BO­TÁ­NI­CA

Pro­pie­da­des del chi­pi­lín, plan­ta ori­gi­na­ria de Cen­troa­mé­ri­ca.

Revista D - - ASÍ LO VIVÍ - Tex­to y fo­to Jo­sé Luis Es­co­bar

E l ca­rac­te­rís­ti­co olor de sus ho­jas se pue­de re­co­no­cer con fa­ci­li­dad en una so­pa con arroz y en los tra­di­cio­na­les ta­ma­li­tos. Más allá de su aro­ma, el chi­pi­lín tie­ne un al­to ni­vel de nu­trien­tes.

Acer­ca de es­ta plan­ta, fray Fran­cis­co Xi­mé­nez (1666-1729) anotó en His­to­ria Na­tu­ral del Reino de Gua­te­ma­la que “es un ar­bus­to mon­tés que cre­ce por sí mis­mo en los cam­pos. Sus ho­jas se gui­san y se co­men co­ci­das en agua sin más con­di­men­to por­que son de buen gus­to y olor”.

El cro­nis­ta des­cri­bió otras va­ria­cio­nes del ali­men­to, cu­yo nom­bre cien­tí­fi­co es Cro­ta­la­ria lon­gi­ros­tra­ta, que per­te­ne­ce a la fa­mi­lia de las fa­bá­ceas o le­gu­mi­no­sas. Sus ho­jas con­tie­nen ca­lo­rías, pro­teí­nas car­bohi­dra­tos, fibra, cal­cio, fós­fo­ro, hie­rro, tia­mi­na, ri­bo­fla­vi­na, nia­ci­na y áci­do as­cór­bi­co.

“Es una plan­ta im­por­tan­te de Gua­te­ma­la y es, pro­ba­ble­men­te, la más con­su­mi­da de la especie Cro­ta­la­ria. Sus ho­jas tier­nas se co­ci­nan y co­men co­mo la es­pi­na­ca y otras hier­bas. Se pue­de con­se­guir en los mer­ca­dos, ata­da en ra­mas”, in­di­can Paul Stand­ley y Ju­lian Ste­yer­mark en Flo­ra de Gua­te­ma­la.

Los au­to­res apun­ta­ron que su ori­gen es náhuatl, uno de los idio­mas pre­co­lom­bi­nos de Mé­xi­co. En la ac­tua­li­dad es­tá re­la­cio­na­do con la pa­la­bra tzi­pitl, que se pro­nun­cia chí­pil, y alu­de a un ni­ño muy pe­que­ño o a uno a quien se le aca­ba de sus­pen­der el pe­río­do de la lac­tan­cia.

“En len­gua pi­pil de El Sal­va­dor quie­re de­cir gri­llo, aun­que tam­bién se le co­no­ce co­mo cohe­ti­llo. En ja­cal­te­co se lla­ma tca­pin, en k’iche’ much y en mam chop”, in­di­ca el agró­no­mo Aní­bal Mar­tí­nez Mu­ñoz en Hierba mo­ra, chi­pi­lín, jí­ca­ma y ble­do pa­ra ali­men­tar­se con ca­li­dad y eco­no­mía.

En su obra Stand­ley y Ste­yer­mark su­gie­ren que la al­dea Chi­pi­la­pa, en Es­cuintla, fue nom­bra­da así en aten­ción a la abun­dan­cia de la plan­ta en di­cha re­gión. Re­la­cio­na­ron de igual ma­ne­ra el ca­se­río Los Chi­pi­li­nes, en Huehue­te­nan­go.

ME­DI­CI­NAL

El Ma­nual de plan­tas me­di­ci­na­les del al­ti­plano de Gua­te­ma­la pa­ra el uso fa­mi­liar, de Mé­di­cos Des­cal­zos, se­ña­la que se em­plean las ho­jas y las flo­res pa­ra uso te­ra­péu­ti­co.

Pa­ra com­ba­tir el in­som­nio y los ner­vios su­gie­re “co­cer tres ra­mi­tas por ta­za de agua y to­mar­la an­tes de dor­mir. Su ac­ción so­bre el sis­te­ma ner­vio­so ha si­do de­mos­tra­da. A par­tir de una do­sis de 20g/kg en­con­tra­mos efec­tos se­da­ti­vos e hip­nó­ti­cos (Cro­ta­la­ria vi­te­lli­na)”.

El chi­pi­lín no tie­ne to­xi­ci­dad, pe­ro otras es­pe­cies de Cro­to­la­ria con­tie­nen al­ca­loi­des que sí pue­den ser­lo.

CO­MES­TI­BLE

Las ho­jas y las flo­res se con­su­men en arroz, ta­ma­les, co­ci­das o fri­tas, con­di­men­ta­das con ajo y ce­bo­lla, so­las o con otras ver­du­ras y hier­bas. En cal­do, jun­to con ejo­te y la fru­ta del ayo­te. So­fri­tas, con el ble­do, qui­le­te y to­ma­te. “Por ser muy fres­co, no se re­co­mien­da co­mer ho­jas de chi­pi­lín cuan­do se es­tá ama­man­tan­do, pues pue­de oca­sio­nar­le ga­ses al be­bé”, sub­ra­ya Ar­man­do Cá­ce­res en Plan­tas de uso me­di­ci­nal en Gua­te­ma­la.

En­tre sus com­po­nen­tes ac­ti­vos ha­lla­mos las vi­ta­mi­nas y mi­ne­ra­les. Si bien el

ma­nual de Mé­di­cos Des­cal­zos re­sal­ta sus va­lo­res nu­tri­ti­vos no re­co­mien­da co­mer­la du­ran­te va­rios días se­gui­dos.

En do­sis más con­cen­tra­das tie­ne efec­tos nar­có­ti­cos, pur­gan­tes y vo­mi­ti­vos. El in­for­me Ac­ti­vi­dad an­ti­bac­te­ria­na de plan­tas usa­das en Gua­te­ma­la pa­ra el tra­ta­mien­to de in­fec­cio­nes, de la Di­rec­ción Ge­ne­ral de In­ves­ti­ga­ción de la Uni­ver­si­dad de San Carlos, de­ter­mi­nó que las se­mi­llas con­tie­nen un al­ca­loi­de tó­xi­co, pe­ro la con­si­de­ra una plan­ta de uso se­gu­ro en co­ci­mien­to por su am­plio uso po­pu­lar co­mo ali­men­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Guatemala

© PressReader. All rights reserved.