer­po hu­mano pier­de en­tre 2 y 2.5 li­tros de agua dia­rios. Fun­cio­nes co­mo res­pi­rar, ori­nar, de­fe­car o trans­pi­rar re­du­cen de for­ma sig­ni­fi­ca­ti­va los lí­qui­dos, por lo que de­ben ser re­pues­tos pa­ra man­te­ner el ba­lan­ce hí­dri­co del or­ga­nis­mo. Cuan­do no se res­ti­tu­yen ocu­rre la des­hi­dra­ta­ción y con es­ta se ac­ti­va el me­ca­nis­mo de sed.

Cien­tí­fi­cos re­fie­ren que la ma­yor par­te del lí­qui­do en los se­res hu­ma­nos se en­cuen­tra en el in­te­rior de las cé­lu­las; el res­to cir­cu­la o se ha­lla en cier­tos ór­ga­nos y te­ji­dos —el 75 por cien­to del ce­re­bro y de los múscu­los son agua; la san­gre y los ri­ño­nes con­tie­nen un 81%; el hí­ga­do, 71%; los hue­sos, 22%; y el te­ji­do adi­po­so, 20%—. Fuen­te: Re­vis­ta Muy In­tere­san­te

Newspapers in Spanish

Newspapers from Guatemala

© PressReader. All rights reserved.