La her­ma­na pe­que­ña de Ibi­za

La is­la Pi­tiu­sa de For­men­te­ra es un re­du­ci­do pa­raí­so de en­sue­ño.

Revista D - - VIAJES - Por No­ra Ci­fuen­tes

E s la más pe­que­ña de las is­las Pi­tiu­sas (Es­pa­ña) en cuan­to a po­bla­ción, pe­ro no por ello de­ja de ser un gran lu­gar pa­ra vi­si­tar: For­men­te­ra, la Ba­lear me­nor, ofre­ce una al­ter­na­ti­va de tran­qui­li­dad y re­lax sin por ello re­nun­ciar a la fies­ta.

La Agen­cia de Tu­ris­mo de For­men­te­ra des­ta­ca seis rin­co­nes úni­cos que uno no de­be per­der­se si via­ja a es­te si­tio.

Es el ca­so de dos fa­ros: el de la Mo­la, si­tua­do al es­te de la is­la, que es­tá acom­pa­ña­do por un Ju­lio Ver­ne he­cho es­ta­tua en un en­torno ru­ral, y el del Cap de Bar­ba­ria, po­pu­la­ri­za­do por ser uno de los es­ce­na­rios del fil­me Lu­cía y el se­xo. Un lu­gar re­co­men­da­do pa­ra dis­fru­tar de las pues­tas de sol y que se en­cuen­tra jun­to a la his­tó­ri­ca To­rre des Ga­rro­ve­ret.

La web tu­rís­ti­ca tam­bién ha­ce es­pe­cial hin­ca­pié en los es­tan­ques. El Es­tany des Peix, una la­gu­na ideal pa­ra los prac­ti­can­tes de de­por­tes acuá­ti­cos, con en­tra­da al mar; y el Es­tany Pu­dent y Ses Sa­li­nes, que ha­rá las de­li­cias de or­ni­tó­lo­gos y aman­tes de la na­tu­ra­le­za, ade­más de si­tuar­se en el Ca­mino De Es Brolls, que cuen­ta con aguas dul­ces sub­te­rrá­neas.

El de­sier­to de Sa Pe­dre­ra, he­cho de ex­tra­ñas for­ma­cio­nes ro­co­sas, pue­de vi­si­tar­se des­de el mar. Cuen­ta con pre­sen­cia abun­dan­te de po­si­do­nia en­tre la na­tu­ra­le­za ma­ri­na. Por otro la­do, la fin­ca de Can Ma­rroig ofre­ce la po­si­bi­li­dad de lle­var a ca­bo un pic­nic y dis­fru­tar de la na­tu­ra­le­za pro­te­gi­da.

Por úl­ti­mo, Es Ca­ló de San Agustí es un pe­que­ño pue­blo pes­que­ro que cuen­ta con un puer­to na­tu­ral, con los acan­ti­la­dos de La Mo­la al es­te, y con las ca­las de are­na de Ses Plat­ge­tes al oes­te. Un rin­cón en­can­ta­dor muy cer­ca de la fa­mo­sa Ru­ta 25, que ofre­ce es­pec­ta­cu­la­res pa­no­rá­mi­cas.

PLA­YAS PA­RA­DI­SÍA­CAS

Si por al­go des­ta­ca el tu­ris­mo en For­men­te­ra es por sus pla­yas, gran­des ex­ten­sio­nes de are­na mu­cho me­nos ma­si­fi­ca­das que las de sus her­ma­nas ma­yo­res.

Qui­zá sea es­ta la ra­zón de que es­ta pe­que­ña is­la la que más fa­mo­sos al­ber­ga por me­tro cua­dra­do, se­gún pu­bli­có en el 2013 la re­vis­ta es­pa­ño­la Diez Mi­nu­tos.

De he­cho, es­te año el me­dio Be­kia.es pu­bli­có di­ver­sas fo­tos de ce­le­bri­da­des dis­fru­tan­do de las cos­tas de For­men­te­ra en sus va­ca­cio­nes ve­ra­nie­gas: des­de el ar­gen­tino Leo Mes­si, al mo­de­lo Mar­co Fe­rri, pa­san­do por el fut­bo­lis­ta Iker Mu­niain o las ma­ni­quíes An­to­ne­lla Roc­cuz­zo y Da­nie­lla Se­maan, son mu­chas las es­tre­llas que han si­do cap­ta­das por los me­dios dis­fru­tan­do de es­te pe­que­ño pa­raí­so.

Ses Ille­tes, la más po­pu­lar y con­cu­rri­da, fue ele­gi­da la sép­ti­ma pla­ya más bo­ni­ta del mun­do y la pri­me­ra de Eu­ro­pa en los pre­mios Tra­ve­llers Choi­ce Pla­yas de Tri­pAd­vi­sor el año pa­sa­do. Pe­se a su no­to­rie­dad y afluen­cia, cuen­ta con al­gu­nos rin­co­nes ca­si de­sier­tos.

Si­tua­da en la pe­nín­su­la de Es Tru­ca­dors, Ille­tes ocu­pa la ca­ra oes­te y se en­cuen­tra cer­ca de las pla­yas de Lle­vant, al es­te, y es­tá mu­cho me­nos ma­si­fi­ca­da, al igual que Es Ca­vall d’en Bo­rràs, al oes­te.

Es­te en­torno pa­ra­di­sía­co se en­cuen­tra en­glo­ba­do en el Par­que Na­tu­ral de Ses Sa­li­nes d’Ei­vis­sa i For­men­te­ra, un lu­gar de gran pro­tec­ción me­dioam­bien­tal cu­ya zo­na ver­de re­quie­re una ta­sa pa­ra los vi­si­tan­tes que no uti­li­cen vehícu­los eléc­tri­cos, bi­ci­cle­ta o va­yan a pie.

En la pro­pia pe­nín­su­la de Es Tru­ca­dors, po­de­mos en­con­trar­nos otras de­li­cias pla­ye­ras, co­mo la is­la pri­va­da de S'Es­pal­ma­dor que, pe­se a su con­di­ción, es de li­bre ac­ce­so al pú­bli­co, y cu­ya pla­ya más fa­mo­sa es S'Al­ga.

Al sur de la is­la se en­cuen­tra la enor­me pla­ya de Mig­jorn, una ex­ten­sión de 5 ki­ló­me­tros en for­ma de me­dia lu­na. Cer­ca su­yo es­tá Es Ca­ló des Mort, una pe­que­ña ca­la se­pa­ra­da de la zo­na por una ex­ten­sión ro­co­sa y es­car­pa­da.

Pa­ra los que pre­fie­ren es­tas pla­yas ro­co­sas, la Ca­la en Bas­ter, en el ex­tre­mo oc­ci­den­tal de la is­la, ofre­ce va­ra­de­ros de bar­cos en cue­vas na­tu­ra­les y pa­re­des ca­li­zas; y la cos­ta de Tra­mun­ta­na, que ocu­pa la par­te nor­te cen­tral, es uno de los rin­co­nes más tran­qui­los de For­men­te­ra.

FIES­TA

El tu­ris­mo me­dioam­bien­tal e his­tó­ri­co, los de­por­tes acuá­ti­cos y na­tu­ra­les, los en­can­tos ru­ra­les y las pla­yas de en­sue­ño, no son to­do lo que ofre­ce For­men­te­ra. Pe­se es­tar a la som­bra de Ibi­za, la is­la cuen­ta tam­bién con su pro­pia ofer­ta de ocio, fies­ta y di­ver­sión.

Aun­que la is­la cuen­te so­lo con una dis­co­te­ca, Xue­ño, en­con­tra­mos al­ter­na­ti­vas más tran­qui­las co­mo la Fon­da Pe­pe, en Sant Fe­rran, que atrae al sec­tor bohe­mio y hip­pie y al que los ar­tis­tas acu­den en bus­ca de ins­pi­ra­ción.

Ade­más, en For­men­te­ra se en­cuen­tra el Be­so Beach, lo­cal del fa­mo­so Jor­ge Bra­za­lez, co­no­ci­do cam­peón del con­cur­so te­le­vi­si­vo Mas­te­rChef. Los quios­cos, con su ofer­ta gas­tro­nó­mi­ca y coc­te­le­ra, dan la po­si­bi­li­dad de dis­fru­tar de la mú­si­ca y el bai­le en ple­na are­na.

En ve­rano, las fies­tas po­pu­la­res y verbenas, los ci­clos de cine al ai­re li­bre, las ac­tua­cio­nes de mú­si­ca en di­rec­to, y los fes­ti­va­les cul­tu­ra­les o even­tos de­por­ti­vos, com­ple­tan la va­ria­da ofer­ta de la me­nor de las Is­las Ba­lea­res.

For­men­te­ra es, en de­fi­ni­ti­va, un pe­que­ño pa­raí­so ideal pa­ra las va­ca­cio­nes ve­ra­nie­gas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Guatemala

© PressReader. All rights reserved.